Descubre cómo esta mujer sobrevivió al cáncer de mama

26 julio, 2018
Aunque estamos muy cerca de encontrar la cura para algunos tipos de cáncer, la metástasis sigue siendo un diagnóstico determinante. Pero, en el caso de Judy Perkins no fue así. Ella logró sobrevivir y recuperarse de una metástasis para la cual los pronósticos no eran nada alentadores.

Cuando te detectan un cáncer en estado avanzado las posibilidades de sobrevivir son muy escasas. De hecho, la sola mención de la palabra metástasis nos pone en alerta. Sin embargo, una mujer sobrevivió al cáncer de mama cuando su estado denotaba que había escasas, por no decir nulas, posibilidades de recuperación.

Judy Perkins tiene 52 años, es de Florida y se ha hecho famosa gracias a superar de manera sorprendente un cáncer de mama muy agresivo. Muchas personas como Judy tan solo tienen entre 2 y 3 meses de vida tras el diagnóstico. Hoy, en este artículo, vamos a descubrir qué le ocurrió a ella para superarlo con éxito.

El primer diagnóstico: neoplasia maligna primaria

Mujer sobrevivió al cáncer de mama

A Judy Perkins le habían diagnosticado en su momento una neoplasia maligna primaria. Esto quería decir que en una de sus mamas tenía un carcinoma que afectaba a la piel y a los tejidos que cubrían sus órganos internos. No obstante, al estar en un estadio poco avanzado, como la mayoría de las personas, Judy Perkins se recuperó con éxito.

Lo que no sabía Judy es que 10 años después el cáncer regresaría sin avisar y con más fuerza que nunca. El diagnóstico que le dieron tras someter a Judy a múltiples pruebas fue claro, conciso y menos alentador que hace 10 años atrás. Judy tenía un diagnóstico de cáncer terminal.

La metástasis que sufría Judy hizo que el cáncer se diseminara a otras partes de su cuerpo. En su hígado, por ejemplo, apareció una lesión del tamaño de una bola de tenis. Las esperanzas se desvanecían, pero ante una situación tan extrema, Judy tomó una decisión.

Quizá te interese: ¿Cómo detectar a tiempo el cáncer de mama?

El tratamiento autólogo

Tras su diagnóstico, Judy se inscribió en un ensayo para poder probar en sus circunstancias un tratamiento autólogo. Esto quería decir que mediante la inmunoterapia se iba a intentar ver cómo respondía el cáncer, en este caso, ya en estado avanzado de metástasis.

Judy ya no solo tenía lesiones en su mama, sino también en su hígado. El cáncer se diseminaba a lo largo de su cuerpo sin que pareciera que nada lo podía parar. Por lo tanto, no tenía nada que perder al probar este tipo de tratamiento.

Un autotrasplante

Fin del cáncer

El tratamiento autólogo consistía en realizar un autotrasplante de células. Lo que se buscaba era activar las células conocidas como “T” que ayudan al cuerpo a liberar anticuerpos para protegerse de las infecciones. Una vez se activaron estas células se aislaron de la sangre de Judy, se extrajeron y, una vez analizadas en el laboratorio, se mantuvieron solo aquellas que reconocían el cáncer.

Lo que se hizo posteriormente con esas células fue volver a introducirlas en el cuerpo de Judy logrando, así, que estas atacasen el cáncer. Los resultados de este tratamiento experimental no se hicieron de esperar. La metástasis que tenía Judy fue erradicada por completo. Así fue como sobrevivió al cáncer de mama.

Judy sobrevivió al cáncer de mama, pero tardó exactamente unas 42 semanas, en las que se le realizó un seguimiento constante. Tras esto, en la actualidad sigue sin saber nada de esta enfermedad que, por el momento, no parece dar indicios de querer resurgir.

Descubre: ¿Es bueno hacer una mastectomía preventiva para adelantarse al cáncer de mama?

Los resultados de la inmunoterapia

La inmunoterapia parece tener un gran poder para erradicar el cáncer, aunque aún se sigue investigando al respecto. Porque el hecho de que Judy sobreviviera al cáncer de mama, no quiere decir que otras personas lo lograsen siguiendo este mismo método.

De hecho, el equipo de los Institutos Nacionales de Salud (NIH) en el que se inscribió Judy para tratar su cáncer desde el enfoque autólogo trató a unos 45 pacientes en total con una amplia variedad de cánceres en estado de metástasis. Tan solo 7 de todas esas personas respondieron bien al tratamiento.

Aunque la cifra no es muy alta, sí es una gran motivación para seguir buscando el tratamiento eficaz que erradicaría por completo la mayoría de los cánceres de hoy día. No obstante, aún tiene que pasar mucho tiempo para dar con la cura perfecta.

Judy sobrevivió al cáncer de mama, un cáncer en estado avanzado con metástasis. Esto brinda esperanza para todas aquellas personas que en algún momento de su vida pueden encontrarse en la misma tesitura. Gracias a los avances en medicina y a las investigaciones estamos más cerca de encontrar una solución eficaz para el cáncer.

Te puede gustar