Moringa, el milagroso árbol de la vida

Este artículo fue redactado y avalado por el médico Nelton Abdon Ramos Rojas
5 septiembre, 2013
Para beneficiarnos de la moringa podemos aprovechar sus hojas, flores, semillas y raíces, que podemos consumir directamente, o bien preparar en infusión, siempre atentos de no sobrepasar la dosis recomendada

La moringa pertenece al género de las moringáceas, dentro del cual se encuentran varias especies; las que cuentan con más propiedades son: la Moringa oleifera (India) y la Moringa stenopetala (Africa).

Se trata de un árbol que, dadas sus excelentes compuestos, es muy conocido por ser el «Árbol de la vida». También se le suele llamar la «planta milagro». Y no es para menos, si tenemos en cuenta que no se conoce ninguna otra planta tan nutritiva y con tantas propiedades curativas en el mundo.

Se trata de una especie de árbol que, además de tener un crecimiento muy rápido, es muy resistente. Allí donde se encuentre resulta ser un buen depurador de aguas y fertilizante del terreno. Por ello, en líneas generales se usa para:

  • Cortavientos.
  • Combatir la erosión del suelo.
  • Mejorar la calidad del pasto (y por tanto, la calidad de la leche y la carne en las producciones ganaderas).
  • Complementar dietas balanceadas. 

La Moringa oleifera

Moringa Oleifera

La especie Moringa Oleifera es originaria de los pies del Himalaya, pero se ha naturalizado en muchos otros lugares de India, Paquistán, Sri Lanka, Afganistán, Bangladesh, Asia occidental, África del este y oeste, península Arábiga, sur de Florida y todo centro América.

Su cultivo se está extendiendo rápidamente por Suramérica, España, Italia, Estados Unidos y el resto del mundo.

En este artículo, nos vamos a referir al Moringa Oleífera como un alimento capaz de complementar una buena dieta balanceada, por los beneficios para la salud que ya está aportando en las comunidades donde se ha prodigado durante cientos o miles de años, pues la planta ya aparece con este nombre en antiquísimos tratados egipcios.

El árbol de la vida

La moringa ha sido elegida por la FAO y otras muchas organizaciones humanitarias para luchar contra la malnutrición y la contaminación de las aguas, además de por sus valiosas propiedades sanadoras.

Por poner un ejemplo de los muchos estudios científicos que avalan la planta, el departamento de Agricultura de los Estados Unidos afirma que la planta contiene una enorme cantidad de propiedades nutritivas y curativas.

Plantación de moringa

Algunas de sus propiedades son las siguientes:

  • Diurético.
  • Analgésico.
  • Hidratante.
  • Antiasmático.
  • Antihipertensivo.
  • Antiinflamatorio.
  • Protector del hígado.
  • Regulador de la producción de algunas hormonas.

También ayuda a fortalecer el aparato óseo y muscular, combatir los síntomas del climaterio, mejorar la concentración, la memoria y la capacidad de aprendizaje.

Propiedades nutritivas

Gran parte de estos beneficios, y otros más que se pueden nombrar, se basan en su alto poder nutritivo. La moringa contiene prácticamente todos los nutrientes que el organismo necesita en alto niveles y en armonioso equilibrio.

El consumo de moringa, dentro de un estilo de vida saludable, puede brindar múltiples beneficios para la salud.

trees plantando

Según estudios de la FAO, las hojas de moringa contienen muchísimos nutrientes. Por resaltar los más relevantes a título comparativo, mencionaremos los siguientes.

  • Antioxidantes.
  • Aminoácidos esenciales para el organismo.
  • Grandes proporciones de calcio (4 veces más que la leche).
  • Hierro (4 veces más que las espinacas).
  • Fósforo y potasio (3 veces más que la banana).
  • Vitamina A (4 veces más que la zanahoria).
  • Vitamina C (30 veces más que la naranja).
  • Proporciones considerables de vitaminas: B1, B2, B3.
  • Cromo, cobre, magnesio, manganeso, zinc, etc.

Este es un estudio hecho de la hoja fresca del árbol de moringa, pero al dejarla secar, las propiedades y proporciones se multiplican, convirtiéndose entonces en un excelente alimento para complementar una dieta balanceada, que contenga todos los grupos de alimentos.

Consejos para su consumo

Hojas de moringa

La hoja fresca se puede tomar en ensalada o en guiso, pero la forma más usual y nutritiva de consumirla es dejándola secar a la sombra y después molerla.

Así, la tomaremos como condimento en las ensaladas, en el pan del desayuno o mezclada con un jugo la pequeña cantidad de una cucharadita de café. Es el aporte vitamínico y mineral necesario para el consumo diario.

También son comestibles las vainas, y si son frescas se pueden consumir como las judías verdes, pero si se dejan secar se debe consumir una sola al día por persona pues más pueden alterar el ritmo cardiaco.

Finalmente, cabe destacar que en algunos lugares no se recomienda consumir la raíz de la planta. El aceite de las semillas molidas es de una calidad excepcional, tanto como alimento, como también para la piel. 

  • Anwar, F., Latif, S., Ashraf, M., & Gilani, A. H. (2007). Moringa oleifera: A food plant with multiple medicinal uses. Phytotherapy Research. https://doi.org/10.1002/ptr.2023

  • Yang, R.-Y., Tsou, C. S., Lee, T.-C., Chang, L.-C., Kuo, G., & Lai, P.-Y. (2006). Moringa, a Novel Plant Rich in Antioxidants, Bioavailable Iron, and Nutrients. In Herbs: Challenges in Chemistry and Biology. https://doi.org/doi:10.1021/bk-2006-0925.ch017

  • MARTIN, C et al. Potenciales aplicaciones de Moringa oleifera. Una revisión crítica. Pastos y Forrajes [online]. 2013, vol.36, n.2 [citado  2019-07-15], pp.137-149. Disponible en: . ISSN 0864-0394.
  • Razis, A. F. A., Ibrahim, M. D., & Kntayya, S. B. (2014). Health benefits of Moringa oleifera. Asian Pacific Journal of Cancer Prevention. https://doi.org/10.7314/APJCP.2014.15.20.8571