Modelo de dieta para bajar los triglicéridos

Aunque es posible que si nuestros niveles de triglicéridos son muy altos haya que recurrir a ayuda farmacológica, podemos controlar la hipertriglicidemia por medio de la dieta si hacemos las elecciones adecuadas.

La hipertrigliceridemia o, como la conocemos más comúnmente, los triglicéridos altos, es una condición en la que la cantidad de grasas saturadas en nuestro organismo es excesiva. Cuando esta situación se presenta, urge tomar medidas para bajar los triglicéridos. Por eso, hoy te traemos información sobre ellos y qué puedes hacer a través de la dieta para bajar los triglicéridos. De lo contrario, se podría poner en grave riesgo nuestra salud.

Riesgo de los triglicéridos altos

Lo que llamamos triglicéridos son las grasas saturadas que se generan en nuestro cuerpo. Estas se producen a partir de los ácidos grasos.

Cuando la producción de triglicéridos supera los estándares de normalidad (150 mg/dl), se considera que entramos en estado de hipertrigliceridemia. Esta debe ser tratada de inmediato ya que a la larga podría producir aterosclerosis.

Si tus niveles se encuentran elevados, lo mejor es consultar al médico de inmediato para que te dé un tratamiento adecuado.

Además, puedes complementar esto con una dieta para bajar los triglicéridos. Esta debería contener sobre todo alimentos bajos en grasas saturadas.

Causas

Los triglicéridos altos pueden ser la consecuencia de varios factores. Entre ellos encontramos:

  • Genética. Los antecedentes familiares de hipertrigliceridemia nos ponen en mayor riesgo de llegar a padecerla en el transcurso de nuestra vida.
  • Mala alimentación. La ingesta excesiva de grasas y proteínas, unida a una carencia de fibra, conlleva a la producción elevada de triglicéridos.
  • Obesidad y sobrepeso. Las personas con sobrepeso corren un mayor riesgo de tener los triglicéridos elevados. Por tanto, deben controlarlo tanto como sea posible.
  • Falta de ejercicio físico. Unido a una mala alimentación, el sedentarismo eleva significativamente la posibilidad de que desarrolles hipertrigliceridemia.
  • Tabaco. Fumar es perjudicial por muchísimas razones. En este caso, porque eleva los niveles de los triglicéridos.

Lee este artículo: Las fibras vegetales y sus beneficios en la alimentación

Cómo bajar los triglicéridos altos con dieta

Además de la medicación que pueda prescribirte el médico, es esencial realizar una dieta para bajar los triglicéridos altos. En este plan alimentario se incluirán alimentos que ayudarán al tratamiento de la hipertrigliceridemia.

Dieta para bajar los triglicéridos

Alimentos lácteos

Afortunadamente, con medidas tan simples como mejorar nuestra alimentación podemos normalizar la producción de estos elementos.

En seguida te detallamos algunos alimentos que puedes considerar como tus aliados para bajar los triglicéridos y llevarlos a índices normales.

  • Lácteos descremados. Puedes comer yogur, leche descremada o queso dietético.
  • Huevos. Puedes ingerir claras de huevo a diario. Sin embargo, las yemas no debes consumirlas más de tres veces a la semana hasta que tus índices de triglicéridos bajen a niveles normales.
  • Carnes. Prefiere las carnes magras o la pechuga de pollo. Asimismo, te puedes permitir comer carne de res dos veces a la semana. En todo caso, el método de cocción debe ser a la plancha, a la parrilla o al horno. Además, es preferible tomar pescado a carne, sobre todo el de agua salada.
  • Casi todos los vegetales, preferiblemente crudos.
  • Cereales integrales. Los más beneficiosos para ti si tienes triglicéridos altos son la avena, el germen del trigo, el salvado de trigo y el arroz integral. Estos contienen fibra, lo que te ayudará a eliminar  lípidos.
  • Frutas. Mejor aún si se trata de frutas que se pueden comer con la cáscara, ya que ahí reside la mayor parte de la fibra.
  • Agua y jugos. Busca que los jugos sean de fruta natural. Estos contienen más vitaminas y minerales.

Alimentos que debes evitar

patatas fritas con sal

Una persona con los triglicéridos altos debería abstenerse de consumir ciertos productos para lograr que los niveles de triglicéridos vuelvan a ser normales. A continuación, te mencionamos lo que no debes comer.

  • Dulce. Deberías evitar los dulces en general. Como mucho, puedes permitirte ocasionalmente consumir un poco de mermelada dietética.
  • Café. Mientras sigas una dieta para bajar los triglicéridos, evita beber café. Sobre todo en exceso. Sin embargo, puedes beber uno de vez en cuando.
  • Bebidas gaseosas. Elimina la ingesta de refrescos y bebidas pasteurizadas. Recuerda que tienen elevadas cantidades de azúcar y otros químicos.
  • Condimentos. Generalmente quienes tienen los triglicéridos altos también tienen la tensión arterial elevada. Por lo tanto, disminuye la cantidad de sal.
  • Aguacate. Aunque es muy sabroso, debes eliminarlo de tu dieta para bajar los triglicéridos, pues contiene ácidos grasos. Puedes comer uno cada cierto tiempo, pero no en grandes cantidades.
  • Coco. Aunque no lo parezca a simple vista, el coco contiene grasas, por lo que debemos eliminarlo de nuestra dieta si queremos bajar los triglicéridos.
  • Frituras. El peor enemigo de tu salud si tienes triglicéridos altos son las frituras. Evítalas a toda costa, pues, de inmediato impactan en tus índices de triglicéridos. En su lugar, cocina a la plancha, asado, al horno o la parrilla.
  • Chucherías empaquetadas. Olvídate, por ejemplo, de los bocadillos empaquetados, pues suelen contar con altos contenidos de grasa. Y no cualquier tipo de grasa, sino las saturadas y las trans. Estas son las que pueden considerarse malas y pueden elevar drásticamente tus niveles de triglicéridos.

Descubre: 6 claves estupendas para reducir tus triglicéridos altos en el desayuno

Recomendaciones

Debemos finalizar dándote la mejor recomendación si tienes triglicéridos altos: acude a atención médica especializada. Si tus niveles de triglicéridos son ligeramente elevados puede que solo con la dieta puedas volver a índices normales. Sin embargo, si se trata de triglicéridos muy altos, hará falta que se tomen otras medidas, como la medicación.