Delicioso mojito de mandarina para combatir el calor

Maite Córdova Vena · 4 octubre, 2019
Si no bebes alcohol puedes sustituir el ron por agua o limonada con gas para obtener una variante burbujeante del mojito de mandarina.

Los cítricos son uno de las frutas más solicitadas durante el verano por su capacidad para refrescarnos. Por ello, en las películas norteamericanas no paramos de ver a los niños con su clásico kiosco de venta de limonadas heladas. Pero, por supuesto, para combatir el calor con bebidas no solo tenemos la limonada: hay muchísimas opciones más, y una de ellas es el mojito de mandarina.

Su sabor delicioso y refrescante nos anima a disfrutar del verano. Se trata de una bebida alcohólica de consistencia muy ligera, inspirada en la receta del mojito cubano pero, evidentemente, con ciertas variaciones.

Este cóctel puede prepararse a base de concentrado de mandarina o jugo de mandarina. En caso de que se haga a base de concentrado, el sabor será aún más intenso. Por otra parte, si se hace con jugo, el sabor será un poco más suave, ya que se incorpora cierta cantidad de agua.

A continuación te presentamos algunas de las recetas de mojito de mandarina más fáciles de preparar para que te animes a probarlo. En caso de que no puedas tomar alcohol, puedes reemplazar el ron con agua o limonada con gas. De esta manera obtendrás una especie de cóctel burbujeante.

Mojito de mandarina clásico

Mandarinas para preparar mojito de mandarina

Ingredientes (para 1 trago)

  • Cubos de hielo
  • Hojas de menta fresca
  • 1/2 taza de azúcar moreno (100 g)
  • El zumo de 3 o 4 mandarinas grandes
  • 2 cucharadas de taza de zumo de limón (30 ml)
  • ¾ vaso de ron o agua con gas (150 ml)
  • Opcional: ½ cucharadita de ralladura de piel de limón o mandarina (2,5 g)

Preparación

  1. En primer lugar, tomamos un vaso y le añadimos tantos cubos de hielo como deseemos. A continuación añadimos 2 o 3 hojas de menta.
  2. Aparte, exprimimos el zumo de 2 o 3 mandarinas y le agregamos el azúcar moreno. No se recomienda añadir agua, ya que al derretirse el hielo con el calor, este hará que el cóctel se vaya suavizando progresivamente.
  3. Mezclamos el zumo de mandarina con el ron o el agua con gas (según nuestra preferencia). Combinamos bien y vertemos en el vaso.
  4. Como decoración, podemos o bien añadir una rodaja de mandarina al vaso o ½ cucharadita de ralladura de la piel del limón o la mandarina. Servir al momento.

Se pueden añadir más hojas de menta al servirse para hacer la bebida aún más refrescante. También se pueden licuar 10 o 12 hojas de menta con el zumo de naranja antes de mezclarse con el ron.

Otra forma interesante de preparar este cóctel consiste en exprimir el zumo de mandarina y llevarlo al refrigerador para que se congele. Luego tan solo hará falta triturar el hielo, añadir la menta, el ron, agitar y servir.

Descubre: 5 cócteles con frutas que puedes hacer

Mojito de mandarina con fresas

Fresas

Esta versión del mojito de mandarina apunta a la obtención de un sabor mucho más intenso y, en general, una bebida de mayor densidad para que, al derretirse el hielo, el sabor no se suavice tan fácilmente.

Ingredientes (para 1 trago)

  • Cubos de hielo
  • Hojas de menta fresca
  • ½ taza de azúcar moreno (100 g)
  • El zumo de 3 o 4 mandarinas grandes
  • 2 cucharadas de zumo de fresa (30 ml)
  • ¾ vaso de ron o agua con gas (150 ml)
  • Opcional: 1 fresa cortada a la mitad, hojas de menta, ½ cucharadita de ralladura de piel de limón (2,5 g), 1 rodaja de naranja

Descubre: Los 8 beneficios que las fresas le aportan a tu salud

Preparación

  1. Para preparar este mojito de mandarina, lo primero que tenemos que hacer es exprimir el zumo de las fresas y las mandarinas. Al igual que en caso anterior, no añadiremos agua a la preparación (a menos que deseemos obtener un sabor más suave).
  2. Seguidamente, mezclamos el zumo de frutas con el azúcar moreno y el licor.
  3. Vertemos todo en el vaso con hielo y decoramos según prefiramos. Luego servimos y disfrutamos.

Preparar un rico mojito de mandarina no toma más de 5 minutos, así que no hay excusa para no intentarlo. El calor del verano exige que nos hidratemos constantemente y ¿qué mejor forma de hacerlo que tomando un buen trago? Por otra parte, este cóctel nos invita a relajarnos y a disfrutar del momento.

Nota: recuerda que el consumo de alcohol no es saludable ni tampoco recomendable en ningún caso. Si deseas consumir alguna bebida alcohólica, mantén la moderación y evita caer en excesos. Por otra parte recuerda que, si bien un cóctel puede ser una opción refrescante al momento, para una hidratación adecuada la mejor opción siempre será el agua.