Muñeca de papel: situaciones que se repiten una y otra vez

Raquel Lemos 1 noviembre, 2016
Tu condición de muñeca de papel es la que hace que todos los patrones de tus relaciones se repitan. La culpa no es de los demás. Eres tú quien debe cambiar

Una muñeca de papel es aquella que forma una hilera con muchas otras. Una serie de figuras cortadas por el mismo patrón.

Son iguales, todas gemelas. Su forma se repite hasta que se termina la fila.

Lee: Nuestros miedos no evitan la muerte, frenan la vida

Existe un síndrome que lleva este nombre y que hace referencia a aquellas personas que tropiezan una y otra vez con la misma piedra.

No importa lo mal que lo hayamos pasado, lo conscientes que seamos de lo aprendido. Al final, caemos de nuevo en las mismas equivocaciones.

Muñeca de papel, no es el karma

karma

Una muñeca de papel puede que piense que el karma está actuando. Quizás haya hecho algo malo y no se haya dado cuenta.

Otras veces, creerá que atrae todo lo negativo o que tiene muy mala suerte en la vida.

Si eres una víctima de acoso escolar o laboral, allá donde vayas las personas intentarán hacerte daño.

Si has estado con una pareja que te maltrataba, no eres capaz de saber por qué no consigues encontrar una que te respete de verdad.

¿Qué es lo que pasa aquí? ¿Por qué nos damos de bruces con situaciones idénticas una y otra vez?

La respuesta está en ti. Tú, de forma inconsciente, estás actuando como una muñeca de papel.

Tu poder de atracción

poder-de-atracción

Aunque te cueste creerlo, tú estás atrayendo esas circunstancias.

No importa si lo has pasado mal.

Descubre: ¿Cuál es el verdadero secreto de la atracción? Esto dice una nueva investigación científica

Por alguna razón, te has sumergido en un bucle del que no eres capaz de salir. Aunque esto es algo que te has empeñado en creer. En realidad, puedes huir cuando quieras.

Para conseguir esto, primero has de ser consciente de cómo estás llamando a este tipo de situaciones. Por eso, es imprescindible que te analices:

  • Tus actos hablan más que tus pensamientos: Tu forma de actuar puede no corresponderse con lo que pasa por tu mente. En muchas ocasiones, nuestra comunicación no verbal contradice lo que pensamos.
  • Buscas autodestruirte: Algunas personas que lo han pasado mal se sienten culpables. Esto provoca que, a veces, se autodestruyan sin darse cuenta.
  • ¿Te rodeas de gente tóxica? Si no logras identificarlas, es posible que las personas tóxicas estén llevando el control de tu vida y, por eso, no logras salir de ese agujero en el que te encuentras metido.
  • Cuidado con las preocupaciones: Si eres de los que le da mil vueltas a todo, es el momento de frenar estos pensamientos. No te llevan a ninguna parte.

Prueba otras perspectivas

Mujer-con-las-manos-sobre-la-cara-pensando

Desde que nacemos, nuestra educación y familia nos inculcan una manera de ver el mundo que nos rodea. No obstante, a medida que crecemos, esto suele cambiar.

Cuando nos encontramos en un círculo lleno de negatividad, de situaciones que se repiten una y otra vez, es necesario que nos esforcemos por intentar ver las cosas desde otro punto de vista.

Tal vez te estés ciñendo a una forma de actuar. Esto puede ser lo que está provocando que siempre te encuentres con el mismo modelo de persona o circunstancia una y otra vez.

La culpa no la tienen los demás, esta responsabilidad reside tan solo en ti.

No te pierdas: Somos responsables de lo que decimos, no de lo que el resto entienda

Imagina que crees que ceder ante las peticiones del resto de personas es lo correcto. No obstante, te encuentras con manipuladores en cada esquina.

Quizás si empiezas a cuestionarte esta forma de ver las cosas podrías tomar un nuevo rumbo. Ser más asertivo, no ceder siempre, tener en cuenta lo que tú quieres.

Entonces todo empezará a fluir.

Muñecas en zonas de confort

muñecos de papel

Las situaciones negativas y experiencias traumáticas pueden provocar que nos mantengamos en nuestra zona de confort, seguros, pero rodeados siempre de lo mismo.

Salir es difícil. No es solo que cueste, sino que multitud de emociones negativas nos abordarán y tirarán de nosotros hacia atrás.

Muchas personas viven en su pasado, reviviendo experiencias que ya han caducado.

Para dejar de ser una muñeca de papel, es importante no aferrarnos a lo que sabemos que no nos está haciendo ningún bien.

En esa zona segura, fuera de peligro, te estás apagando.

Poco a poco, perderás tu sonrisa, tu vitalidad.

Te convertirás en una muñeca de papel blanca, sin brillo, y permitirás que tu vida se torne en una serie de días marcados por las mismas escenas repetitivas y aburridas.

Antes de irte lee: Hay que aprender a alejarse de quienes no nos necesitan

chica-saltando-una-piedra

Sé consciente de dónde está el fallo para poder sortearlo.

Es posible que tropieces con la misma piedra, pero cuando la analices, la aceptes y dejes de tenerle miedo, ya podrás saltarla y dejarla por fin atrás.

Te puede gustar