10 mitos de la alimentación actual que debes desterrar

Ivan Aranaga Amengual·
26 Marzo, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el farmacéutico Sergio Alonso Castrillejo al
04 Enero, 2019
Muchos mitos de la alimentación no tienen una base científica y pueden hacer que estemos perdiendo vitaminas o que, en lugar de bajar de peso, incluso lo estemos ganando.
 

A la hora de hacer una dieta nos enfrentamos a una extensa lista de dificultades. Puede que nos impidan lograr el objetivo de perder peso de una manera saludable y que, además, el adelgazamiento logrado no se prolongue en el tiempo. Los principales enemigos de las dietas son los mitos de la alimentación.

En una sociedad en la que existe una avalancha de información, no es de extrañar que se extiendan constantemente un sinfín de bulos sobre los efectos de algunos alimentos sobre el peso corporal.

Por ello, te explicaremos los 10 mitos de la alimentación que debes desterrar por completo de tu vida.

10 mitos de la alimentación comunes

10 mitos de la alimentación comunes.
¿Es realmente cierto que la fruta engorda después de las 16:00 horas?

1. Comer fruta como postre nos hace engordar

Muchas personas aseguran que comer fruta después de la comida puede hacernos engordar. Sin embargo, esta afirmación no tiene plena validez, pues, científicamente no se ha podido comprobar tal creencia.

No hay razón para creer que las frutas te aportarán más calorías por haberlas ingerido después de las comidas. O por comerlas por la noche u otros momentos en concreto.

Las frutas son alimentos que cuentan con la misma cantidad de calorías sin importar el momento en que las comas. Al contrario, las frutas son bajas en calorías y ofrecen nutrientes importantes para el cuerpo como agua, fibra, minerales, vitaminas y azúcar natural.

 

2. Comer productos integrales hace que pierdas peso

Alimentos variados con fibra.
La fibra es un alimento saludable pero un mito en la pérdida de peso.

La mayoría de las personas que se encuentran haciendo una dieta se sienten convencidas de que perderán peso solo por el hecho de comer productos integrales. No es así. Este es uno de los mitos de la alimentación más comunes que existe.

Verdaderamente, vale la pena comer productos integrales, pero no porque por sí solos hagan perder peso, sino porque contienen más fibra y minerales que los que están hechos con harinas refinadas. De hecho, puede que tengan la misma cantidad de calorías.

El beneficio está en que la fibra genera la sensación de saciedad, por lo que puede contribuir a disminuir el hambre y, por lo tanto, controlar la ansiedad por comer, que es lo que sí impide que bajes de peso.

Lee este artículo: 6 importantes razones por las que no debe faltar fibra en tu dieta

3. Los jugos pierden las vitaminas

Desde hace algunos años se discute la idoneidad de tomar jugos en lugar de frutas. Muchos recomiendan consumir solo la fruta. Esto se debe a que, supuestamente, el jugo pierde su cantidad de vitaminas.

Sin embargo, esto no es cierto. La cantidad de vitaminas en el jugo se mantiene intacta con el pasar de las horas.

 

Expertos como Deborah García Bello, química, divulgadora científica y autora de ¡Que se le van las vitaminas! comentan que no es necesario que te prepares el zumo y lo consumas de inmediato por temor a la pérdida de las vitaminas.

4. La grasa vegetal engorda menos que la proveniente de fuente animal

Es recomendable consumir grasas vegetales en vez de animales, pero no porque tengan menos calorías. En realidad, las calorías aportadas por ambos tipos de grasa son iguales a 9 kcal/g.

El beneficio de las grasas vegetales radica en que cuentan con elevados contenidos de ácidos grasos insaturados, que son indispensables para el buen funcionamiento del organismo. Además, los vegetales grasos tienen muchos micronutrientes.

No obstante, existen alimentos animales con alta concentración de estos ácidos grasos, como son los pescados. Por lo que no deben faltar en tu dieta estos alimentos.

