Minijardín, 6 ideas geniales para tenerlo

A la hora de crear nuestro propio minijardín es muy importante tener en cuenta el espacio del que disponemos y las plantas que mejor van con este tipo de composiciones

Un minijardín es un pequeño espacio que se puede aprovechar para colocar plantas y así obtener todos los beneficios que nos brinda la naturaleza.

En un mundo que es cada vez más de cemento y con una vida llena de ocupaciones y exigencias, surge una modalidad simple para volver a conectarse con el verde, con lo esencial.

Ventajas de los minijardines

Los minijardines tienen muchas ventajas que podemos tener en cuenta si aún no nos hemos decidido a tener uno en casa:

  • Se pueden formar en espacios reducidos. No es necesario contar un parque inmenso para tenerlos.
  • Los puedes realizar tú mismo.
  • Te conectan con la naturaleza y favorecen el flujo de la energía positiva.
  • Te ayudarán a disminuir el nivel de estrés, ya que tranquilizan.
  • Despejarás tu mente, debido a que estarás concentrado en otra cosa y así lograrás mantenerte en paz.
  • Le puedes dar tu toque personal y son una decoración perfecta para el interior de tu casa.
  • Puedes tener plantas aromáticas y así mejorar el ambiente de tu hogar.
  • Tienes la posibilidad de tener una pequeña huerta y cosechar tus propios alimentos.
  • El mantenimiento es muy simple.
  • No necesitas realizar una inversión grande de dinero.

Materiales y pasos para realizar tu propio minijardín

Materiales para realizarlo

Si te has decidido a tener tu propio minijardín en casa, ten en cuenta los materiales que necesitarás para empezar a formarlo:

  • Maceta o recipiente de contención. Debe ser profundo, para que contenga las raíces, y con perforaciones abajo para que el agua pueda drenar.
  • Tierra, arena, piedras pequeñas, carbón vegetal.
  • Elementos decorativos. Los que tú prefieras, pueden ser puentes, figuras pequeñas. Puedes crearlas con madera, piedras pequeñas o cerámicos.

Quedan muy lindos cuando les agregan iluminación o pequeños lagos artificiales.

Entre los elementos vegetales que puedes elegir te recomendamos:

  • Musgos. Es una planta ideal para un minijardín, ya que por su estructura y la forma apiñada en la que crece almacena humedad y esto ayuda a que las plantas se mantengan verdes por más tiempo.
  • Plantas. Debes elegir muy bien el tipo de planta que deseas colocar, preferiblemente pequeñas, que vayan a crecer de forma lenta y que no necesiten mucho sol, si las quieres colocar en el interior de tu hogar.

Antes de comenzar con el proyecto debes pensar en este punto.

A continuación te contamos cómo debes proceder para realizar un minijardín hermoso:

  • En primer lugar, llena un tercio el fondo de la maceta con arena o musgo.
  • A continuación añade la tierra y coloca las plantas con cuidado. Procura dejar suficiente espacio entre ellas.
  • Después, cubre con tierra, riega y decora a tu gusto.

Visita este artículo: 6 trucos de moda para una buena decoración de interiores

6 ideas geniales para tener minijardines

1. Minijardín en latas recicladas

Mini jardín en latas recicladas

Puedes utilizar latas de conservas o de cualquier producto y pintarlas a tu gusto. No olvides hacer perforaciones en el fondo.

Si lo deseas, puedes colocarlas en una pared en fila. Finalmente puedes decorarlas y dejarlas en un lugar a la vista

2. En tazas

Aunque no lo creas, puedes realizar un hermoso minijardín en una taza.

  • Recuerda hacer perforaciones en la base para que drene el agua.
  • Te conviene usar piedritas pequeñas y plantas como los cactus que no necesitan tanta humedad.

3. Puedes usar baldes

Puedes usar baldes

Si son grandes, los baldes y cubos te permiten colocar varias plantas y adornos.

Si tienes varios cubos con plantas puedes crear hermosas composiciones en rincones de tu hogar y, además, les puedes agregar iluminación.

4. Corchos de botellas 

El corcho natural es un material perfecto para las plantas, ya que retiene la humedad.

  • Toma un corcho y, con la ayuda de un cuchillo o una navaja haz un agujero,  de forma que quede un hueco que pueda alojar una planta.
  • Coloca tierra, pon una planta pequeña, vuelve a rellenar con tierra y decora.
  • Repite el proceso con varios corchos. A continuación, átalos con un hilo y cuélgalos de una pared. También puedes pegarlos separados a una superficie.

5. Botellas plásticas

Botellas plásticas

Dale un toque de originalidad a tu hogar con estos minijardines reciclados:

  • En primer lugar, lava bien la botella y túmbala. 
  • Con un cúter, realiza un corte horizontal, de modo tal que quede lugar para tu minijardín y para que el plástico contenga la tierra.
  • Realiza perforaciones en la base y añade tierra, arena, piedras pequeñas o musgos.
  • Elige las plantas de tu agrado para tu minijardín reciclado: recuerda que si son pequeñas es mejor.
  • Para terminar, decora a tu gusto.

¿Quieres conocer más? Lee: Desafía tu creatividad con estas 7 originales ideas para decorar botellas

6. Cajas de madera

Si deseas un minijardín un poco más grande puedes aprovechar las cajas de madera que desechan en las verdulerías. Recuerda colocar algo en los costados para que no se salga la tierra.

  • El tamaño te permite crear un hermoso minijardín, ya que tienes más espacio. Tu imaginación puede volar y crear cosas asombrosas.
  • Puedes agregar un moldecito plástico pintado de azul con agua y así tener un lago artificial.
  • Los caminos con piedras pequeñas quedan hermosos. 
  • Es ideal para sembrar algunas hierbas o verduras que luego puedes consumir.

Es asombroso contemplar un minijardín. Además, hacerlo tú mismo te ayudará a conectar con la naturaleza y descubrirás un hobby apasionante a la vez que decoras tu hogar.

¡Ponte ya manos a la obra! Y cuéntanos como te fue.