Mini cheescake

Yamila Papa Pintor · 27 diciembre, 2018
Procura refrigerar la tarta durante un par de horas antes de servirla. De este modo evitarás que el queso pierda cuerpo y la tarta no se desmoronará

¿Te gustaría aprender a preparar mini cheescake? Estas tartas de queso individuales pueden ser perfectas para un cumpleaños, una merienda con amigos o un desayuno especial. ¡No te pierdas las siguientes recetas!

Receta nº 1 de mini cheescake

Mini cheescake

El tiempo de cocción para esta mini cheescake es de 40 minutos aproximadamente.

Ingredientes:

  • 1 taza de galletas tipo María.
  • ¼ taza de mantequilla derretida.
  • 2 paquetes de queso tipo Philadelphia.
  • ¼ taza de azúcar.
  • 1 cucharada de harina.
  • 1 cucharadita de extracto o esencia de vainilla.
  • Un huevo.
  • 2 cucharadas de leche.
  • 1 yema de huevo.

Quizás también te interese leer: 3 postres light para no sentir culpabilidad

Pasos a seguir:

  1. En la batidora, coloca el queso crema a temperatura ambiente y luego el azúcar, mezclando ambos hasta lograr una pasta homogénea.
  2. Derrite la mantequilla y mezcla con las galletas tipo María, previamente molidas con un mortero.
  3. Coloca una cucharada de la mezcla de galletas y mantequilla en cada uno de los moldes que utilizarás para los mini cheesecake. Presiona un poco con los dedos.
  4. Lleva al horno a 180ºC durante 6 minutos, simplemente para que se doren un poco.
  5. Mientras tanto, puedes añadir la harina y la esencia de vainilla en el queso crema y remueve bien.
  6. Añade la yema, la leche, el huevo y bate hasta que todo se integre.
  7. Retira del horno los moldes y rellena con una o dos cucharadas de la mezcla anterior, dejando una cuarta parte del molde vacía, para permitir que crezcan de tamaño.
  8. Hornea durante 20 minutos a 190ºC. Para saber si ya están listos, procura que el centro de la  mini cheescake se mueva pero los lados estén cocidos.
  9. Saca del horno y deja que se enfríen a temperatura ambiente.
  10. Coloca en la nevera durante 2 horas y pasado este tiempo, decora con mermelada de fresas o de frutos rojos.

Receta nº 2 de mini cheescake

Estas tartas de queso individuales son realmente deliciosas, quedarás como un experto chef con solo pasar una hora (o menos) en la cocina. Presta atención a los elementos necesarios para esta receta.

Lee también: Cómo hacer tarta de requesón sin horno

Ingredientes:

Para la base:

  • 100 gramos de galletas de vainilla.
  • 1 cucharada de azúcar.
  • 5 cucharadas de mantequilla derretida.

Para el relleno:

  • 450 gramos de queso Philadelphia.
  • 130 gramos de azúcar.
  • Una pizca de sal.
  • 2 huevos.
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla.
  • 120 ml de queso batido.
  • La ralladura de medio limón.

Pasos a seguir:

barritas cheesecake

Los pasos a seguir para disfrutar de estas dulzuras son:

  1. Precalienta el horno a 150ºC y prepara una bandeja con 12 moldes para cupcakes o tartas pequeñas.
  2. Tritura bien las galletas. Puedes usar la trituradora de alimentos o un mortero, lo que prefieras. Tiene que quedarte una especie de polvo granulado.
  3. Añade la mantequilla derretida y el azúcar y mezcla todo bien.
  4. Reparte esta mezcla texturada en cada uno de los moldes, aplastando un poco con la cuchara para que quede bien compacta.
  5. Cubre los moldes con papel film y leva a la nevera hasta que la masa de queso esté lista.
  6. Para ello, coloca el queso Philadelphia en la batidora y mezcla hasta obtener una textura bien cremosa.
  7. Añade el azúcar y la sal, sigue batiendo para que se integren bien los ingredientes.
  8. Coloca uno a uno los huevos y bate nuevamente.
  9. Finalmente, coloca el extracto de vainilla y la ralladura de limón.    
  10. Retira de la nevera los mini cheescakes y luego de sacar el papel film, vierte la mezcla en cada uno de los moldes.
  11. Coloca la bandeja en el horno durante 20 minutos aproximadamente. Para saber si ya están listos, introduce un cuchillo o palo metálico en el centro. Si sale seco, ya puedes apagar el horno.
  12. Deja que se enfríen en la encimera de la cocina, sin tapar ni colocar en la nevera.
  13. Puedes decorar de la manera que más te guste, como por ejemplo, con fresas cortadas en rebanadas, chocolate blanco rallado, mermelada de frutos rojos, etc.
  14. Lleva a la nevera durante dos horas por lo menos antes de servir, para evitar que el queso se colapse un poco y toda la decoración se desmorone.
  15. Se aconseja llevar a la mesa envuelto en papel film, sobre todo si hace mucho calor.
  • Ramírez-López, C., & . (2012). Quesos frescos: propiedades, métodos de determinaci ón y factores que afectan su calidad. Temas Selectos De Ingenieria De Alimentos. https://doi.org/10.1038/sj.pcan.4500935
  • NESTLÉ ECUADOR. (2010). Recetario.
  • Lezcano, E. P. (2010). Cereales para el desayuno. Alimentos Argentinos.