Mousse de chocolate blanco y almendras: un postre cremoso sin gluten

Si tenemos intolerancia al gluten este mousse de chocolate blanco con almendras será la receta perfecta para disfrutar de un capricho dulce sin problemas.

Encontrar preparaciones hechas para celiacos tiende a ser un poco difícil algunas veces. Por ello, hemos decidido enseñarte a preparar un delicioso mousse de chocolate blanco con almendras sin gluten, que estamos seguros te encantará.

Ahora bien, cuando las cadenas de restaurantes, panaderías o reposterías no toman en cuenta a este tipo de consumidores en específico, resulta difícil conseguir recetas o postres libres de gluten, lo que algunas veces conlleva a prepararlos nosotros mismos.

Recuerda que la celiaquía es una enfermedad del sistema inmunitario en la que las personas con esta condición son altamente sensibles al gluten y a las prolaminas relacionas a este. No obstante, no es necesario sufrir de esta enfermedad para que puedas consumir preparaciones sin gluten.

El mousse es un postre que es muy versátil y que se puede adaptar a muchas exigencias, en este caso, para celiacos. Está hecho a base de clara de huevo a punto de nieve y crema de leche batida, que le dan la consistencia característica a este postre. Los puedes encontrar de chocolate, frutas, vainilla y hasta de hortalizas y pescado, pero las dos primeras son las preparaciones más populares.

Con esta receta de mousse de chocolate blanco con almendras sin gluten podrás calmar esos antojos y darte un gusto de vez en cuando. Sin duda, es el postre ideal para compartir con toda tu familia.

Mousse de chocolate blanco y almendras sin gluten

El chocolate blanco está compuesto de manteca y cacao puro con la combinación de azúcar y leche. Para hacerlo apto para celiacos, puedes comprar específicamente chocolate blanco sin gluten o hacerlo túmismo en casa.

Además, en este postre utilizarás almendras. Estas son uno de los tipos de frutos secos más recomendados por su alto contenido de:

  • Nutrientes
  • Grasas monoinsaturadas
  • Proteínas
  • Fibra
  • Vitamina E
  • Manganeso

Algunas personas han adoptado una dieta sin gluten por sus múltiples beneficios, que van desde facilitar la digestión y perder peso, hasta mejorar los niveles de colesterol. Entonces, no es necesario que seas celiaco para seguir este tipo de dieta.

Lee: ¿Se pueden hacer postres sin azúcar, sin gluten y sin leche?

Ingredientes

  • 1 barra de chocolate blanco sin gluten (unos 250 g)
  • 3 huevos
  • 1 taza de azúcar (200 g)
  • 1/2 taza de almendras (75 g)
  • 2 tazas de nata para montar (500 ml)
  • 1 cucharada de esencia de vainilla (15 ml)

Preparación

  1. Lo primero que debes hacer es derretir en una olla el chocolate blanco. Reserva.
  2. Luego, en un bol mediano bate solo las claras de los huevos a punto de nieve.
  3. Después, monta la nata también a punto de nieve y reserva.
  4. Seguidamente, en un bol aparte, bate la yemas con el azúcar, la vainilla y el chocolate blanco derretido.
  5. Para finalizar, mezcla todo en un bol grande y refrigera durante, al menos, 2 horas. Puedes agregarle las almendras cuando mezcles todo o bien cuando termines, por encima del mousse.
  6. Sirve en copas y disfruta de un rico postre de mousse de chocolate blanco sin gluten.

Cómo hacer chocolate blanco sin gluten

Aunque la mayoría de los celiacos no muestran reacciones alérgicas a la leche del chocolate blanco, no está de más saber prepararlo en casa. Así podrás incluir los ingredientes que tú mismo elijas.

Este tipo de chocolate contiene proteínas, vitaminas (A, B3, B9 y K) y minerales (potasio, hierro, yodo y calcio). Es altamente recomendado durante el embarazo, y si lo elaboras con ingredientes bajos en calorías, no necesitarás controlar su consumo.

Ingredientes

  • ½ taza de leche de soja en polvo 75 g0 g)
  • ½ taza de azúcar (100 g)
  • 1 cucharada de esencia de vainilla (15 ml)
  • ½ taza de manteca de cacao (100 g)
  • ½ taza de lecitina de soja (75 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

No te pierdas: Consejos para reducir el consumo de azúcar

Preparación

  1. Lo primero que debes hacer es colocar a baño María el agua con el azúcar y la leche hasta que se disuelvan y se mezclen los ingredientes.
  2. Luego, retira del fuego e integra la manteca de cacao para que la mezcla se vaya poniendo firme a medida que vayas batiendo.
  3. Seguidamente, agrega la lecitina de soja y la esencia de vainilla a la mezcla anterior. Bate todo con la ayuda de un batidor eléctrico.
  4. Por último, deja que enfríe un poco, sirve en algunos moldes y lleva al refrigerador durante, al menos, 2 horas.