Motivos contundentes para no reutilizar las botellas de plástico

Según el tipo de material utilizado para fabricar las botellas puede resultar perjudicial para nuestra salud si prolongamos su uso más allá de la fecha de caducidad que indica el envase

Si eres de esas personas que suele reutilizar las botellas de plástico toma nota de estos motivos que harán que no vuelvas a usar este tipo de objetos dos veces.

Por un lado, es muy importante que tengamos el hábito de reciclar muy presente, ya que gracias a esta rutina conseguiremos cuidar más al medio ambiente.

No obstante, lo que no se debe hacer definitivamente es reutilizar las botellas de plástico, algo que seguramente muchos de nosotros hacemos desde hace mucho tiempo.

Si quieres saber por qué no debes hacerlo, te invitamos a que sigas leyendo este artículo.

En primer lugar, hay que tener en cuenta los datos arrojados por diferentes estudios llevados a cabo por el Instituto Nacional de Ciencia Sanitaria Medioambiental de los Estados Unidos.

A través de una muestra se descubrió que un tercio de las marcas contenían contaminantes bacterianos o químicos que contenían carcinógenos.

Tanto es así que los niveles de carcinógenos encontrados superaban los estándares de la industria.

Los envases de plástico pueden emanar químicos peligrosos

Botellas de plástico aplastadas

Los envases de plástico no son tan inofensivos como crees y pueden emanar químicos peligrosos. Por ello es fundamental prestar atención a los símbolos especiales que encontrarás en el fondo de los envases.

Entre ellos están unos triángulos con cifras que significan el tipo de plástico del cual fue elaborada la botella.

  • De este modo, en los envases que veas que están marcados con “1” (PET o PETE) debes saber que son seguros solo en uso desechable.

Si se encuentran en algún lugar con presencia de oxígeno, en caso de calentarse o estar expuesto a los rayos solares, este envase emanaría sustancias tóxicas que pasarían al agua, con el peligro que ello conllevaría.

  • Por otro lado, si ves que tienes envases marcados con “3” y “7”, es decir, PVC y PC, ten cuidado porque se trata de un tipo de envase que emana sustancias tóxicas que pueden penetrar en los alimentos y las bebidas.

Este tipo de envases podría acabar provocando enfermedades peligrosas.

  • Las botellas que sí son óptimas para el uso rellenable son las que están hechas a base de polietileno, y marcadas con “2” y “4”, y los envases de polipropileno, marcados con “5” y las letras PP.

Estos envases sí son relativamente seguros si los usas para almacenar el agua fría y si los desinfectas adecuadamente.

Visita este artículo: Como limpiar la casa sin usar productos químicos

Cuidado con las bacterias

Niño agarrando botellas de cloro

Otra de los aspectos que debemos tener en cuenta a la hora de tratar las botellas de plástico son las bacterias que pueden llegar a almacenar.

Y es que el nivel de las bacterias en estas botellas suele superar las cantidades seguras para el organismo.

Somos nosotros mismos los que creamos las condiciones perfectas para que se produzca el crecimiento de los microbios cuando tomamos una botella con las manos sucias y en ella ponemos agua a temperatura ambiente.

Además, no siempre es suficiente con lavar bien la botella. Incluso haciendo este proceso, que tendría que ser eficaz en sí mismo, lo cierto es que no es así.

Tras lavar bien la botella también podemos intoxicarnos o incluso contagiarnos de hepatitis A.

También es importante recalcar que la mayor cantidad de bacterias reside en la bocas de las botellas y no siempre es posible lavarlas bien.

Los tapones y las tapas deslizantes están llenas de microbios que entran en la boca. Un buen modo de intentar protegerse es beber con una pajita.

Ojo con el lugar el que guardas las botellas

precaucion-productos-de-limpieza-2-668x400x80xX

No se deben guardar las botellas en lugares en los que las temperaturas son altas.

Las temperaturas altas pueden provocar que el plástico de las botellas de agua filtre productos químicos que pueden ser dañinos para nuestro cuerpo.

Asimismo, también puede ser peligroso almacenar agua en el garaje o en almacenes, cerca de humos de gas, pesticidas u otros químicos que podrían afectar el olor y el sabor del agua.

¿Quieres conocer más? Lee: 5 razones por las que no deberías volver a tomar agua embotellada nunca más

Pueden producir antimonio

El antimonio es un material tóxico que se utiliza con frecuencia en la fabricación de botellas de agua. Cuanto más tiempo se mantiene una botella de agua, más antimonio puede llegar a producir.

El antimonio puede provocar náuseas, vómitos y diarrea, por lo que es importante beber la botella de agua cuando se compra y no tenerla almacenada mucho tiempo.