Mitomanía: síntomas y causas

09 Octubre, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la filósofa Maria Alejandra Morgado Cusati
Todas las personas han mentido, por lo menos, una vez en la vida. En especial en situaciones en las que se requiere salir de un aprieto u obtener algún beneficio. Sin embargo, existen individuos que mienten de manera constante y por razones patológicas.

La mitomanía se ha utilizado como motivo de burla siempre, pero no resulta un problema menor. De hecho, aunque no se la considere enfermedad en ningún manual diagnóstico, complica la vida de las personas que la padecen.

Los mitómanos son individuos que mienten constantemente y por placer. En estos casos, el relato de falsedades es un mecanismo que compensa una serie de problemáticas. Para comprender mejor esta condición, a continuación se presentan los síntomas y causas de la mitomanía.

¿Qué es la mitomanía?

La mitomanía se trata de un cuadro patológico caracterizado por la tendencia a contar mentiras o falsedades de forma consciente y voluntaria, en parte. Los contenidos de los relatos suelen ser aventuras ficticias y extraordinarias, las que son producto de la actividad imaginativa del sujeto en conjunto con sus recuerdos.

De esta forma, se incluye lo que se conoce como falsificación retrospectiva, que consiste en distorsionar recuerdos reales mediante acontecimientos o interpretaciones falsas. Entre las características esenciales de la mitomanía se encuentran las siguientes:

  • El relato puede ser probable y guardar cierta similitud con los hechos reales.
  • Las aventuras imaginarias pueden presentarse en diversas situaciones y a lo largo del tiempo. Así, llegan a configurar engaños complejos y sistemáticos.
  • Por lo general, la temática de las aventuras varía. No obstante, el protagonista suele ser el mitómano.

Este trastorno se diferencia de la emisión de una simple mentira, pues esta última es una falsificación voluntaria de los hechos, cuyo fin es obtener una ventaja o escabullirse de una situación comprometedora. En cambio, el mitómano no siempre busca beneficios personales.

Hombre miente y su sombra lo delata.
La mitomanía es un síntoma de algún trastorno de base que se expresa así.

También lee: Mentira infantil: qué hacer si mi hijo miente

Pseudología fantástica

Algunos especialistas suelen utilizar la idea de pseudología fantástica como sinónimo de mitomanía. Es una denominación psiquiátrica muy poco utilizada, sin embargo, es importante tenerla presente.

Similar a la mitomanía, la pseudología fantástica se caracteriza por el relato de aventuras ficticias muy bien elaboradas que comprenden situaciones dramáticas y extraordinarias. Asimismo, el engaño dura muchos años y, en ocasiones, hasta la vida entera.

Síntomas de la mitomanía

A inicios de 1900, la mitomanía se concibió como una patología específica e independiente. Pero en la actualidad se considera un síntoma en sí mismo que se manifiesta dentro de diferentes afecciones psiquiátricas. Así, dependiendo del cuadro clínico, variará. Entre estas patologías se encuentran las siguientes.

Personalidad histriónica

Las personas crean relatos relacionados con su sexualidad, bien sea de forma directa o indirecta. En estos casos, el mitómano es el protagonista y se presenta como seductor, seducido, deseado o admirado. Por lo general, las fantasías distorsionan sus recuerdos.

Sociópatas

Las historias inventadas lo colocan en el papel de héroe o víctima. Los objetivos suelen ser los de justificar determinadas conductas, esconder un acto delictivo o cometer un delito. El perfil es el típico de los estafadores, quienes poseen habilidades para demostrar convicción y seguridad en sus relatos.

Personalidad borderline

La expresión de ficciones resulta ser un mecanismo para incrementar la autoestima de la persona, como un intento de ser aceptado por sí mismo y por los demás. El término borderline se refiere, en realidad, al trastorno límite de la personalidad.

Estas personas tienen dificultades para sostener relaciones sociales a lo largo del tiempo. La inestabilidad se manifiesta en el cambio de opinión casi constante que tienen respecto a los vínculos con los demás.

