Prepara un rico mousse sin huevo con solo dos ingredientes

Los mousse sin huevo no pierden su sabor y son muy ligeros, por lo que vienen muy bien como postre cuando estamos cuidando nuestra alimentación para llegar a nuestro peso ideal o mantenerlo.

Es posible preparar mousse sin huevo de distintas maneras. Algunas recetas incluyen más de tres ingredientes y otras, apenas requieren dos. A continuación vamos a mostrarte un par de ellas que no solo son nutritivas y fáciles de hacer, sino que son aptas para veganos.

En cuanto a la textura: esta seguirá siendo tan suave como puedas imaginar.

Mousse sin huevo y solo 2 ingredientes

La siguiente receta de mousse sin huevo es sumamente fácil de preparar no solo por el hecho de que tiene dos ingredientes sino porque se hace en menos de diez pasos. Ahora bien, el secreto de esta receta radica en la forma de batir la mezcla final y en el tiempo de refrigeración.

Por otra parte, hay que destacar que esta preparación es apta para muchas personas que tienen restricciones en sus dietas (vegetarianos, veganos, diabéticos, celiacos), por lo que puede servirse con total tranquilidad.

mousse de fresa

Es posible que te sorprenda el uso de la aquafaba o líquido de garbanzos, pero no te preocupes: este mousse no tendrá, en lo absoluto, sabor a garbanzos. El único sabor que realmente notarás será el del chocolate que hayas decidido utilizar. Así que despreocúpate y date la oportunidad de probar esta rica receta.

Lee también: Mousse de chocolate

Ingredientes

  • 1 tableta de chocolate oscuro amargo (120 g)
  • 1 lata de garbanzos, solamente el líquido (400 ml)
  • Opcional: 1 cucharadita de estevia o miel (5 ml)

Preparación

  1. Trocea el chocolate en piezas pequeñas (tanto como puedas).
  2. Lleva a derretir el chocolate (preferiblemente a baño María). Remueve constantemente para que no se queme. Si decides añadir el toque dulce, este es el momento ideal para hacerlo. No dejes de remover para que se integren bien ambos ingredientes. Una vez listo, reserva a temperatura ambiente.
  3. Aparte, coloca un colador sobre un envase para separar el líquido de la lata de garbanzos de estos. Cuando tengas el líquido, aparta los garbanzos. Lo único que utilizarás es el líquido.
  4. Con ayuda del batidor de mano, bate hasta que llegues al punto de nieve.
  5. Cuando el chocolate esté tibio, añádelo a la nieve de garbanzos. Mezcla con movimientos suaves hasta que se integre todo. No olvides llegar hasta el final del bol, ya que allí suele estancarse el chocolate.
  6. Vierte la mezcla en los recipientes que hayas dispuesto para ello. Conseguirás rellenar unos 4 o 5 recipientes. Lleva a refrigerar durante unas cuatro horas, como mínimo, para conseguir la consistencia deseada.
  7. Antes de servir, puedes decorar con la mitad de una nuez en el centro o simplemente, espolvorearla con un toque de cacao. ¡Disfruta!

Ver también: Mousse de coco con crema de mango

Mousse de chocolate con aguacate

Ingredientes

  • 2 aguacates grandes
  • ½ cucharadita de canela (2,5 g)
  • 4 cucharadas de cacao en polvo (60 g)
  • ¼ taza de miel o jarabe de agave (50 g)
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla (5 g)
  • Opcional: 1 cucharada de estevia, hojas de menta, ramas de canela

Preparación

  1. Pela los aguacates y retírales la semilla. Una vez los tenga listos, colócalos en un bol y procede a triturarlos con ayuda de un tenedor.
  2. Añade el cacao en polvo, la canela, la miel, la estevia y la vainilla y remueve bien con una cuchara.
  3. Lleva los ingredientes a la licuadora y mézclalo todo a potencia media durante un par de minutos. También puedes utilizar una batidora de mano en lugar de la licuadora. Eso sí, al finalizar, comprueba que te haya quedado una especie de puré o crema.
  4. Deja reposar durante cinco minutos enteros la mezcla.
  5. Vierte la mezcla en los envases que hayas dispuesto para los mousses y llévalos a refrigerar por una hora y media aproximadamente. De esta manera, conseguiremos que la mezcla tome la consistencia necesaria. Es importante que no rellenes por completo los envases, hazlo solamente hasta la mitad para que luego, puedas añadirle algún ingrediente extra: una capa de mantequilla de cacahuete u otros frutos secos, piezas de fruta recién picadas, etc.
  6. Al servir podemos decorar con unas hojas de menta o la canela en rama, según sea nuestro gusto.

Como habrás podido observar, el aguacate es el ingrediente que reemplaza la mantequilla (ya que tienen una consistencia similar). También se podría recurrir al plátano o banana para el mismo fin, no obstante, en ese caso, el sabor sería más dulce.

Lo que sí debe mantenerse es el uso del cacao o, en dado caso, chocolate oscuro, puesto que este es la variedad que tiene el índice nutricional más alto.

Esta variante del mousse sin huevo es supersencilla de preparar, por lo que el nivel de dificultad de la receta es prácticamente nulo. Así que no dejes de probarla, porque vale la pena el resultado: un delicioso postre hecho en un dos por tres y sin apenas esfuerzo.

Y lo mejor es que no solo tiene buen sabor sino que además es muy nutritivo. Recuerda que, el aguacate, entre muchas cosas, te aportará grasas saludables, con lo cual, mantendrás tus niveles de colesterol bueno (HDL) en equilibrio. ¿Qué más se puede pedir?