Natación y sus aportes a la pérdida de peso

11 Septiembre, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la médica Karla Henríquez
La natación es un ejercicio cardiovascular muy adecuado para favorecer la pérdida de peso. Si tenemos problemas de rodillas o sobrepeso, evitaremos problemas de lesiones sin renunciar al deporte.
 

Los expertos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomiendan realizar actividad física a diario para mejorar la salud y aumentar el bienestar. Asimismo, los médicos también afirman que hacer ejercicio a diario o practica algún deporte resulta sumamente beneficioso.

A la hora de mover el cuerpo para mejorar el estado de salud, perder peso y sentirse mejor es importante elegir una actividad que resulte agradable, para así sacarle el máximo provecho posible. Bailar, caminar, trotar, son algunas de las opciones más recomendadas, a la par que la natación.

Nadar promueve la salud y el bienestar

La natación es un deporte muy completo. No solo ayuda a mejorar ciertas destrezas, perder peso, tonificar el cuerpo, sino que también contribuye con la salud mental. Por ello, muchas personas se animan a practicarla a menudo, como parte de su rutina.

Está considerada como un ejercicio aeróbico ya que requiere grandes cantidades de oxígeno para el trabajo de los músculos, lo cual por supuesto desarrolla la capacidad pulmonar.

Entre los beneficios más conocidos de la natación se encuentran: la liberación de estrés y tensión emocional, el aumento del tono muscular y el fortalecimiento del sistema cardiovascular.

Expertos en natación como Mireia Belmonte, campeona olímpica, señalan lo siguiente: “las técnicas de respiración que aprendemos en el agua nos pueden ayudar a mejorar significativamente nuestra capacidad pulmonar; esto es algo que podemos aprovechar en otras actividades físicas e incluso en una sesión de meditación”.

 

Conoce los beneficios de la natación para lanzarte al agua

Beneficios psicológicos de practicar natación

¡Lánzate al agua! La natación no es solo un deporte sino una actividad para disfrutar y liberar estrés.

1. Ayuda a perder peso

Mientras nadas una gran parte de tus músculos participa en el ejercicio, haciéndolo incluso más completo que caminar.

En un estudio comparativo, se llegó a la conclusión de que la natación ayudaba a perder más peso que la caminata en mujeres mayores sedentarias. Al medir la reacción a una misma intensidad en cada tipo de ejercicio, realizado 3 veces por semana, se encontró que las mujeres que nadaron perdieron 1.1 kilogramos y 2 centímetros más que las que se limitaron a caminar. Por otra parte, se observó que con la natación se disminuye el riesgo de sufrir lesiones en las rodillas y tobillos.

2. Se puede practicar a partir de temprana edad

La natación es un deporte que puede practicarse desde temprana edad, teniendo en cuenta algunas precauciones claro está.

Practicarla desde los 4-6 años de edad sin duda puede resultar muy ventajoso, pero no hay que ponerle edad al deporte en ningún caso. Así que no te preocupes, si no sabes nadar aún, estás a tiempo de asistir a clases de iniciación para ir perdiéndole el miedo al agua e irte soltando más y más en la piscina.

 

3. Relaja

El ejercicio físico es muy beneficioso para la salud mental. En este sentido, la natación no es la excepción. ¡Haz la prueba y compruébalo por ti mismo! Los expertos en psicología indican que la natación ayuda en muchos aspectos, incluso a la hora de aumentar la inteligencia emocional.

4. También es útil en procesos de rehabilitación

La densidad del cuerpo humano es similar a la del agua, por lo cual el agua soporta el cuerpo y las articulaciones y los huesos reciben menor impacto. La natación es utiliza con frecuencia en el proceso de rehabilitación de ciertas lesiones.

5. Mejora la silueta

Al nadar se puede mejorar y corregir la postura, además de desarrollar una buena resistencia muscular. Por supuesto, también ayuda a perder peso y, posteriormente, a mantener este dentro de lo saludable, según nuestro índice de masa corporal.

6. Desarrolla la capacidad pulmonar

La natación es muy recomendada en caso de enfermedades respiratorias crónicas como el asma. Este ejercicio nos enseña a acompasar la respiración y a mejorar la toma de oxígeno.

Nada y gana en salud

Si quieres perder peso y sumar salud, entonces debes darle una oportunidad a la natación. Por supuesto, existen muchas otras actividades que te pueden ayudar a variar la rutina, la cuestión está en tener la disciplina y la constancia para moverse a diario.