Minipizzas de hojaldre

Mariela Ibarra 29 marzo, 2015
El hojaldre es un ingrediente muy versátil que puedes tener en cuenta para darle un poco de variedad a tus recetas sin complicar su proceso de preparación.

Las minipizzas de hojaldre son una deliciosa opción para darle un toque especial a la receta tradicional de la pizza, y no es que haya algo malo con ella, simplemente que en la variedad está el placer, y si además viene en bocados, pequeños será mucho mejor

El hojaldre es un ingrediente que puedes tener en cuenta para hacer las preparaciones más variadas, así que aprovéchalo, verás que su versatilidad será muy útil para darle un poco de variedad a tus recetas, sin que esto implique complicar su proceso de preparación. Así que presta mucha atención, porque estas minipizzas son algo que no querrás perderte:

Ingredientes

  • 2 cebollas grandes
  • Espárragos
  • Queso mozarella
  • Tomates cherry
  • Champiñones
  • Pimiento rojo o verde
  • Masa de hojaldre
  • Una yema de huevo
  • Orégano, aceite de oliva y sal

Preparación

minipizzas patata

Con esta receta obtendrás un resultado rápido y delicioso, además no requiere mayores destrezas culinarias y es perfecta para aquellos que se estén aventurando en la cocina.

Lo primero que deberás hacer es cortar la cebolla en aros delgados, calienta en una sartén un poco de aceite de oliva y sofríela durante unos minutos, una vez esté lista resérvala en un recipiente. Corta el pimiento en juliana y sofríelo también en la misma sartén que utilizaste para la cebolla y resérvalos en un recipiente diferente al de la cebolla.

Pon a calentar agua en una olla pequeña y cuando esté burbujeando, pon a cocinar los espárragos durante 3 minutos. Después refréscalos usando un poco de agua fría, escúrrelos bien para eliminar el exceso de agua y resérvalos. Debes hacer lo mismo con los champiñones después de cortarlos en láminas, solo que a estos debes darle solo 1 minuto en el fuego, será más que suficiente.

Ahora pasamos a nuestra masa de hojaldre. Pon tu masa sobre una bandeja que previamente has enharinado o esté recubierta de papel para horno, esto es solo una precaución, no es común que se pegue. Tampoco será necesario que la estires o la pinches con un tenedor para que no se infle. Solo déjala sobre la bandeja cuidando que quede bien estirada.

Corta la masa en cuadrados, del tamaño que quieres que queden tus minipizzas y sepáralas un poco para que no se peguen durante el horneado. Una vez las tengas a una distancia prudencial, unta un poco de la yema del huevo en cada una de ellas, ayudándote con un pincel o brocha de cocina y precalienta el horno a 180°C.

Ahora todo es cuestión de montar tu minipizza. Pon en la base la cebolla, después el pimiento, los champiñones, el queso mozarella rallado y los tomates cherrys cortados en láminas. Espolvorea todo con orégano o pimienta (aunque esto es opcional) y de último deja los espárragos.

Lleva tu bandeja al horno y déjala ahí durante aproximadamente media hora, pero no olvides estar verificando, no querrás que se te pase el tiempo y se quemen las minipizzas. Un truco para saber cuando están listas, es que al intentar levantarlas con un tenedor o espátula, estas se despegarán del papel sin ningún problema.

Una vez estén listas, déjalas enfriar durante unos cuantos minutos y ya están, las puedes disfrutar en el momento que te plazca.

Consejos adicionales

Hojaldre

  • Puedes preparar tu minipizza de hojaldre con los ingredientes que más se acomoden a tu gusto, incluso esta receta se presta para que puedas reciclar algunos ingredientes que no hayas usado en otras preparaciones y así evitar perderlos. Pero ten presente que debes contar con el comportamiento de los ingredientes bajo determinados elementos (por ejemplo la temperatura, tiempo de cocción, etc.) y así evitarás estropear tus preparaciones.
  • Si prefieres, puedes picar la cebolla finamente, en lugar de cortarla en aros. Esto depende de tu gusto y el de tus comensales.
  • Las medidas de los ingredientes dependerán estrictamente de la cantidad de minipizzas que vayas a preparar y de lo saturado que quieres que esté de ingredientes.
  • Las láminas del tomate pueden ser gruesas, por ejemplo cortándolas sencillamente a la mitad.
Te puede gustar