Mitos y verdades de los juguetes sexuales

No caigas en tabúes ni escuches rumores. Los juguetes sexuales, al igual que todo, tienen sus pros y contras. ¿Quieres descubrir cuáles son? Anímate a explorar el impacto que pueden causar en tu relación.

Los juguetes sexuales no sustituyen la vía natural para disfrutar del sexo.

La mayoría de la gente tiene prejuicios acerca de los juguetes sexuales, principalmente, por ignorancia respecto del tema e influencia de opiniones sin fundamento al punto de que se satanizan estos productos que más bien ayudan a incrementar el placer en las relaciones.

Aunque no lo creas, estos objetos no perjudican tu vida sexual, sino que pueden aportar beneficios para ti y tu pareja para lograr un orgasmo saludable. También, si lo prefieren ambos, disfrutar horas de diversión, lo que derriba muchos mitos existentes y refuerza las verdades sobre los juguetes sexuales.

Mitos de los juguetes sexuales

Hemos preparado este artículo para ayudarte a despejar todas las dudas en relación con los juguetes sexuales que se forman también por ideologías religiosas, normas culturales o por idealizarlos como objetos reservados exclusivamente para la industria pornográfica.

1. Solo los utilizan las personas pervertidas

juguete-sexual

Esta afirmación es falsa y está relacionada con los tabúes que aún rodean al sexo en particular, y a la sexualidad en general. Los juguetes sexuales son utilizados por personas atrevidas que buscan innovar en su vida sexual, disfrutar y divertirse con su cuerpo libremente.

¿Quieres conocer más? Consejos para superar los tabúes sexuales

2. Los juguetes sexuales son nocivos para la salud

Uno de los principales mitos, en relación con estos objetos, es que pueden afectar la salud; esto no es del todo cierto. Actualmente, existe en el mercado una gran variedad de productos especiales y nada nocivos por el tipo de materiales con que son fabricados. Busca bien el que deseas, verifica su material, pero ten presente que el éxito o no del juguete dependerá de la higiene y cuidado que le proporcione.

3. Reemplazan a tu pareja sexual

técnica-del-sexo-oral-mujer

Los juguetes sexuales son un complemento para el acto sexual, no un reemplazo. Un juguete nunca sustituirá a un pene. Lo que hacen estos objetos eróticos es complacer, eliminar la inhibición, activar la creatividad y la diversión en la pareja y facilitar el conocimiento propio de tu cuerpo.

4. La gente ‘normal’ no usa estos juguetes

Falso. Esta creencia señala que los juguetes sexuales son para uso exclusivo de un grupo de personas que se salen de la norma, pero nada más alejado de la realidad. No tienes que ser estrella porno, ni promiscuo ni mucho menos pervertido sexual para incluirlos en el sexo.

5. Solo los utilizan los homosexuales

Principales tabúes sexuales

La sexualidad es una característica individual y la forma cómo la vivas dependerá de ti, por ende, no existe una limitación respecto de estos artilugios. La preferencia por estos aparatos eróticos dependerá más de las fantasías particulares que de la identidad y la orientación sexual.

Verdades sobre los juguetes sexuales

Una información calificada y profesional puede quitarte la venda social que crea la mayoría de las personas por desconocimiento, falsedad o interés de imponer normas acerca de estos artilugios para uso sexual. Saber la verdad puede animarte, incluso, a que pruebes con uno de estos objetos.

Ver también: 5 juguetes sexuales para lesbianas

1. Para todos, no solo para los solteros

Lo cierto es que con los juguetes sexuales se puede disfrutar estando solteros o en pareja. Si estás en pareja, puedes incorporarlos o utilizarlos individualmente porque es importante que tengas en cuenta que tener una vida sexual en pareja no implica dejar de disfrutar la propia.

2. No provocan pérdida de sensibilidad en el clítoris

El secreto del orgasmo femenino

Los juguetes sexuales están especialmente diseñados para evitar lesiones en distintas partes del cuerpo, como el clítoris, y su uso favorece, sobre todo, a las mujeres porque a ellas les toma más tiempo excitarse y llegar al orgasmo que a los hombres. Hay que añadir que, en la medida en que la mujer envejece, se reduce el flujo sanguíneo hacia la vagina y el clítoris, y las paredes vaginales se vuelven más delgadas. Esta es la razón por la que la excitación y el clímax se consiguen más tarde.

3. Para la disfunción sexual

Se escucha decir que productos como los vibradores o los dildos se necesitan cuando alguien no puede lograr lo que se haría por medios naturales, pero los juguetes sexuales lo que hacen es añadir alternativas, no reemplazar nada. Otra gran mentira generalizada.

Sean solamente para ti o para disfrutarlos en pareja, evita llenarte de miedo y de fábulas hacia los juguetes sexuales. La responsable de tu sexualidad eres tú misma y estos artefactos están pensados para que explores nuevas experiencias y crezcas como individuo sexual.

Por ello, los juguetes sexuales incrementan la sensibilidad haciendo que la sangre fluya más rápidamente a los genitales y estimulando el clítoris, lo que facilita el orgasmo. Siendo así, el uso de juguetes sexuales enriquece el disfrute sexual en solitario o en pareja, no lo contrario.

Categorías: Sexo Etiquetas:
Te puede gustar