¿Qué es el molluscum contagiosum?

18 febrero, 2020
Este artículo fue redactado y avalado por la farmacéutica María Vijande
El molluscum contagiosum es una infección de la piel causada por un pox-virus. Es una enfermedad de fácil contagio que la pueden contraer tanto niños como adultos.

El molluscum contagiosum es una infección viral, por lo tanto contagiosa, provocada por un tipo de virus conocido como pox virus. Esta infección  ha ido en aumento en personas con vida sexual activa y en pacientes portadores del virus de la inmunodeficiencia humana.

La infección por este virus produce unos pequeños bultos en la piel que se manifiestan en forma de pápulas. El contagio es muy fácil, ya que simplemente por estar en contacto con la piel infectada, o durante las relaciones sexuales, puedes contraerlo. No obstante, se trata de una infección que no es peligrosa y puede desaparecer espontáneamente.

Se la puede tratar, como veremos más adelante. El molluscum contagiosum presenta mayor incidencia en niños, adultos sexualmente activos y personas con el sistema inmune debilitado, como los pacientes con el virus de la inmunodeficiencia humana.

Infección de la piel por el molluscum contagiosum

Tal y como hemos comentado, el molluscum contagiosum es una infección de la piel causada por un pox-virus que habita en la epidermis. Es una enfermedad de fácil contagio que la pueden contraer tanto niños como adultos.

Se puede contraer por contacto sexual, y también se propaga fácilmente por contacto no sexual, compartiendo ropas y toallas. Todas las edades están expuestas al contagio, sin registrarse diferencias entre varones y mujeres.

Por lo general, las lesiones aparecen en la cara, el cuello, las axilas y la parte superior de las manos. No obstante, también pueden aparecer en los genitales, en la parte inferior del abdomen o en la parte superior interna de los muslos si la infección fue de transmisión sexual.

Los bultos o protuberancias que se forman son pequeños y firmes en la piel. No suelen ser dolorosas, aunque sí es cierto que pueden causar irritación. No obstante, otras de las características de estos bultos producidos por el virus son que:

  • Tienen relieve, son redondos y del color de la piel.
  • Pueden enrojecerse e inflamarse, así como causar picazón.
  • Si se rascan o se frotan se pueden desprender fácilmente, lo que facilita que el virus se transmita a otras zonas de la piel.
el Molluscum contagiosum
El molluscum contagiosum es causado por un virus

Prevención

Al igual que la mayoría de las infecciones víricas, el molluscum contagiosum se puede prevenir aplicando una serie de medidas, entre las que se incluyen las siguientes:

  • Evitar el contacto con las zonas de la piel afectadas: bien sea las propias, ya que las podemos transmitir a otras zonas de nuestro cuerpo, como las de una persona afectada.
  • Lavarse las manos con frecuencia: es uno de los mejores métodos de prevención de esta infección.
  • Cuidados en las relaciones sexuales: como hemos mencionado, es una de las vías de transmisión de este virus. Por ello, si sabemos que estamos infectado o que la persona con la que vayamos a tener relaciones también, deberíamos evitarlas hasta que las protuberancias hayan desaparecido totalmente, o tomar los recaudos necesarios que reduzcan el contacto directo.
  • No compartir objetos personales: entre ellos se incluye la ropa, las toallas, los cepillos de pelo y otros elementos personales.

Por último, mencionar que una buena prevención es la de tapar las lesiones provocadas por el pox-virus con una gasa. De esta forma se evitan muchos contagios al evitar el contacto directo con las protuberancias.

lesiones en abdomen por molluscum contagiosum
Las lesiones dérmicas por molluscum contagiosum son muy fáciles de transmitir

Lee también: Tratamientos y prevención de la actinomicosis

¿Cual es el mejor tratamiento para el molluscum contagiosum?

Como ya sabemos, esta infección puede desaparecer por sí sola. Sin embargo, también se puede tratar para acelerar su curación. El tratamiento depende de las características del paciente, así como de la forma de presentación de la enfermedad. En cuanto a las características del pacientes nos referimos, sobre todo, al estado del sistema inmune.

Por lo tanto, cuando la enfermedad no desaparece por sí sola, podemos elegir entre estas opciones de tratamiento:

Quizás también te interese leer: El láser en dermatología pediátrica: ¿cómo funciona?

Conclusión

El molluscum contagiosum es una infección vírica que se contagia de manera muy sencilla. Por ello, es fundamental seguir siempre unas buenas pautas de prevención.

No obstante, no es una infección muy grave y se suele resolver por sí sola, aunque también disponemos de diferentes tratamientos para ella. Puedes consultar con el médico cualquier duda que tengas al respecto.

  • Uzuncakmak, T. K., & Karadag, A. S. (2018). Molluscum contagiosum. In Diagnostics to Pathogenomics of Sexually Transmitted Infections. https://doi.org/10.1002/9781119380924
  • Chen, X., Anstey, A. V., & Bugert, J. J. (2013). Molluscum contagiosum virus infection. The Lancet Infectious Diseases. https://doi.org/10.1016/S1473-3099(13)70109-9
  • Olsen, J. R., Gallacher, J., Piguet, V., & Francis, N. A. (2014). Epidemiology of molluscum contagiosum in children: A systematic review. Family Practice. https://doi.org/10.1093/fampra/cmt075