La moda del DIY (hazlo tú mismo) y sus beneficios para tu salud - Mejor con Salud

La moda del DIY (hazlo tú mismo) y sus beneficios para tu salud

Es posible que ya hayas oído hablar del término “DIY”, lo que se conoce más comúnmente como “hazlo tú mismo”, o en inglés, “Do It Yourself”. En los últimos años se ha alzado como todo un fenómeno social, donde se nos anima a elaborar desde originales piezas de ropa, utensilios para el hogar o para nuestra belleza cotidiana, siempre mediante el ingenio, la habilidad y mucha imaginación.

¿Quién puede resistirse? Son muchas las personas que disfrutan de estas prácticas, las cuales son ya algo más que un simple pasatiempo. Nos entretienen y son, además, medios muy económicos con los que obtener desde preciosos bolsos o cojines de “crochet” hasta peluches, tapices, u originales objetos elaborados con materiales reciclados. ¡Son mil ideas! Propuestas llenas de originalidad y fantasía que, a su vez, nos aportan grandes beneficios para nuestra salud física y emocional.

Hoy queremos hablarte de la moda DIY y de todo lo que puede hacer por ti.

Entendiendo un poco más la moda DIY

re

Generalmente, se suele decir que la moda DIY es un movimiento “anticapitalista” que busca, ante todo, escapar de los estereotipos y el consumismo irracional. En cierto modo, ya sabes de lo que hablamos. ¿Cuántas veces has entrado, por ejemplo, a una tienda de complementos y has acabado comprando más de la cuenta?

En realidad, muchos de esos objetos, ya sean bolsos, pendientes, cajitas para guardar cosas, etc. son cosas que podríamos hacer nosotras mismas. Ahora bien, nos hacen falta buenos materiales. De ahí que, en cierto modo, “no sea tan económico” pero, aún así, el ahorro es considerable. Veamos más datos:

  • La moda DIY busca ahorrar dinero y favorecer el que las personas sean más autónomas en su vida diaria. El DIY también se aplica, por ejemplo, a reparar averías en la fontanería o la electricidad, a restaurar un mueble, a elaborar un jardín. Prácticas donde usar nuestras manos y nuestra capacidad, sin “consumir”.
  • Otro de los principios del DIY es conservar el medio ambiente. Una base esencial es que, siempre que nos sea posible, utilicemos material que podamos reciclar o reutilizar, como es el caso del vidrio, el cartón o el plástico.
  • La moda del DIY ha conseguido, a su vez, algo interesante: corregir la idea de que el bricolaje es una práctica exclusivamente masculina. A día de hoy, el DIY ha supuesto todo un fenómeno femenino, “somos nosotras mismas quienes lo hacemos”. No importa que sean labores de carpintería, de artesanía, o incluso de construcción, puesto que el DIY no se limita únicamente al campo de la costura.
  • Este fenómeno ha salido también del ámbito privado para alzarse como un movimiento mercantil, es decir, muchos han encontrado un medio con el que ganarse la vida. Hoy en día, se aprecia más lo “hecho a mano”, u objetos elaborados con arte, calidad y que, a su vez, son exclusivos. Es por ello que cada vez estén creciendo más portales donde no solo se enseñan a otros a elaborar sus propias creaciones, sino que también se venden.

Beneficios para la salud de la moda del DIY

am_77060_6456996_301617

  • El simple hecho de tener una afición nos va a ayudar mucho en el día a día para relativizar problemas y para aliviar ese estrés que, en ocasiones, no sabemos cómo gestionar. Pocas cosas pueden ser tan satisfactorias como ejercer una tarea a través de las manos, donde vemos que somos capaces de crear, de “producir” algo mediante nuestro esfuerzo e imaginación.
  • La moda del DIY nos ayuda no solo a ahorrar dinero, sino también a sentirnos útiles. Ser capaz de restaurar y decorar una bonita caja para que los niños guarden sus juguetes es muy gratificante. Y más aún, ¿imaginas poder instalar tú misma un grifo? ¿O confeccionar una preciosa lámpara? ¿O hacer un original sillón, con su tapiz incluido? ¡Es fabuloso! Mejoramos nuestra autoestima y nuestra capacidad de logro.
  • El sencillo acto de planear un proyecto, de diseñarlo, de buscar las piezas, de construirlo y, finalmente, verlo terminado, requiere unos increíbles procesos mentales que van a mejorar muchísimo desde nuestra memoria hasta nuestra imaginación.
  • Toda tarea manual nos ayuda a mover las manos, los brazos, a mantenernos activas no solo mentalmente, sino también físicamente. Con ello, mejoramos la movilidad de tus dedos y de tus articulaciones, esas que siempre suelen resentirse en las mujeres, como en el caso del túnel carpiano, o incluso los hombros. Un ejercicio sencillo que te será de gran ayuda.
  • Ya te hemos hablado del importante aspecto del ahorro de dinero, pero hablemos ahora del beneficio de usar diariamente productos que han sido elaborados de modo artesanal y con materiales que nosotros hemos controlado en todo momento. Seguro que ese jersey que has hecho no contiene pinturas perjudiciales ni tintes dañinos, y que esa caja de cartón no tiene pinturas nocivas que tus hijos pequeños puedan ingerir. Si buscas materias primas de calidad, estarás cuidando siempre de tu salud.

Y ahora dinos. ¿Eres tú también una fanática de la moda del DIY? Si no es así, ya lo sabes: empieza hoy mismo.