Mitos sobre la diabetes que debes olvidar por completo

Brunilda Zuñiga 14 junio, 2016
La mayoría de los mitos sobre la diabetes que hay en la actualidad se deben al desconocimiento o a la falta de información por parte de la sociedad

Cuando una persona es diagnosticada con diabetes lo que más le duele es el sacrificio que debe hacer.

No más cereales ni pan, y ni hablar de otros muchos mitos sobre la diabetes que seguramente has escuchado.

Es en este punto cuando comienzan las frustraciones porque debes vigilar todo lo que entra en tu boca.

Apenas te están anunciando que tienes la enfermedad y ya empezaste a pensar en lo difícil que debe ser vivir con algo que requiere de tanto cuidado a la salud física.

De por sí, las personas que no tienen diabetes viven pensando en la cantidad de dulces que van a comer para no desarrollar complicaciones.

Si bien la diabetes es una enfermedad médica crónica que afecta al 8,5 de la población adulta mundial, a continuación te presentamos algunos mitos sobre esta enfermedad que debes empezar a ignorar.

La diabetes tipo 1 y tipo 2 son similares

tipos de diabetes

Este mito provoca que muchas personas tiendan a confundirse con el tratamiento, lo que puede derivar en problemas médicos mayores. Imagina que te diagnostican diabetes tipo 2, por ejemplo, y tu familia compra medicamentos para combatir la diabetes tipo 1.

Seguramente ellos han tenido buenas intenciones pero, en lugar de mejorar la situación, la están agravando.

Para evitar el primero de los mitos sobre la diabetes y tener una visión más clara de la diferencia que hay entre ambos tipos, es importante saber lo que cada uno de ellos representan:

  • Cuando diagnostican a una persona con diabetes tipo 1, significa que su cuerpo no produce insulina.

Todo el mundo necesita la insulina, que es la hormona producida por el páncreas. Esta aporta energía en forma de glucosa a las células.

La diabetes tipo 1 es una enfermedad autoinmune que provoca que el cuerpo ataque por error a las células productoras de insulina.

  • La diabetes tipo 2 aparece cuando el cuerpo sí produce insulina, pero no la utiliza eficazmente. Cuando hay este tipo de diabetes se dice que hay resistencia a la insulina.

Si es tu caso, es posible que necesites una pequeña dosis extra para ir a trabajar.

Lee también: ¡Cuidado! El insomnio puede hacer que suframos diabetes

Las personas con diabetes tienen que utilizar la insulina

Entre los mitos sobre la diabetes, este se relaciona con el anterior. Muchas personas creen que todos los pacientes con diabetes deben inyectarse insulina.

La realidad es que al 100% de quienes tienen tipo 1 se les debe inyectar insulina y solo al 30% de las personas con tipo 2 se les da este tratamiento.

No obstante, en este último es poco común. La diabetes tipo 2 se puede controlar con medicamentos orales que trabajan para disminuir la cantidad de azúcar en la sangre y favorecer el aumento de la insulina en tu cuerpo.

Ambos tipos de diabetes pueden regularse con una rutina de ejercicios, una dieta nutritiva que ayude a evitar los picos de azúcar en la sangre, e incluso mantener la tensión equilibrada.

En el caso de la diabetes tipo 2, el consumo de medicamentos se puede reducir si se logra un equilibrio en la salud. En la diabetes tipo 1 se necesita insulina de por vida, además de las recomendaciones anteriores.

Si tienes diabetes no puedes comer carbohidratos

carbohidratos

Claro que sí puedes comer carbohidratos. Aunque, si tienes diabetes, obviamente, has de comerlos en pocas porciones. No obstante, no necesitas eliminarlos del todo.

Para combatir el tercero de los mitos sobre la diabetes debes visitar a un nutricionista para que te indique la cantidad que debes consumir.

Un antojo no está mal, pero debes cuidarte bien para poder darte un gusto de vez en cuando. Si se convierte en un hábito diario estarás atentando contra la salud de tu cuerpo y hasta contra tu propia vida.

Los carbohidratos que debes olvidar son los sintéticos o de bajo aporte nutricional:

  • Pan
  • Azúcares
  • Edulcorantes
  • Refrescos
  • Dulces

Hay carbohidratos ricos en fibra, como las lentejas, los frijoles, la calabaza y las papas. Estos retrasan la digestión y ayudan a mantener relativamente estables los niveles de azúcar en sangre.

Comer demasiada azúcar causa diabetes

Este es el más común de los mitos sobre la diabetes y, la verdad, muchos estudiosos han determinado que los azúcares no causan esta enfermedad.

Más bien, la diabetes es una respuesta a una complicada relación entre los carbohidratos y los azúcares.

También puede que se deba a un historial de diabetes en la familia, por nuestro peso o por la forma en que nuestro cuerpo se ajusta a todo lo anterior.

Recuerda que no todos los azúcares son iguales. Por ejemplo, la fructosa que encuentras en las frutas naturales causa menos daño que los azúcares que encuentras en los dulces.

Visita este artículo: La importancia del conteo de carbohidratos para un diabético

La diabetes no es una enfermedad grave

efectos de la diabetes

Esta enfermedad es bastante grave. El hecho de que no vayas a morir por diabetes no significa que no vaya a producir complicaciones. Si no tomas las medidas adecuadas para controlar el problema, puede conducir a:

  • Enfermedades del corazón
  • Derrame cerebral
  • Amputaciones
  • Ceguera
  • Enfermedad renal

Es triste ver a personas con diabetes que empiezan a descuidarse por la creencia de que esta enfermedad no los va a matar. Si bien es cierto, recuerda que sus complicaciones pueden ser aún peores.

Te puede gustar