Mitos sobre alimentos que debemos dejar de creer

Lorena González · 20 junio, 2017
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la pedagoga en educación física y nutricionista Elisa Morales Lupayante el 16 enero, 2019
Es muy importante comer de todo y en cantidades equilibradas. De hecho, para aprender a comer bien es muy favorable consultar las dudas y las dietas buenas que se pueden seguir con nutricionistas. 

En ocasiones se puede tener una idea equivocada acerca de las propiedades y beneficios de determinados alimentos. Conocer ciertos mitos sobre alimentos y en concreto sobre sus características puede ayudar mucho a la persona. Sobre todo a la hora de seguir una verdadera alimentación equilibrada.

En primer lugar, es importante eliminar el concepto de que hay alimentos buenos y malos. Suele ser su composición y los hábitos bajo los que los consumimos los que provocan una buena o mala reacción de nuestro cuerpo.

Del mismo modo, la existencia de los ultraprocesados y la publicidad que de ellos se hace en muchos casos confunde a la población. Consumir alimentos procesados no es favorable. Lo bueno para el organismo es comer comida real.

Es muy importante comer de todo y en cantidades equilibradas. De hecho, para aprender a comer bien es muy favorable consultar las dudas y las dietas buenas que se pueden seguir con nutricionistas.

alimentos ricos en proteínas

1. Beber agua en las comidas hace subir de peso: Falso

De algún modo, se ha llegado a extender la creencia de que beber agua en las comidas engorda. Esto no es así, por lo que se trata de una afirmación completamente falsa. Recuerda que el agua no aporta calorías, por lo que es imposible que provoque un aumento de peso.

Lo que sí puede ocurrir es que se retengan líquidos por otra serie de motivos. Si esto ocurriera, lo mejor es acudir a un médico para consultar las posibles causas y soluciones al problema.

El agua es fundamental para la supervivencia humana. Lo más recomendable es consumir entre dos y tres litros diarios, también en las comidas.

Lee también: Las 5 mejores dietas para perder peso

2. Los alimentos light ayudan a bajar de peso: Falso

Este tipo de alimentos no son milagrosos, y por lo tanto no hacen bajar de peso mágicamente. Simplemente disminuyen la cantidad de calorías que contienen.

Así que no creas que por tomar este tipo de alimentos conseguirás reducir el peso porque no es cierto. Aunque su nivel de calorías sea menor que el de su versión normal, siguen siendo productos calóricos.

Del mismo modo, también se ha escuchado que los alimentos integrales tienen menos calorías. Esta afirmación tampoco es exacta. La creencia errónea de que alimentos integrales tienen menos calorías que los que no lo son está muy extendida.

No obstante, en comparación, sí pueden aportar una mayor cantidad de fibra. Pero a nivel calórico, como decimos, no existen distinciones sustanciales.

Para adelgazar de forma eficaz, lo más recomendable es acudir a un especialista para obtener une verdadera dieta sana y eficaz que seguir. Comer de forma equilibrada y realizar deporte de forma habitual son los métodos más válidos.

3. Tomar fruta después de comer hace subir de peso: Falso

Comer fruta como postre no va a hacer que aumentes de peso. Mucho se ha hablado sobre si tomar fruta antes de comer era más beneficioso que si se hacía después, pero nada de esto es cierto. Al menos, no en los términos que indican que se pueda engordar más o menos por ello.

Lo que sí puede ocurrir es que, al consumir fruta antes de una comida principal, el cuerpo tiende a saciarse más. Por lo que se podrá ingerir menos comida tras ello.

No obstante, hay que tener en cuenta que el aporte calórico ingerido es el mismo si se hace antes o después.

La fruta es un alimento muy saludable con muchas propiedades positivas para el cuerpo. Los especialistas recomiendan consumir al menos cinco piezas de fruta al día. El momento en el que se consuman es lo de menos.

Visita este artículo: Por qué debemos comer huevos varias veces por semana

8. La carne alimenta más que el pescado: Falso

Como se ha dicho anteriormente, es muy importante mantener una alimentación equilibrada. Comer de todo resulta fundamental, en cantidades equitativas. En este caso, tanto la carne como el pescado son productos con importantes propiedades que aportan más o menos el mismo nivel de proteínas.

Lo que sí difiere de un alimento a otro posiblemente sea el tipo de grasa que ingerimos. La grasa de la carne es más saturada que la del pescado. Por ello no hay que incurrir en un consumo excesivo. En el caso del pescado, la ingesta habitual puede ser considerada como más inofensiva.

Pescado azul

Es muy importante informarse de forma profesional. En concreto sobre temas que afectan de forma directa a la persona. Como es en este caso la alimentación saludable.

  • Clark, N. (2011). Dieting, weight & exercise Finding a healthy balance. Hellenic Journal of Nutrition & Dietetics.
  • Every day health, https://www.everydayhealth.com/diet-nutrition/10-myths-and-facts-about-water.aspx
  • https://books.google.es/books?hl=en&lr=&id=yz8aBQAAQBAJ&oi=fnd&pg=PR3&dq=myths+food&ots=G2sGxXGkSw&sig=htOukBnLCENKu1Iju9S2U5qhm9w&redir_esc=y#v=onepage&q=myths%20food&f=false