Mitigar los dolores durante las primeras semanas de embarazo

7 octubre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por el médico Mario Benedetti Arzuza
Es posible que la mujer embarazada experimente diversas molestias de intensidad variable. Para tratarlas adecuadamente debe seguir las instrucciones de su médico, evitar la automedicación y los remedios naturales.

Los dolores durante las primeras semanas de embarazo son normales, excepto cuando se presenten en conjunto con otros síntomas que pudieran agravar la sensación de malestar.

Estos cólicos pueden variar en intensidad, por lo que debemos prestar especial atención y consultar al médico para determinar a tiempo cualquier otra patología que incida en el correcto crecimiento del bebé.

Posibles causas de los dolores durante las primeras semanas de embarazo

Gases durante el embarazo.

Los dolores durante las primeras semanas de embarazo se generan por el estiramiento que se produce en el abdomen para adaptar el espacio que requiere el feto con el fin de desarrollarse. Este tipo de molestia es superable, pues es de intensidad baja y no suele durar mucho.

Asimismo, los ligamentos del útero se van estirando produciendo un malestar similar al padecido durante el dolor menstrual. Generalmente, ocurre durante el primer trimestre del embarazo, cuando el organismo va cambiando en función del proceso de gestación.

Existen ciertos tipos de cólicos que se manifiestan con sensación de hinchazón en el abdomen que son provocados por las contracciones del útero propias de este período. 

Por último, las molestias intestinales producidas por la disminución del ritmo del proceso digestivo durante el embarazo y los gases retenidos pueden ser la causa de otro tipo de dolores.

Ver también: 5 claves para tener un embarazo sano

Aspectos a considerar

Si las molestias superan los primeros tres meses debes estar atenta, en especial si percibes calambres agudos en una zona específica del abdomen, durante un tiempo prolongado y de manera frecuente.

También, presta atención a posibles hemorragias vaginales, fiebre y vómito, ya que son señales de que algo no anda bien. Acude a tu médico y plantéale todos los síntomas, sin obviar detalles.

Los problemas que pudieran presentarse si no atiendes a tiempo cualquiera de estos síntomas pueden generar problemas mayores, tales como parto prematuro, desprendimiento de la placenta y, en el peor de los casos, un aborto espontáneo.

¿Cómo mitigar los dolores? 

Para mitigar los dolores, lo más recomendable es seguir las indicaciones del médico. En algunos casos, puede bastar con tomarse un tiempo para reposar, beberse una infusión de manzanilla y relajarse, pero en otros casos, puede que lo más recomendable sea salir a dar un paseo.

En caso de que sea difícil de sobrellevar el dolor, lo más adecuado es acudir al médico cuanto antes.

dolores durante las primeras semanas de embarazo

Recomendaciones

  • Es importante que la embarazada resuelva todas las inquietudes con el profesional y evite recurrir a la automedicación y el uso de remedios naturales, ya que ambas cuestiones son riesgosas para su salud y la del feto. 
  • Mantener una buena higiene postural.
  • Evitar el uso de prendas de ropa ajustadas y zapatos de tacón.
  • Colocarse una compresa caliente sobre la zona afectada (el vientre o la espalda).
  • Dormir de lado y, si lo desea, con un almohada para embarazadas.
  • Mantener una dieta equilibrada, con un consumo apropiado de fibra, para evitar el estreñimiento. La papaya y la avena son alimentos que favorecen la digestión.
  • Hacer ejercicio de forma regular, según las indicaciones del médico. 

El tipo de ejercicio debes consultarlo con tu médico. Aunque, casi siempre una caminata y dinámicas ligeras es lo más indicado, cuidando siempre no hacer movimientos bruscos ni esfuerzos innecesarios que puedan afectar al feto.