La necesidad de los controles médicos en tu bebé

Thady Carabaño 14 abril, 2018
La evaluación médica de tu bebé comienza desde el día de su nacimiento. Llevarlo a cada control médico con el pediatra que escojas es fundamental para prevenir enfermedades y para su futura salud.

Desde el momento mismo del nacimiento, el equipo médico que trae el bebé al mundo le realiza las evaluaciones iniciales de su salud. Los controles médicos en tu bebé son la primera fuente de información sobre su salud en general.

La frecuencia de las citas y la indicación de pruebas rutinarias o adicionales dependerá de la historia clínica que trae tu bebé desde su gestación. Pero, indudablemente, los controles médicos en tu bebé son necesarios para prevenir enfermedades y evaluar su desarrollo en todos los niveles.

En el hospital

Al nacer el bebé se practica el llamado test de Apgar, que vuelve a repetirse a los cinco minutos. Esta evaluación permite medir valores como frecuencia cardíaca, movimientos respiratorios, tono muscular y respuesta a estímulos. Aunque tiene sus detractores, es la medición que se realiza. También, se hace la primera medición del peso, el tamaño y el diámetro de la cabeza.

Ver también: 8 cosas que jamás debes hacer a un bebé recién nacido

A las 24 horas de nacido

reflexologia-podal-bebe-masaje-pies-p

El pediatra hace la primera revisión exhaustiva del bebé. Pregunta si orinó, si comenzó a tomar el pecho y si hizo su primera deposición (llamada meconio). Explora la columna, la cabeza, los ojos, la boca, los genitales, los oídos, las extremidades y las caderas. Ausculta el corazón y los pulmones, y comprueba cómo se mueve el tórax.

El médico realiza las maniobras de Ortolani y Barlow, una serie de movimientos que flexionan y abren las piernas para comprobar si la articulación es correcta o si hay indicios de alguna anomalía, como una displasia de cadera.

También, hará exploración neurológica de los reflejos del recién nacido, tales como el reflejo de succión, el reflejo de Moro, el reflejo de marcha, el reflejo de prensión plantar, entre otros.

A las 48 horas de nacido

Se le realiza la llamada prueba del talón. Esta consiste en extraer unas gotas de sangre del talón del bebé para efectuar las pruebas clínicas de detección precoz de 19 enfermedades metabólicas congénitas, las cuales pueden afectar seriamente el desarrollo cerebral del bebé si no son tratadas a tiempo.

En algunas ocasiones, también se practica una prueba auditiva, aunque no está generalizada. Esta evaluación permite descartar deficiencias auditivas que puedan ser tratadas precozmente. Pero si no se hace en el hospital, no te preocupes, el pediatra la puede indicar luego, si lo estima necesario.

Controles médicos en tu bebé

Beneficios de la leche materna para el bebé

Llegan a casa y comienzan la maravilla de la relación mamá-bebé. En una o dos semanas, vuelven al pediatra o al centro hospitalario para realizar los primeros controles médicos en tu bebé. El médico comprueba cómo ha secado el cordón umbilical y si está próximo a caerse.

También, evalúa si la piel del bebé tiene un color amarillento. Eso es señal de ictericia, es decir, que está teniendo problemas para eliminar la bilirrubina. Abre la historia clínica del bebé, que incluye toda la información relevante para garantizar el bienestar de tu hijo.

Te recomendamos leer: ¿Cómo se produce la leche materna?

¿Qué incluye la historia clínica?

  • Datos obstétricos de la madre: número de gestaciones y abortos que haya tenido.
  • Historia del embarazo: fue un bebé deseado o no deseado, feto único o embarazo múltiple, enfermedades gestacionales, entre otros datos.
  • Datos perinatales: semanas de gestación, tipo de parto, peso, talla y perímetro cefálico del bebé al nacer y al salir del hospital, grupo sanguíneo, emisión de meconio.
  • Antecedentes familiares de enfermedades o malformaciones.
  • Factores psicosociales que influyan en la salud del bebé, como familia monoparental o no, situación laboral, drogadicción, alcoholismo, entre otros.

 ¿Qué más evaluará el pediatra?

bigstock-Doctor-Pediatrician-And-Patien-52880569-1024x778

El médico hará nuevamente una revisión exhaustiva de la anatomía de tu bebé, similar a la realizada a las 48 horas de nacido, para detectar cualquier problema. Hará mediciones de talla, peso y diámetro de la cabeza para iniciar el control del crecimiento. Comienza el seguimiento del desarrollo psicomotor.

En esta primera consulta, que suele ser larga, se realiza una segunda prueba del talón. También, el pediatra da las recomendaciones generales sobre el cuidado del bebé. Es una gran oportunidad para preguntar sobre las dudas y preocupaciones que te invadan.

En esa primera cita, el pediatra también propondrá el esquema de vacunación del bebé. Si no hay ninguna señal que amerite un mayor seguimiento, los controles médicos serán mensuales hasta los 4 meses, en los cuales el pediatra registrará el crecimiento y el desarrollo normal del bebé.

¿Cómo continúan los controles médicos?

Si el desarrollo de tu bebé es satisfactorio, a partir de los 6 meses, los controles médicos en tu bebé se espaciarán a cada 3 meses hasta llegar al primer año. Después, pueden realizar controles de rutina a los 18 y 24 meses de vida de tu bebé. Luego, los controles de rutina serán anuales, lo que debería ocurrir hasta que tu hijo se haga adulto.

Claro está que cada vez que se presente una situación que se salga de lo que se considera “normal”, debes llevar a tu bebé al médico para que evalúe cuál es el mejor tratamiento. Llevar una adecuada rutina de controles médicos en tu bebé, es la mejor medida preventiva para garantizar su salud.

Importancia de los controles médicos en tu bebé

Los controles de rutina son fundamentales pues permiten a mamá, bebé y médico conocerse y hacer un adecuado seguimiento del crecimiento y el desarrollo del pequeño. Ello permite detectar problemas a tiempo y tomar las medidas necesarias para garantizar el bienestar del bebé.

Asimismo, a medida de que el bebé crece y se hace niño, los controles de rutina enseñan a tu hijo la importancia de la visita regular al médico, como una medida preventiva para cuidar de su salud a lo largo de su vida.

Te puede gustar