Naranja amarga: una cura maravillosa para empezar el día

Este artículo ha sido verificado y aprobado por la nutricionista Eliana Delgado Villanueva el 4 diciembre, 2018
Valeria Sabater · 4 diciembre, 2018
La naranja amarga es rica en vitamina C, antioxidantes y puede ayudarnos a perder peso por su efecto acelerador del metabolismo.

Como ya sabes, hay muchos tipos de naranjas. No obstante, la naranja amarga (citrus aurantium) tiene propiedades excepcionales para nuestra salud.

Es un cítrico mucho más pequeño, redondeado y con la piel más clara y rugosa que la naranja común. Sus propiedades saciantes y activadoras del metabolismo hacen de la naranja amarga un remedio natural muy útil para perder peso. ¿Quieres saber cómo preparar una sencilla cura a base de naranja amarga? Sigue leyendo.

Beneficios de la naranja amarga para tu salud

Naranja amarga

La naranja amarga puede tener muchos usos. De hecho, es común elaborar con ella aceites esenciales para cosméticos, perfumes y otros tratamientos de belleza.

También es un recurso muy útil en nuestra cocina, en especial para preparar postres. Su sabor amargo les da un toque original que combina muy bien con el chocolate; o también podemos aprovecharla para elaborar una rica mermelada de naranja amarga.

Descubre si es saludable consumir jugo de naranja

Pero además del uso cosmético y culinario, consumir naranja amarga habitualmente puede tener todos estos beneficios para la salud:

1. La naranja amarga es un estimulante del metabolismo

La naranja amarga es rica en un alcaloide llamado sinefrina que nos ayuda a activar el metabolismo. Su pulpa y los componentes naturales que hay en ella son estimuladores termogénicos.

La aceleración del metabolismo implica un incremento en la quema de calorías, lo que, a su vez, provoca una subida de la temperatura del cuerpo.

Aunque en general es una sustancia segura, en algunas personas puede elevar la presión arterial. Por lo tanto, si padecemos hipertensión es mejor no excederse en el consumo de naranja amarga.

2. La naranja amarga ayuda a tratar la indigestión

Algo interesante que debemos recordar es que toda fruta o verdura amarga cuida de nuestra salud hepática y digestiva. Los amargos son estimulantes y reguladores de los ácidos biliares, necesarios para una buena digestión.

3. La naranja amarga refuerza la funciones del hígado

Hay estudios que confirman que la sinefrina afecta positivamente el metabolismo de los carbohidratos en el hígado. Además, la naranja amarga es una fruta repleta de antioxidantes y vitamina C, sustancias eficaces para proteger al hígado de los efectos perjudiciales de los radicales libres.

Conoce cómo perder peso con la dieta del limón

Cómo preparar una cura de naranja amarga

Té de naranja amarga y canela

Tienes varias opciones a la hora de consumir naranja amarga para perder peso o mejorar tus digestiones.

Puedes, si lo deseas, tomar mermelada de naranja amarga. No obstante, toda mermelada incluye algún endulzante que le resta beneficios.

Te invitamos a descubrir todas las propiedades de la canela

Tienes también la opción de consumir la fruta al natural, pero tiene mucha pulpa, es difícil de tragar y el sabor no es muy agradable.

Por nuestra parte te recomendamos una infusión: es digestiva y aprovechamos una de sus partes más beneficiosas: la cáscara.

Ingredientes

  • La corteza de 1 naranja amarga
  • 200 ml de agua
  • 1 ramita de canela
  • 1 cucharada de miel (25 g)

Preparación

  • Lo primero que vamos a hacer es lavar bien la cáscara de la naranja, para después, cortarla en tiritas.
  • Ponemos a calentar en un cazo ese vaso de agua y añadimos la ramita de canela, la piel de la naranja amarga y la cucharada de miel.
  • Permite que infusione todo durante 20 minutos, y después deja que repose otros 10.

La beberemos tibia y en ayunas. ¡Está deliciosa!

  • Stohs, S.J., Preuss, H.G., and Shara, M. (2012). A review of the human clinical studies involving citrus aurantium (bitter orange) extract and its primary protoalkaloid p-synephrine. International Journal of Medical Sciences 9, 527–538.
  • Haaz, S., Fontaine, K.R., Cutter, G., Limdi, N., Perumean-Chaney, S., and Allison, D.B. (2006). Citrus aurantium and synephrine alkaloids in the treatment of overweight and obesity: An update. Obesity Reviews 7, 79–88.
  • Stohs, S.J., Preuss, H.G., Keith, S.C., Keith, P.L., Miller, H., and Kaats, G.R. (2011). Effects of p-synephrine alone and in combination with selected bioflavo-noids on resting metabolism, blood pressure, heart rate and self-reported mood changes. International Journal of Medical Sciences 8, 295–301.