Nanoimanes para limpiar la sangre y sustituir a los antibióticos

Aunque su aplicación todavía es muy limitada, los nanoimanes han supuesto un gran avance en lo que respecta a la eliminación de agentes nocivos en la sangre.

El uso de nanoimanes como mecanismo para purificar la sangre puede parecernos algo relativo a la ciencia ficción. Sin embargo, no es una idea tan descabellada, ni aún menos desconocida para la ciencia.

En el año 2011, desde el MIT Technology ya nos revelaron la interesante perspectiva que se abría en el campo médico gracias al uso de las nanopartículas magnéticas.

Se trata de unos imanes minúsculos que cumplirían una labor prodigiosa en nuestro torrente sanguíneo y que, a largo plazo y si las investigaciones progresan, podrían ser una alternativa eficaz a los antibióticos. Ahora, puesto que estamos seguros de que este tema habrá despertado tu interés, vamos ahora analizarlo con detalle.

Los nanoimanes, las partículas del futuro

El uso de los imanes como terapia curativa es algo conocido desde la antigüedad y que, aún ahora, se lleva a cabo dentro de esos enfoques que conocemos como “complementarios” o alternativos a la medicina formal. Cabe señalar que no estamos hablando de lo mismo.

Las terapia con imanes, también conocida como “Biomagnetismo”, no tiene nada que ver con los nanoimanes, con esas partículas microscópicas que los facultativos inyectan en nuestra sangre para que cumplan la misma labor que un antibiótico.

Descubre: Antibióticos y anticonceptivos hormonales, ¿qué debes saber?

Nanoimanes como alternativa de futuro

nanoimanes

Las investigaciones se han llevado a cabo en los Laboratorios Federales suizos para la Ciencia y la Tecnología de Materiales (EMPA). La directora de este trabajo, Inge Herrmann, tenía como finalidad encontrar una alternativa válida y eficaz al uso de los antibióticos.

Algo que todos sabemos, y de lo que las propias organizaciones sanitarias advierten, es que estamos desarrollando cierta resistencia a los antibióticos.

En unos años, muchas personas dejarán de responder a estos fármacos y, por tanto, las infecciones serán, sin duda, una de las principales causa de mortandad. Es necesario que, o bien creemos un antibiótico más eficaz a las bacterias que estamos desarrollando en la actualidad o que, por otro lado, se diseñen nuevos enfoques. Y en este sentido, los nanoimanes son la respuesta.

Un modo de “desintoxicar” la sangre

Qué tipo de sangre tengo

Si no se tratan en sus fases iniciales, las infecciones pueden ser muy peligrosas. Los médicos lo saben y, por ello, proceden a la administración de antibióticos cuando detectan enfermedades en sus fases tempranas. La finalidad de ello es evitar posibles sepsis bacterianas e intoxicaciones sanguíneas.

Otro factor que los especialistas tienen en su contra es que, a menudo, estos antibióticos no reducen la infección por completo, o el propio paciente desarrolla la resistencia antes citada.

La introducción de los nanoimanes permite, según los estudios llevados a cabo en el Instituto Adolphe Merkle, purificar la sangre de un modo superior a los propios antibióticos.

La acción de estas partículas es sencilla: primero se recubren con hierro y con un anticuerpo muy especial. Lo que hace este anticuerpo es algo fantástico: detecta las bacterias perniciosas de la sangre y entonces, se adhiere a ellas. Después, estos nanoimanes arrastran las bacterias nocivas para eliminarlas de forma natural por la orina.

Aplicaciones para la diálisis

Como ya sabemos, los nanoimanes capturan sustancias diana que son nocivas para nuestro organismo, y las retiran de la circulación sanguínea. Sin duda, esta capacidad hace que sean muy útiles en otro campo: para los enfermos crónicos de riñón que requieren hemodiálisis.

Inge Herrmann, la ingeniera de la Universidad de Zúrich antes citada, participó en un estudio en el que fueron capaces de eliminar con una sola sesión de 40 minutos, el 75 % de un compuesto llamado digoxina que, en caso de acumularse, puede ocasionar la muerte del paciente.

El tratamiento a base de nanoimanes abriría una puerta de esperanza a este tipo de pacientes que necesitan someterse, cada pocos días, a la hemodiálisis para filtrar la sangre y limpiarla.

Limitaciones actuales con la técnica de los nanoimanes

c

Todas las investigaciones relacionadas a los nanoimanes se encuentran en fase experimental. Se necesitarán aún varios años para dar respuesta a las limitaciones actuales:

  • Los nanoimanes que se han utilizado hasta el momento, solo eliminan de nuestro organismo un tipo muy concreto de bacterias.
  • La Universidad de Harvard tiene previsto desarrollar un anticuerpo que se adhiera a los nanoimanes, y que pueda dar respuesta a la mayoría de las bacterias más nocivas que nos envuelven.
  • Este tipo de anticuerpo serviría como agente esencial para eliminar de nuestro organismo gran parte de los patógenos conocidos.

A día de hoy, por tanto, su aplicación sería muy limitada. Sin embargo, en un futuro y a la espera de los avances citados, podría servir como eficaz sustituto de los antibióticos¿Serán los imanes parte esencial en el futuro de la medicina?