Nefritis: causas, síntomas, diagnóstico y tratamiento

Elena Martínez Blasco·
24 Julio, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la farmacéutica María Vijande al
07 Enero, 2019
La inflamación de los riñones puede empeorar significativamente con el consumo de ciertas sustancias irritantes como el tabaco o el alcohol.

¿Sabías que una de las enfermedades más frecuentes de los riñones es la nefritis? Pues sí lo es. Y dado que es fundamental estar bien informado para prevenir cualquier enfermedad renal, a continuación te contaremos todo lo que necesitas saber sobre esta enfermedad.

La función de los riñones es depurar o eliminar las sustancias que el organismo deshecha y, a su vez, expulsar el exceso de agua. Cuando no pueden funcionar normalmente, la salud de todo el organismo se resiente, lo que da pie a diversos problemas. 

¿Qué es la nefritis aguda?

La Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos explica que la nefritis aguda, o síndrome nefrítico agudo, es la inflamación de uno o ambos riñones causada, en la mayoría de los casos, por una infección. Altera al funcionamiento de este órgano, esto es, a su capacidad de depurar y filtrar la sangre.

La nefritis puede afectar de manera más frecuente a niños y jóvenes. Es fundamental tratarla de la manera adecuada y hasta la recuperación total. En caso contrario, podría derivar en otras enfermedades.

Ver también: 8 remedios naturales para tratar la inflamación de riñón 

Causas de la nefritis

Mujer-con-dolor-de-riñones

Es importante saber que las causas de la nefritis pueden ser múltiples y difieren entre niños y adolescentes, y adultos. Destacamos entre todos los posibles motivos:

  • Reacciones alérgicas a algún medicamento.
  • Uso abusivo de medicamentos antiinflamatorios.
  • Infecciones provocadas por algún microorganismo.
  • Enfermedades autoinmunes como lupus o enfermedades reumatológicas.
  • Enfermedades de otros órganos que, como consecuencia, pueden derivar en una nefritis.

Síntomas de la nefritis

Hay algunos síntomas inequívocos que ayudan a descubrir y diagnosticar la presencia de esta enfermedad. Según la Sociedad Argentina de Nefrología, algunos de ellos son:

  • Hipertensión arterial.
  • Malestar, nauseas y vómitos.
  • Edemas y párpados hinchados.
  • Frecuente necesidad de miccionar.
  • Dolores fuertes en la espalda, entre la zona lumbar y dorsal.
  • Somnolencia, cansancio y aumento de las horas de sueño.
  • Pérdida de masa corporal. Este síntoma suele estar relacionado con la pérdida del apetito.
  • Aparición de sangre en la orina. En otros casos, el color de la orina puede pasar a ser marrón oscuro.

Diagnóstico

sangre-en-orina-nefritis

Para diagnosticar la nefritis se tienen en cuenta el historial del paciente y los antecedentes genéticos. Una persona que sufra lupus, por ejemplo, deberá prestar atención a cualquier síntoma.

Si no están presentes estos factores familiares, se pasa a valorar la presencia de algún foco infeccioso previo. Las pruebas más frecuentes para diagnosticar la nefritis son las siguientes:

  • Análisis de orina: se puede detectar un exceso de proteína o un foco infeccioso.
  • Análisis de sangre: es muy útil en el diagnóstico.
  • Examen físico y palpación en la zona de los riñones, los cuales pueden mostrar la inflamación característica.
  • Resonancia magnética para estudiar la inflamación.

Te recomendamos leer: 5 remedios naturales para calmar el ardor al orinar

Tratamiento

El tratamiento de la nefritis se basa en antibióticos, siempre que esté relacionada con una infección. Suelen administrarse por vía intravenosa cuando la gravedad es mayor, lo cual requiere hospitalización.

En algunos casos, si la causa se relaciona con el lupus, se podrían recetar esteroides. No obstante, en estos casos no se conoce ninguna cura, pero podría remitir.

