Minimiza las arrugas de tu rostro con esta crema casera de ajo y arcilla

Daniela Castro 19 enero, 2017
¿Sabías que tanto el ajo como la arcilla pueden ser tus mejores aliados para eliminar las toxinas, revitalizar y rejuvenecer la piel? Al mezclarlos en esta crema aprovechamos las virtudes de ambos

La aparición temprana de arrugas es uno de los problemas estéticos con los que muchas mujeres tienen que lidiar dentro de su rutina de belleza.

Aunque es inevitable que estas aparezcan al llegar a cierta edad, algunas las desarrollan desde edades jóvenes debido al debilitamiento que sufre la piel por los rayos del sol y los radicales libres del ambiente.

Y, aunque existen muchos hábitos para minimizar y prevenir su deterioro, casi siempre es necesario recurrir a productos y tratamientos con propiedades regenerativas.

El problema es que la mayoría tienden a ser demasiado costosos y no todas tienen el dinero suficiente para adquirirlos de forma continua.

Además, por su composición química, muchos pueden ocasionar efectos secundarios indeseados sobre las pieles más sensibles.

La buena noticia es que hay fórmulas caseras que, a partir de ingredientes naturales, ofrecen efectos similares sin necesidad de invertir demasiado.

Entre estas nos encontramos con una crema casera de ajo y arcilla, conocida por sus propiedades para reafirmar y rejuvenecer.

En esta ocasión te contamos cuáles son sus beneficios y cómo prepararla a través de unos simples pasos.

Crema casera de ajo y arcilla para reducir las arrugas faciales

La crema casera de ajo y arcilla es un producto cosmético natural que se ha hecho popular por sus propiedades para desintoxicar la piel y disminuir el aspecto de las arrugas prematuras.

Su combinación de ingredientes concentra una cantidad significativa de nutrientes esenciales que, tras ser absorbidos a través de los poros, promueven la producción de colágeno y elastina.

También actúa como un exfoliante natural, idóneo para limpiar las impurezas que se van quedando retenidas en la superficie cutánea.

Además, sirve para tonificar y prolongar la elasticidad de la piel, disminuyendo la flacidez y las líneas finas.

Lee también: Las mejores formas de tonificar el cuello y reducir la papada

Beneficios del ajo

Ajo

El ajo es uno de esos alimentos medicinales que le brindan múltiples beneficios a la salud de la piel.

Es rico en sustancias antioxidantes, vitaminas y minerales cuya aplicación minimiza el daño oxidativo para evitar el envejecimiento precoz.

Cuenta con compuestos antiinflamatorios y antibacterianos que contribuyen a tratar problemas como el acné, los puntos negros y las infecciones de la piel.

Sus activos sulfurosos facilitan la eliminación de la piel muerta y mejoran el proceso de oxigenación celular para lograr una dermis joven y saludable.

Beneficios de la arcilla

Tratamiento de sal, arcilla y miel

La arcilla es un material de origen natural cuya riqueza en minerales la ha convertido en una excelente aliada de la belleza de la mujer.

Tiene propiedades antisépticas que ayudan a absorber los gérmenes y las impurezas que suelen afectar los poros de la piel.

Es antiinflamatoria, por lo que ayuda a controlar el enrojecimiento, la irritación y otros síntomas de las principales afecciones cutáneas.

Es uno de los mejores ingredientes para revitalizar y rejuvenecer la piel, dado que sus compuestos activan la circulación, promueven la eliminación de las toxinas y aumentan la producción de colágeno.

Está recomendada para acelerar la recuperación de los tejidos lesionados, a la vez que favorece su cicatrización y regeneración.

Es ideal para regular el pH natural del rostro, por lo que disminuye el exceso de producción de sebo y los granos de acné.

Por si fuera poco, tiene un efecto reafirmante que minimiza la flacidez y los signos de la edad asociados a esta.

Visita este artículo: Cómo preparar una mascarilla casera para cerrar los poros con ingredientes naturales

¿Cómo preparar esta crema casera de ajo y arcilla?

Haz una mascarilla semanal

Para potenciar los beneficios del ajo y la arcilla proponemos preparar esta crema con un poco de miel orgánica.

Este ingrediente mejora su pH para la piel y contribuye a retener la humedad para evitar las agresiones y la sequedad.

Ingredientes

  • 2 dientes de ajo
  • 1 cucharada de arcilla blanca (10 g)
  • 2 cucharadas de miel pura (50 g)
  • Agua fría (la necesaria)

Preparación

  • Pon los dientes de ajo en un mortero y tritúralos hasta obtener una pasta espesa.
  • Luego, mézclala con la arcilla blanca y la miel de abejas.
  • A continuación, agrégale agua y asegúrate de obtener una textura cremosa.

Modo de aplicación

  • Recoge tu cabello hacia atrás y asegúrate de dejar el rostro bien descubierto.
  • Limpia todo rastro de maquillaje y procede a aplicar el producto.
  • Ten cuidado con el contorno de los ojos y la boca, ya que son áreas más sensibles.
  • Si gustas, extiende el producto sobre el cuello y el escote para conseguir mejores resultados.
  • Deja que actúe de 15 a 20 minutos y enjuaga.
  • Úsala dos o tres veces a la semana.

Procura incorporar esta sencilla crema en tus hábitos de belleza regular y descubre cuán útil es para minimizar las arrugas, las manchas y otros signos que relevan el envejecimiento.

¡Te encantará!

Te puede gustar