Monsanto por fin enfrentará un juicio gracias a millones de activistas

Los componentes químicos que la empresa Monsanto incluye en sus productos pueden llegar a provocar malformaciones congénitas y el desarrollo de tumores, además de tener efectos negativos en la fauna

En octubre de 2016, el Tribunal Internacional de La Haya ha programado finalmente el juicio al que debe enfrentarse la empresa Monsanto por los crímenes que se le adjudican de ecocidio y lesa humanidad.

Esto se logró gracias a la labor de muchas organizaciones no-comerciales y millones de activistas que durante mucho tiempo persiguieron la ejecución de este procedimiento. En una rueda de prensa que se llevó a cabo en la Cumbre del Clima en París se dio a conocer la fecha  y el mes de este juicio, o así lo confirmó la defensora ecológica y sanitaria OCA.

A principios del siglo XX se dieron a conocer los efectos dañinos que esta entidad ha estado esparciendo con la creación de productos tóxicos, cosa que ha causado un daño irremediable para el medio ambiente y la salud de los seres humanos.

Monsanto y los problemas en seres vivos

Uno de sus herbicidas, conocido bajo el nombre de Roundup, es una de las sustancias más utilizadas en el mundo, y presenta un elevado nivel tóxico en su composición.

Otros contaminantes, como el bifenilo policlorado (BPC), pasan desapercibidos por ser denominados “compuestos orgánicos”, pero en este caso también es uno de los químicos que contribuyen a dañar al medio ambiente.

Concretamente, inhibe características naturales de los seres vivos como la fertilidad.

Mujer cruzando los dedos con prueba de embarazo

Otros de los componentes que comercializa la multinacional son el Lasso y el 2,4,5-T, principales causantes de malformaciones congénitas y enfermedades incurables como el cáncer.

Así lo reveló un informe detallado que se realizó durante la guerra en Vietnam donde se evidenciaron las consecuencias de su manipulación.

Te recomendamos leer: Mejora tu dieta y reduce el riesgo de padecer cáncer

Según un estudio publicado en Journal of Experimental Biology y realizado en 2014 por investigadores que han seguido de cerca los efectos de Roundup, este componente químico letal  está generando consecuencias de daño masivo en las abejas.

Los insectos que se han expuesto ante esta sustancia han presentado dificultades al momento de regresar a sus hogares, ocasionándoles la muerte.

abejas

El estudio demostró que los efectos generados por el glosifato contenido en los herbicidas que son utilizados para actividades agrícolas son los principales inhibidores del sentido de la orientación de estos pequeños insectos, haciendo que se pierdan y no vuelvan a la colmena.

Después de un tiempo prolongado con el uso de esta sustancia letal, las abejas habrían presentado una disminución significativa en su vuelo, ralentizando su trayectoria. También se comprobó que la ingesta de este herbicida por parte de las abejas afecta su proceso de aprendizaje espacial.

Mariposa monarca

Por otro lado,  se han comprobado cambios notables en la forma de los anfibios e innumerables efectos negativos sobre las biotas del suelo y las lombrices de tierra.

Otro de los aspectos notables sobre los efectos devastadores del glosifato es la disminución catastrófica de la mariposa monarca. Esta especie en particular utiliza las plantas de algodón para depositar sus huevecillos en el interior, pero al emplear el químico para la irrigación y prevención de plagas en los cultivos, las crías no llegan a nacer.

Además, se ha conocido una nueva clase de insecticida, conocida con el nombre de Neonicotinoide, que ha sido relacionada con la inevitable extinción de las abejas, un agravante que podría poner en peligro mortal a la humanidad.

Lee también: ¿Podemos limpiar nuestro hogar sin productos químicos?

La Haya evaluará el caso Monsanto en octubre

La fecha exacta del juicio se ha programado entre el 12 y el 16 de octubre del 2016, cuando La Haya evaluará y estudiará los hechos que se le han impuesto a Monsanto con relación a los crímenes cometidos.

Los Principios Rectores que van dirigidos a empresas y derechos humanos, y que fueron adoptados por la ONU en el año 2011, serán una de las bases para el procedimiento que se llevará a cabo el próximo año.

Te puede gustar