Mug cake (bizcocho en taza)

Irene Peláez Díaz-Laviada 24 febrero, 2015
A la hora de cocinar nuestro mugcake debemos tener en cuenta el tipo de microondas así como el grosor y el tamaño de la taza, ya que influirán en el resultado final

Hace unos años se puso de moda en América una nueva forma de hacer bizcochos en una taza, en cinco minutos y en el microondas. Aunque dicho así pueda ocasionar rechazo en los cocineros más tradicionales (los de batir las claras a punto de nieve, mezclar con la mantequilla ablandada, no caliente en el microondas, remover con un tenedor y no con la batidora y hornear durante 30 minutos), hay que decir que están buenísimos.

Además son ideales para una persona que vive sola o para cuando te llega gente a casa de sorpresa. En definitiva, son ideales para cualquier ocasión, y pueden hacerse de cualquier sabor y en casi cualquier taza, dependiendo de la forma que se le quiera dar.

La idea base del mug cake es mezclar los ingredientes en un cuenco pequeño con un tenedor (en un cuenco o en la misma taza), verter la masa en una taza (sin engrasar), cocer durante dos minutos en el microondas y ya. El bizcocho no se desmolda, se toma templado en la misma taza y está muy bueno, aunque esta preparación no da lugar a texturas extraordinarias. Aquí te explicamos algunas recetas para hacer mug cakes.

Mug cake de chocolate y naranja

mug cake 2

Ingredientes (para una taza de 250 ml)

  • 1 cucharada y media sopera de mantequilla
  • 2 cucharadas de chocolate para postres (trocea parte de la tableta y coge las dos cucharadas)
  • 2 cucharadas de azúcar
  • 1 huevo grande
  • 1 cucharada sopera de zumo de naranja
  • La ralladura de media naranja
  • 1 cucharada y media de harina
  • ¼ de cucharadita de levadura

Procedimiento

  • Poner el chocolate y la mantequilla en un cuenco apto para microondas y fundir juntos durante 30 segundos a la máxima potencia. Remover y calentar de nuevo (esta vez durante unos 10 segundos) si no se ha terminado de fundir.
  • Añadir el azúcar y el huevo y batir enérgicamente.
  • Lavar y secar la naranja. Rallar la cáscara y exprimir el zumo de media naranja. Echar ambos en el cuenco y remover.
  • Incorporar la harina y la levadura y mezclarlo bien sin que salgan grumos.
  • Verter la masa en la taza hasta que quede a unos 3 cm del borde.
  • Meter la taza en el microondas (en el borde del plato, no en el centro) y cocer a 800W durante un minuto. Bajar la potencia a 600W girando la taza 180º sobre sí misma y dejar unos 50 segundos más. (Si no se gira la taza, el mug cake quedará torcido).
  • Dejar templar el bizcocho durante unos minutos y ya está listo para comer.

Mug cake de calabaza

Ingredientes

  • 1 huevo
  • 2 cucharadas soperas de leche desnatada
  • ¼ de cucharadita de té de extracto de vainilla
  • ¼ de puré de calabaza
  • 7 cucharadas soperas de harina (se puede regular, dependiendo de lo espeso que quede)
  • ¼ cucharadita de té de canela
  • ¼ de taza de azúcar moreno

Procedimiento

  • Echar todos los ingredientes en un cuenco mediano y mezclar.
  • Verter la mezcla en una taza alta (mug).
  • Meter la taza en el microondas (en el borde del plato, no en el centro) y cocer a 800W durante un minuto. Bajar la potencia a 600W girando la taza 180º sobre sí misma y dejar unos 50 segundos más. (Si no se gira la taza, el mug cake quedará torcido).
  • Decorar con nata montada y nueces (opcional).
  • Dejar templar durante unos minutos.

Recomendaciones

ingredientes dulce

Hay que recordar que estos bizcochos no son de cocina tradicional. No hay que obsesionarse con la medida de las cucharas, la cantidad exacta de mantequilla o de si falta un ingrediente. Lo bueno de este postre es que se puede improvisar, respetando más o menos la proporción de líquidos y sólidos, pero no hace falta mirar las medidas con peso y jarra medidora.

Lo más importante es no pasarse con el tiempo del microondas para que el mug cake no quede muy seco. Con los microondas pasa igual que con los hornos, cada uno es un mundo, lo mejor es ir probando a ver qué tiempos le vienen mejor a tus mug cakes. Lo bueno del microondas es que se puede parar para ver cómo va el bizcocho. Asimismo, los resultados dependen mucho de las tazas, sobre todo de su tamaño y del material con que estén hechos. La cosa es ir probando a ver con qué taza sale mejor.

La buena noticia respecto a estos bizcochos (además de lo fáciles y rápidos que son) es que admiten cualquier topping (helado, caramelo líquido, dulce de leche, azúcar glas, nata montada, sirope de chocolate, lacasitos…) y casi cualquier ingrediente. ¡Así que ponte a ello y disfrútalos!

Te puede gustar