Multiorgasmos: qué son y cómo funcionan

Daniela Castro 5 junio, 2018
Tener multiorgasmos no es una característica exclusiva de algunas mujeres. Todas tienen el potencial para lograrlo si consiguen conocer su cuerpo y las múltiples maneras de estimularlos

Hasta hace solo algunas décadas el erotismo femenino estaba tan reprimido que muchas se privaban de disfrutar el placer del orgasmo. De hecho, algunos negaban su existencia y otros le restaban total importancia durante los encuentros sexuales.

Sin embargo, los tiempos cambiaron tanto que hoy es uno de los temas de mayor interés en la pareja. Además, cada vez hay más información de cómo funcionan y qué tipo de estímulos pueden servir para facilitarlos. ¿Sabías que también hay multiorgasmos?

Tanto los hombres como las mujeres tienen la capacidad de disfrutar más de un orgasmo durante el sexo. A pesar de esto, la mayoría ha ignorado que tiene esa potencialidad y que pueden aprovecharla para alcanzar la plenitud sexual en su forma más intensa.

¿Qué son los multiorgasmos?

El secreto del orgasmo femenino

Los multiorgasmos son aquellos orgasmos que se producen uno detrás de otro, en serie o secuencia. Contrario a lo que muchos llegan a pensar, no se trata de tener una decena de orgasmos seguidos a la misma vez. Más bien, son aquellos que se experimentan sin que el cuerpo tenga que pasar a su fase de resolución.

Todas  las personas tienen el potencial para llegar a disfrutar de orgasmos múltiples. Sin embargo, se deben considerar como una opción más. El hecho que alguien consiga tener este tipo de orgasmos no lo hace más “completo” o más “sexual”.

Por otro lado, dentro de los “multi” se incluyen los distintos tipos de orgasmos: cervicales, clitorianos, vaginales, anales, etc. Por eso, hay altas probabilidades de alcanzarlos cuando el sexo se disfruta sin cohibiciones o pudores.

¿Cómo funcionan los multiorgasmos?

Fisiología del orgasmo femenino

Para lograr entender cómo funcionan los multiorgasmos es importante conocer aquellas fases por las que atraviesa la respuesta sexual humana. Estas mismas permiten aclarar el por qué las mujeres son más proclives a tenerlos que los hombres.

  • Deseo sexual: abarca aquellos impulsos sexuales que surgen antes de dar inicio al acto sexual.
  • Excitación: se consigue con la estimulación de los sentidos a través de besos, caricias y contacto visual. Aquí se empiezan a producir cambios físicos como la dilatación de los órganos sexuales
  • Meseta: en este punto el ritmo cardíaco se acelera, los órganos sexuales se dilatan mucho más y la excitación llega a su nivel más alto.
  • Orgasmo: la pareja llega al clímax y se produce el orgasmo.
  • Resolución: las constantes físicas vuelven a la normalidad. El hombre tras un periodo refractario se puede volver a excitar. La mujer no tiene este periodo.

Cuando la mujer alcanza el clímax luego de ser estimulada, no necesita un periodo refractario (tiempo sin deseo después del orgasmo) para volver a tener otro orgasmo. Si su cuerpo sigue siendo estimulado de manera adecuada, puede experimentar un orgasmo tras otro.

A esto es lo que se le conoce como ‘multiorgasmo’ y es una característica que también pueden desarrollar los hombres. Si bien la mayoría necesita un poco de tiempo para volver a excitarse, algunos consiguen mantener el deseo después de eyacular.

Pero ojo, esta capacidad “multiorgásmica” no aparece en todas las mujeres a pesar del potencial subyacente que tienen para experimentarlo. Dado que se requiere un grado de excitación muy alto y una buena relación con el propio cuerpo, muchas aún no lo han logrado.

¿Cuáles son las claves para alcanzar los multiorgasmos?

La primera medida para descubrir el placer de los orgasmos múltiples es aprender a conocer el cuerpo y sus respectivas zonas erógenas. Por este motivo quienes sienten pudor o miedo por el tema de su sexualidad tienen más dificultades para alcanzarlos. ¿Existen claves? ¡Claro que sí!

Quizá te interese leer: ¿Mi pareja es eyaculador precoz?

Masturbación

Masturbación femenina.

A través de la masturbación es posible conocer las zonas y movimientos que elevan el placer a lo más alto. Esta manera de “autoexplorar” el cuerpo es uno de los grandes secretos para lograr orgasmos múltiples tanto en solitario como al tener sexo.

Abrir la mente

Los prejuicios y tabúes con relación a la sexualidad femenina ya son cosa del pasado. Cuando una mujer consigue adoptar una actitud abierta en torno al sexo, puede abrirse a un sinfín de posibilidades para disfrutar al máximo su sexualidad.

Buena salud física

Ejercicios kegel.

La salud es determinante para cualquier ámbito de la vida, incluyendo la sexualidad. Mantener un peso adecuado, controlar la actividad hormonal y hacer ejercicio regular son medidas sencillas para que el organismo responda bien a los estímulos que llevan al orgasmo.

Imaginación

La creatividad a la hora de tener relaciones sexuales brinda un punto a favor de los orgasmos múltiples. Por lo tanto, la capacidad para recrear escenas o vivir fantasías sexuales puede ser un gran aliado en la búsqueda del placer.

¿Aún no has logrado experimentar multiorgasmos? ¡No te preocupes! Es bastante normal. Aunque algunas tienen facilidad para lograrlo, otras deben hacer varios intentos. Lo esencial es tratar de no sentir obsesión por el tema, dado que el sentimiento de frustración afecta la espontaneidad del sexo y bloquea el deseo.

Te puede gustar