5. No comer carbohidratos

Alimentos variados con carbohidratos.
Los carbohidratos son necesarios para el cuerpo y deben ser la base de una dieta equilibrada.

Este puede que sea uno de los mitos de la alimentación más perjudiciales, ya que demasiadas personas lo creen, sin que sea verdad.

En general, se cree que los carbohidratos son los principales responsables del exceso de peso. Sin embargo, en realidad se trata de los compuestos más importantes de la dieta, ya que son los responsables de aportar la energía necesaria para que el organismo funcione.

 

Eso sí, es preferible optar por los carbohidratos complejos, como las verduras, los granos y los cereales.

6. Los productos light, por sí solos, ayudan a adelgazar

Muchos caen en el error de creer que están comiendo más sano porque consumen solo productos light. De hecho, algunos creen que por ser light pueden permitirse comer más, cuando la realidad es otra. Estos productos son iguales a los originales, pero con una disminución en algunos de sus componentes.

Es decir, si comes una galleta con la etiqueta de light puede que sea exactamente igual a la tradicional, pero en una presentación más pequeña. En ciertos casos, tal vez la presentación sea igual pero se hayan extraído algunas calorías de su contenido.

No obstante, en cualquiera de los casos, si comes mucho de este producto no habrás ahorrado caloría alguna.

7. El pan te hace engordar

Por sí solo, ningún producto alimentario nos hace engordar. Se trata de uno de los mitos de la alimentación más extendidos.

Puede que el pan cuente con un alto aporte calórico, pero lo que engorda no es el pan en sí, sino consumir en total muchas más calorías de las que requieres.

  • Bien sea pan o cualquier otro alimento, si lo comes en exceso, superando el límite de las calorías diarias necesarias, vas a engordar.

8. La cerveza engorda

 

Muchos relacionan la cerveza con la aparición de la llamada “barriga cervecera”. Sin embargo, varios estudios han demostrado que la cerveza no se relaciona con la obesidad.

Ojo, eso no quiere decir que sea precisamente saludable consumida en grandes cantidades y de forma regular. Como siempre, los excesos son perjudiciales y, sobre todo, con el alcohol.

9. No cenar

Muchos dejan de cenar para adelgazar y otros lo hacen para hacer que su ‘metabolismo se acelete’. No cometas ese error. Con ello solo pasarás hambre y estarás predisponiéndote a hacer incursiones a la cocina por la noche, y no precisamente para buscar alimentos saludables, sino snacks y cualquier cosa que pilles.

En lugar de dejar de cenar, lo más recomendable es que cuides lo que comes por la noche y busques opciones ligeras, nutritivas y lo suficientemente saciantes. También debes tener en cuenta que es bueno que evites comer a altas horas de la noche, ya que así perjudicarás tu calidad de sueño.

¿Lo sabías? Conoce las frutas que te ayudarán a bajar de peso en menor tiempo

10. Eliminar el azúcar

Cuando se hace referencia al daño que puede causar este elemento, se está hablando del azúcar refinada. Es necesario consumir cierta cantidad de azúcar, pero siempre con moderación.

Sea como fuere, si quieres realizar un régimen alimentario adecuado debes buscar la asesoría de un especialista en nutrición. De esa manera, te asegurarás de conocer cuáles son las necesidades de tu cuerpo y los requerimientos apropiados.

 

Descubre: ¿Cuáles son las diferencias entre glucosa y fructosa?

¿Aún con dudas?

Puedes consultar la Guía sobre Bulos en Alimentación que desmonta las principales falsas creencias sobre alimentos. Por otra parte, siempre puedes consultar con tu médico cualquier inquietud que puedas tener en torno a tu dieta, peso u otro aspecto de tu salud.

  • Eresdeportista.com Los ácidos grasos y el deporte [Online] Available at: eresdeportista.com/dieta-nutricion/los-acidos-grasos-y-el-deporte/
  •  Beer consumption and the ‘beer belly’: scientific basis or common belief? Eur J Clin Nutr. 2009;63(9):1143-9