¿Necesitas reducir tu nivel de ácido úrico?

Gracias a sus propiedades el bicarbonato de sodio nos puede ayudar a deshacer los cristales de ácido úrico que, de acumularse, pueden formar piedras o provocar ataques de gota

El ácido úrico es un componente natural del organismo que aparece por la descomposición de las purinas que contienen algunos alimentos. Si en la dieta hay una sobrecarga de purinas, el nivel de ácido úrico en la sangre aumenta y conlleva a la aparición de enfermedades como la gota.

Si bien en un principio no produce mayor impacto en la salud, con el paso del tiempo minimiza la calidad de vida. De hecho, dado que aumenta los niveles de inflamación, es el origen de una amplia variedad de dolencias. ¿Cómo se puede reducir? ¡Descúbrelo!

Problemas causados por el alto nivel de ácido úrico en la sangre

Un descontrol en el nivel de ácido úrico en la sangre puede conducir a graves enfermedades. Aunque no siempre llega a estas consecuencias, en muchos casos incide en problemas articulares y renales. Específicamente la acumulación de esta sustancia puede causar:

  • Gota o hiperuricemia
  • Cálculos de ácido úrico en los riñones
nivel de ácido úrico

Gota

Cuando el organismo no descompone de forma adecuada las purinas, o bien, las acumula en exceso, los niveles de ácido úrico se elevan y se produce la gota. Esta enfermedad indica que esta sustancia no se disuelve bien en la sangre, lo que da lugar a la formación de cristales.

En consecuencia, la persona sufre un descontrol inflamatorio que produce dolores y problemas de movilidad. De hecho, las articulaciones se notan hinchadas o deformadas. Los hombres son 7,5 veces más propensos a tener este problema.

Ver también: 7 alimentos que aumentan el ácido úrico

Cálculos de ácido úrico en los riñones

Cuando la cantidad de ácido úrico en la sangre es muy alta, los residuos que no se metabolizan a tiempo comienzan a depositarse en los riñones. Justamente, estos órganos son los responsables de expulsar esta sustancia del cuerpo.

No obstante, debido al exceso o a una falla renal, el ácido úrico comienza a acumularse y se forman las piedras renales. Esta enfermedad puede ser bastante dolorosa y, de hecho, algunas veces remite a cirugías.

Consejos para bajar el nivel de ácido úrico

Aunque es importante acudir al médico en caso de tener el nivel de ácido úrico alto, hay algunos complementos naturales para controlarlo. Estos no remplazan los medicamentos, pero dan buenos resultados. Ahora bien, para evitar reacciones indeseadas, asesórate con un profesional.

Ingerir una dieta especial

La alimentación desempeña un papel muy importante en el tratamiento de los niveles altos de ácido úrico. En este sentido, es importante aclarar que se deben aumentar los alimentos alcalinos y, a su vez, evitar fuentes de purinas como:

  • Carnes rojas y embutidas
  • Espárragos y coliflor
  • Carbohidratos refinados (pan y bollería industrial)
  • Vísceras de vaca
  • Lentejas

Estimular la actividad de los riñones

Esto se logra evitando alimentos que afecten su normal funcionamiento, como el exceso de sal, café y proteínas. Por otra parte, beber 2 litros de agua al día aumenta la actividad renal y así eliminamos más desechos.

Descubre: 5 remedios caseros para bajar los niveles de ácido úrico

Tomar bicarbonato de sodio

Agua con bicarbonato.

Por su ligero efecto alcalino en el organismo, el bicarbonato de sodio es un buen aliado para reducir el nivel de ácido úrico en el cuerpo.  Se puede disolver media cucharada de bicarbonato en medio litro de agua e ir consumiendo esta preparación a lo largo del día.

Nota: no se debe tomar en exceso porque la sobrealcalinización puede ser perjudicial. 

Acudir al médico

Si los estudios y análisis han demostrado que presentas un alto nivel de ácido úrico, es fundamental abordar el problema antes de que se convierta en una enfermedad más grave y dolorosa.

Por supuesto, siempre se recomienda consultar a un médico de confianza, pues será este profesional quien evalúe los resultados para así indicarte un tratamiento adecuado a tus necesidades.

De todos modos, los consejos que compartimos contigo no requieren de grandes esfuerzos; solo se trata de algunos cambios a incorporar en la dieta, que si bien pueden parecer muy simples, también pueden brindarte muchos beneficios.

Imagen cortesía de hiperuricemia

  • Gout, hyperuricemia, and chronic kidney disease. (n.d.). kidney.org/atoz/content/gout
  • Guasch-Ferré M, et al. (2013). Mediterranean diet and risk of hyperuricemia in elderly participants at high cardiovascular risk. DOI: 10.1093/gerona/glt028
  • Torralba, K. D., De Jesus, E., & Rachabattula, S. (2012). The interplay between diet, urate transporters and the risk for gout and hyperuricemia: Current and future directions. International Journal of Rheumatic Diseases. https://doi.org/10.1111/1756-185X.12010