Narcisistas

Por lo general, los relatos ficticios de los narcisistas son expresados para magnificarse. Es decir, se caracterizan por la demostración exagerada de éxito, poder, valía personal o belleza.

Síndrome de Münchausen

Se trata de personas que simulan padecer una enfermedad corporal, lo que deriva en diversas hospitalizaciones e, incluso, cirugías. Algunos investigadores suponen que la mitomanía es el trastorno de base y el síndrome serían las manifestaciones conductuales secundarias.

Descubre: Trastornos facticios, los que crean enfermedades

Causas de la mitomanía

Las causas de la mitomanía son diversas y difieren dependiendo de la historia personal del individuo. Sin embargo, se han identificado rasgos comunes que subyacen al establecimiento de esta patología:

  • Dificultad para aceptar la propia realidad: por lo que la creación de una fantasía permite aceptarse a sí mismo y a los demás.
  • Sentimientos de inferioridad, culpa o frustración afectiva: en este caso, la elaboración y manifestación de ficciones ayudan a estas personas a compensar las experiencias desagradables.
  • Carencia de habilidades para afrontar la realidad: por lo que las mentiras representan un mecanismo de defensa.

Tratamientos

La mitomanía, al ser considerada un síntoma de otras patologías, no cuenta con un tratamiento específico. Pues el mismo dependerá de los cuadros psiquiátricos que se presentan de base, como por ejemplo los trastornos de personalidad ya comentados.

En dichos casos, el abordaje fundamental es la intervención psicoterapéutica que suele estar complementada con fármacos, como ansiolíticos o antidepresivos. Es poco común que estas personas asistan a psicoterapia por voluntad propia.

Los casos que llegan a ser atendidos son personas que acuden al servicio de psicología por otras razones. Como por ejemplo, solicitar certificados para esquivar las consecuencias jurídicas de sus conductas.

Mitómano esconde su rostro en una máscara.
Los mitómanos no buscan ayuda por sí mismos, por lo que arribar al abordaje terapéutico es difícil.

¿Qué recordar sobre la mitomanía?

La pseudología fantástica y la mitomanía son dos términos diferentes que se utilizan para describir al mismo fenómeno. Se considera al trastorno un síntoma de una patología psiquiátrica más compleja.

Es un mecanismo que propicia bienestar en sujetos con baja autoestima, con sentimientos de inferioridad, culpa o falta de seguridad en sí mismos. Los síntomas y causas son diversos y dependerán del trastorno psiquiátrico que esté de fondo.

De igual manera, las características del tratamiento psicoterapéutico variarán en función de la patología subyacente. De una u otra manera, el abordaje debe ser realizado por profesionales de la salud mental.

  • King BH, Ford C V. Pseudologia fantastica. Acta Psychiatr Scand. 1988;77(1):1–6.
  • Lapidus J. La mentira infantil. Las tesinas de Belgrano. Universidad de Belgrano; 2005.
  • Rivera R, Zamarro M. La mitomanía en la clínica actual . A propósito de un caso clínico The mythomania in the actual clinic . About one clinical case. 1990;10(34):345–53.
  • GREY, JESSICA S., TYLER DURNS, and BRENT M. KIOUS. "Pseudologia Fantastica: An Elaborate Tale of Combat-related PTSD." Journal of Psychiatric Practice® 26.3 (2020): 241-245.
  • Mantilla Gutiérrez, Juan Camilo. Vivencia de la mentira en el modo de ser histriónico: estudio de caso. MS thesis. Universidad del Norte, 2018.
  • Thom, Robyn, Polina Teslyar, and Rohn Friedman. "Pseudologia fantastica in the emergency department: a case report and review of the literature." Case Reports in Psychiatry 2017 (2017).
  • Casas Rivera, Rafael, and M. L. Zamarro Arranz. "La mitomanía en la clínica actual. A propósito de un caso clínico." Revista de la Asociación Española de Neuropsiquiatría. 10.34 (1990): 345-344.
  • Plewes, John M., and Fagan JG. "Trastornos facticios y simulación." Tratado de psiquiatría. 2a ed. Barcelona: Ancora (1996): 659-68.