Descubre la musicoterapia: La música como terapia curativa

La música es una opción ideal para mejorar el estado de ánimo. La musicoterapia actúa como terapia, ya que posee virtudes para el tratamiento de enfermedades y aporta beneficios curativos para la salud.

Existen muchas terapias que nos ayudan a encontrar el equilibrio y mejorar múltiples trastornos de salud de manera sencilla y natural. La musicoterapia es una de estas opciones que nos enseña a beneficiarnos de la capacidad curativa del sonido armonioso de manera placentera.

Descubre en este artículo la musicoterapia, sus beneficios y la manera de hacerla en casa.

¿Qué es la musicoterapia?

La musicoterapia es la utilización de la música con fines terapéuticos, así como de los sonidos, ritmos, melodías y armonías. Existen musicoterapeutas calificados que realizan este método a nivel individual o en grupo con diferentes objetivos:

  • Promover una buena comunicación.
  • Facilitar el aprendizaje.
  • Desarrollar la expresividad.

La musicoterapia tiene muchos otros beneficios para nuestra salud, ya que nos ayuda a equilibrar el sistema nervioso y el funcionamiento del organismo en general. 

Aunque esta terapia se realiza bajo la supervisión de profesionales, en nuestro hogar podemos también encontrar la manera de beneficiarnos de las virtudes del arte de la música.

Lee también: La Musicoterapia, ¿cuáles son sus beneficios?

La frecuencia 432 Hz

Cómo bajar la presión con música

La mayor parte de la música que escuchamos hoy en día tiene una frecuencia de 440 Hz. No obstante, esto no ha sido siempre así, ya que hasta hace poco más de medio siglo la frecuencia había sido siempre de 432 Hz. En el año 1953, la Organización Internacional de Normalización promovió este cambio después de unas investigaciones que, según algunas teorías, podrían haberse realizado en el régimen nazi.

Sea cual sea el motivo de este cambio en la frecuencia estándar de la música, lo cierto es que a 432 Hz existía una armonía con el sonido de la naturaleza que tiene su propia vibración. Al modificarla se altera también su efecto sobre la conducta humana, la salud y la conciencia.

La buena noticia es que hoy en día existe una pequeña cantidad de música a 432 Hz, gracias a músicos y compositores que abogan por recuperar esta antigua frecuencia por el bien de nuestra salud.

¿Qué tipo de música elegimos?

mujer-escuchando-musica

El tipo de música que más nos gusta es una cuestión muy subjetiva. No obstante, si el objetivo es el de relajarnos y equilibrarnos por dentro debemos centrarnos en la música clásica y buscar piezas o compositores específicos.

Algunos estudios han analizado los beneficios que produce en nuestro organismo escuchar obras de compositores clásicos como Mozart, según los cuales se podría regular el funcionamiento del sistema nervioso y ayudar a superar trastornos como la depresión, el insomnio, el estrés o la epilepsia.

Otros grandes músicos recomendados son los siguientes:

  • Beethoven.
  • Schubert.
  • Chopin.
  • Vivaldi.
  • Brahms.
  • Listz.
  • Haendel.

Ver también: ¿Nuestros gustos musicales pueden definirnos como personas?

¿Por qué funciona?

Escuchar música de estos autores durante un rato cada día afecta de manera muy positiva a nuestras emociones, las cuales están relacionadas con enfermedades cuando son negativas y recurrentes. Cuanto más sensibilidad tenga la persona, podrá sentir con mayor facilidad hasta qué punto le favorece esta terapia curativa.

Las emociones positivas que se generan al recibir las vibraciones de este tipo de música liberan sustancias químicas que favorecen el buen funcionamiento de nuestro organismo en general. De este modo se consiguen resultados sorprendentes sobre las secreciones glandulares, la circulación, la tensión arterial, el estado de ánimo, etc.

A corto plazo conseguimos un estado de relajación y de bienestar. No obstante, a largo plazo podemos aliviar o superar muchos trastornos leves e incluso algunos síntomas de enfermedades crónicas. Es, además, una terapia excelente para ayudarnos a poner fin a una adicción (drogas, alcoholismo, tabaquismo).

Musicoterapia en casa

Musica

Podemos introducirnos en el maravilloso y placentero mundo de la musicoterapia desde nuestro propio hogar. Si empezamos a seguir este método de manera constante podremos comprobar sus sorprendentes beneficios y encontraremos en la música un refugio para cualquier preocupación o malestar.

¿Cómo lo hacemos?

  • Elegiremos la pieza o piezas musicales de uno de los compositores clásicos recomendados.
  • Elegiremos el momento y el lugar adecuados, dos factores que deben contribuir a la relajación del cuerpo y de la mente.
  • Durante la audición, intentaremos dejar la mente en blanco y nos concentraremos solamente en la respiración y en las sensaciones positivas en nuestro cuerpo.
  • Debemos hacer respiraciones largas y profundas.
  • La sesión debe durar por lo menos 10 0 15 minutos.
  • Al terminar, empezaremos a movernos con lentitud para intentar mantener las sensaciones durante el máximo tiempo posible a la vez que evitamos los movimientos bruscos.
Categorías: Curiosidades Etiquetas:
Te puede gustar