Los medicamentos diuréticos facilitan la eliminación de líquidos, reducen los edemas y calman el dolor relacionado con la inflamación. Por este motivo, suele ser recomendados.

Consejos adicionales

cola-de-caballo-depurativa-ayuda-eliminar-toxinas

Desde la perspectiva de la medicina natural podemos mencionar algunas alternativas que son aconsejadas de manera habitual. Por supuesto, recomendamos consultar con el médico para corroborar que su uso no esté contraindicado.

  • A nivel emocional, los riñones se asocian con el miedo. Aunque no sea la causa principal de la enfermedad, sí podría ser un factor importante o un desencadenante. Una manera de superar el miedo sería recurrir a terapias de apoyo psicológico, homeopatía o flores de Bach.
  • En el caso de la nefritis, la recomendación de beber mucha agua no sería la más adecuada. El riñón no funciona bien y, por lo tanto, aumentaría la retención de líquidos. La bebida debería ser proporcional a la cantidad de la orina.
  • Se podría tomar una infusión de cola de caballo en pequeñas cantidades. Aunque los diuréticos no son recomendables, en esta caso es una planta con propiedades antiinflamatorias comprobadas por diferentes estudios.
  • Los especialistas de la medicina Ayurveda suelen aconsejar tomar diuréticos naturales que actúen de manera indirecta, es decir, que no afecten al riñón, como espárragos, estigmas de maíz, espino blanco y café. Esta teoría no está comprobada.
  • Al igual que en otras dietas renales, como la indicada por la American Kidney Foundation, se debería limitar el consumo de sal. Esto ayudaría a cuidar la presión arterial y evitar la hinchazón provocada por la retención de líquidos.
  • Los trastornos renales suelen afectar a los niveles de energía. Por consiguiente, el reposo estaría indicado.

Consulta con el médico si tienes síntomas

Si al leer este artículo te han entrado algunas dudas sobre si puedes estar o no padeciendo de nefritis, no lo dudes y acude al médico. Solamente el profesional puede diagnosticar la presencia de esta enfermedad.

Finalmente, queremos recordarte que los métodos de la medicina alternativa pueden ser un apoyo al tratamiento indicado por el especialista pero nunca reemplazarlo. Consulta con tu médico antes de llevar a cabo alguna de las recomendaciones mencionadas en este artículo.

  • Ruiz-Irastorza, G., Espinosa, G., Frutos, M. A., Jiménez-Alonso, J., Praga, M., Pallarés, L., … Quereda, C. (2012). Diagnosis and treatment of Lupus nephritis: Consensus document from the systemic auto-immune disease group (GEAS) of the Spanish society of internal medicine (SEMI) and the Spanish society of nephrology (S.E.N.). Nefrologia. https://doi.org/10.3265/Nefrologia.pre2011.Dec.11298
  • Lech, M., & Anders, H.-J. (2013). The Pathogenesis of Lupus Nephritis. Journal of the American Society of Nephrology. https://doi.org/10.1681/ASN.2013010026
  • Markowitz, G. S., & D’Agati, V. D. (2009). Classification of lupus nephritis. Current Opinion in Nephrology and Hypertension. https://doi.org/10.1097/MNH.0b013e328327b379
  • Chan, T. M. (2015). Treatment of severe lupus nephritis: The new horizon. Nature Reviews Nephrology. https://doi.org/10.1038/nrneph.2014.215
  • MedlinePlus. Síndrome nefrítico agudo. https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/000495.htm
  • Sociedad Argentina de Nefrología. ¿Qué es una nefritis? http://san.org.ar/2015/pacientes-consejos_que_es_la_nefritis.php
  • BMC Complement Altern Med. 2014; 14: 283. Published online 2014 Aug 4. doi: 10.1186/1472-6882-14-283. Equisetum arvense (common horsetail) modulates the function of inflammatory immunocompetent cells
  • American Kidney Foundation. Dieta renal. https://www.kidneyfund.org/en-espanol/enfermedad-de-los-rinones/prevencion/dieta-renal.html#Fundamentos%20de%20la%20dieta%20renal