Mousse de mango

El dulzor natural del mango sumado al de la leche condensada crea una mezcla deliciosa y sana, ideal para disfrutar en cualquier momento del día

Exótico, tropical y lleno de sabor, así es el delicioso mousse de mango. Si bien el mousse tiene su origen en la cocina francesa, actualmente se puede disfrutar en todo el mundo, con una asombrosa gama de variaciones entre las que sobresalen las frutales y las que son a base de chocolate.

Ingredientes

  • 250 g de leche condensada
  • 5 huevos
  • 25 ml de zumo de limón
  • 10 ml de pulpa de mango
  • 21 g de gelatinas sin sabor
  • 20 ml de agua fría

Utensilios

  • Molde o flanera
  • Licuadora
  • Cuchillo
  • Bol grande
  • Olla pequeña honda
  • Batidora
mousse_papaya_reference_thumb703

Preparación

  • Deposita la leche condensada en el vaso de la licuadora.
  • Separa las claras de las yemas y coloca estas últimas una por una, licuando cada vez que viertas una.
  • Coloca el zumo de limón y licua nuevamente.
  • Finaliza esta mezcla introduciendo la pulpa de mango y licuando hasta que todo quede muy bien incorporado.
  • En una olla honda y pequeña vierte el agua y disuelve la gelatina en ella, deja reposar por lo menos durante 5 minutos.
  • Lleva la olla al fuego y cocina lentamente hasta que la gelatina se haya disuelto por completo.
  • Una vez lista, añade a la preparación anterior removiendo muy bien.
  • En un recipiente aparte, y con la ayuda de una batidora, mezcla las claras hasta que lleguen a punto de nieve.
  • Incorpora las claras al resto de ingredientes haciendo esto lentamente. Lo ideal es que lo hagas en tres o cuatro tandas, con movimientos lentos y envolventes hasta incorporarlo todo.
  • Engrasa el molde, aunque esto no será necesario si utilizas uno de silicona.
  • Vierte la mezcla sobre el molde cuidando de no ir a derramarla.
  • Refrigera el postre durante un mínimo de tres horas, para que logre la consistencia adecuada. Sin embargo, lo ideal es dejarlo de un día para otro.
  • Una vez has finalizado, puedes desmoldar y llevarlo a la mesa para servirlo.
  • Te recomendamos para decorar tu mousse usar rebanadas de la fruta que utilices para hacerlo o preparar un sirope.
mousse de crema pastelera

Datos de interés

  • Ten en cuenta que el mousse se puede preparar con toda clase de frutas y otra gran cantidad de productos, por ejemplo la vainilla, la Nutella, entre otros, así que atrévete a probar más de un sabor y darle rienda suelta a tu creatividad.
  • Cuidado de no ir a cortar las yemas, por lo que es recomendable usar limones que no se encuentren muy ácidos.
  • Si en lugar de pulpa prefieres usar la fruta, te sugerimos primero sacar el zumo y colarlo, de esta manera evitará que trozos grandes de fruta vayan a parar al mousse.
  • Sabrás que las claras se encuentran a punto de nieve porque se forman picos espumosos y, al girar el bol, el contenido permanece quieto.
  • Otra manera de hacer esta receta es incorporarle una salsa inglesa, si vas a usar este elemento te recomendamos no dejar que la salsa suba de 85 °C, pues así cuajarían las yemas y se echaría a perder.
  • En caso de que vayas a utilizar licores para dar sabor, debes tener muy en cuenta que, en caso de utilizarlos, no puedes dejar que hiervan para que no pierdan cualidades, solo debes calentarlo y mezclarlo con las yemas.
  • Si no vas a utilizar leche condensada para hacer tu mousse, sino que vas a prepararlo usando nata, deberás incorporar azúcar a la preparación justo cuando estás montando las claras a punto de nieve.
  • Recuerda que este plato necesita permanecer frío, así que lo mejor será que lo mantengas en la nevera y lo retires únicamente en caso de que vayas a consumirlo.
  • Al igual que las opciones dulces, también hay una gran variedad de mousse salados, así que puedes probar alguna de ellas.
Te puede gustar