¿Cómo hacer una mugcake de avena y plátano?

Maite Córdova 7 septiembre, 2018
La palabra mug, en inglés, significa taza o tarro; mientras que cake viene a significar 'torta', 'tarta', o 'pastel'. Por consiguiente, una mugcake es una torta que se prepara dentro de una taza.

Una mugcake es un postre muy sencillo de realizar. El truco está en el tiempo de cocción que le demos a los ingredientes en el microondas. Por ende, el margen de error es casi nulo. Esto resulta perfecto para quienes no desean pasar demasiado tiempo en la cocina y también para aquellos a los que aún les falta un poco más de práctica.

En lugar de cocinarse al horno, como un bizcocho tradicional, las mugcakes se cuecen en el microondas en un tiempo mínimo y el resultado es sencillamente delicioso. En este sentido, el único requisito está en añadir siempre al menos una cucharadita de levadura en polvo para que la preparación “suba” al cocerse. Ahora bien, aunque una mugcake se puede preparar con diversos ingredientes, se recomienda utilizar aquellos que requieran un tiempo de cocción breve, como es el caso de la avena.

La siguiente receta de mugcake de avena y plátano no necesita azúcar. Y, aunque la vamos a preparar con huevo y leche, ambos ingredientes pueden sustituirse fácilmente en caso de que deseemos realizar una versión vegana de la receta. Por ejemplo, la leche se puede sustituir por alguna bebida vegetal y, en lugar de añadir un huevo, aumentaremos un poco la cantidad de harina y aceite vegetal.

Mugcake de avena y plátano

Avena para combatir los antojos.

Ingredientes

  • 1 plátano
  • 1 huevo mediano
  • 2 cucharadas de leche (30 ml)
  • 1 cucharadita de levadura (5 g)
  • 2 cucharadas de aceite de oliva (30 ml)
  • 3 cucharadas de harina de avena (30 g)
  • Opcional: galletas tipo Oreo

Preparación

  1. Pulverizamos las galletas Oreo con ayuda del procesador y reservamos.
  2. En un bol, cascamos el huevo y procedemos a batirlo hasta integrar por completo la clara y la yema.
  3. En un recipiente aparte, colocamos la harina de avena y la levadura. Dejamos un espacio en el centro para añadir la leche, el aceite de oliva y el huevo batido.
  4. Pelamos el plátano y lo machacamos hasta convertirlo en puré. Seguidamente, lo añadimos a la mezcla anterior.
  5. Combinamos bien todos los ingredientes hasta obtener una masa homogénea, sin grumos.
  6. Vertemos la mezcla en una taza y llevamos al microondas, a potencia máxima, durante 1 minuto. 
  7. Una vez transcurrido el minuto, comprobamos si ya la mezcla se ha convertido en una torta o no. En caso de que le falte un poco, llevamos al microondas durante medio minuto más. Cabe destacar que, por lo general, basta con estos 30 segundos.
  8. Antes, de servir, podemos decorar la mugcake con un par de rodajas de plátano.

No te pierdas: 3 recetas sabrosas con avena

Mugcake de chocolate, canela y manzana

En lugar de utilizar un plátano, podemos utilizar una compota de manzana (con un espesor similar) para hacer el interior de la mugcake más jugoso y, por supuesto, para darle una mayor suavidad. Por otra parte, la manzana es una fruta que, al igual que la banana, queda muy bien acompañada por canela y chocolate. Por eso en esta receta vamos a aprovechar esta mezcla sana pero golosa.

Ingredientes

  • Una pizca de sal
  • 1 huevo mediano
  • 1 cucharada de cacao (15 g).
  • 3 cucharadas de leche (45 ml)
  • 1 cucharadita de canela (5 g)
  • 4 cucharadas de harina (60 g)
  • 3 cucharadas de aceite de oliva (45 ml)
  • 3 cucharadas de chispas de chocolate (45 g).
  • 4 cucharadas de compota de manzana (80 g)
  • 1 cucharadita de pasta de vainilla o extracto de vainilla (5 g)

No te pierdas: Las 10 increíbles propiedades de la canela para la salud

Preparación

  1. Tamizamos la harina. La colocamos en un bol y reservamos.
  2. Cascamos el huevo y lo batimos bien. A continuación, lo añadimos al bol con la harina y los demás ingredientes.
  3. Para que la mugcake quede bien distribuida, añadimos la compota, el extracto de vainilla y las chispas de chocolate de último y removemos bien con ayuda de una cuchara.
  4. Vertemos la mezcla en la taza de nuestra preferencia y la llevamos al microondas durante 1 minuto. Comprobamos si está bien hecha y, en caso de que le falte, llevamos al horno durante otros 30 segundos.
  5. Antes de servir, podemos añadir unas cuantas chispas de chocolate por encima y ¡listo!

Una mugcake se prepara para ser consumida al momento. Y, en el caso de las versiones vegetarianas, que llevan huevo y leche, no es recomendable almacenarlas durante un tiempo mayor a un día. De hacerlo podrían causar molestias estomacales. Lo mejor es disfrutarla apenas esté lista. Después de todo, se trata de un postre que queremos al instante, ¿no?

Te puede gustar