Neuritis vestibular: remedios naturales para combatirla

Los problemas de oído, al afectar al equilibrio, pueden conllevar algunos riesgos importantes, por lo que es fundamental prevenirlos o en su defecto tratarlos de forma rápida y efectiva

La neuritis vestibular es una inflamación del nervio que lleva el mismo nombre. Este es el encargado de mandar mensajes de movimiento y equilibrio entre el oído interno y el cerebro. Por ende este se encuentra ubicado en el interior auditivo.

Causas

Son variadas las causas por las que se puede presentar la neuritis o inflamación. A continuación te presentaremos algunas:

  • Disminución del flujo sanguíneo en el oído interno
  • Exposición a agentes tóxicos
  • Exposición a sustancias alérgicas
  • Infección del sistema respiratorio o gastrointestinal

Signos y síntomas

Los síntomas de esta afección son variados pero muy notorios. Entre estos encontramos:

  • Ataques aislados de vértigo intenso
  • Náuseas
  • Vómito
  • Falta de equilibrio y, por consiguiente, dificultad al caminar

El trastorno desaparece lentamente días o semanas después de este episodio inicial. Algunos pacientes tienen desequilibrio residual, sobre todo con los movimientos rápidos de la cabeza o del cuerpo. La neuritis vestibular no afecta la audición.

¿Cómo manejar este problema?

Ante  estos intensos síntomas, lo mejor es mantener la calma y quedarse quieto, sin mover la cabeza ni intentar caminar. Si se está sentado debemos evitar ponernos de pie, ya que la situación nos puede llevar a una caída, que pueda resultar grave.

Por eso, cuando se siente vértigo, es importante no moverse rápidamente. De ser posible permaneceremos sentados, mirando un punto fijo.

Diagnóstico

La neuritis vestibular se diagnostica esencialmente por la descripción de los síntomas que tenga el paciente y la exploración física.

Es conveniente realizar un examen otológico, así como una exploración neurológica completaEn ciertos casos, si existen dudas sobre una posible afectación de la audición se podría realizar una audiometría.

Remedios naturales para la neuritis vestibular

La neuritis vestibular es un problema muy común, que afecta a la mayoría de las personas, pero gracias a nuestros remedios naturales se puede aliviar. Daremos a conocer algunos de estos.

Jengibre

Canela y jengibre

Es un gran intensificador del sistema inmunitario, tiene propiedades antiinflamatorias y estimula el sistema digestivo. Elimina la náuseas, los mareos y nos da una mejor estabilidad.

Ingredientes

  • 1 raíz de jengibre (6 g)   
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • En un recipiente calentaremos el agua y, cuando llegue a ebullición, agregaremos el jengibre y dejaremos infusionar durante 2 minutos más.
  • Pasado el tiempo indicado, retiramos y dejamos reposar por 5 minutos.

Manzanilla

Su flor tiene propiedades analgésicas y antiinflamatorias. Alivia el malestar estomacal, las náuseas y el vómito.

Ingredientes

  • 2 bolsas de té de manzanilla
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • En un recipiente calentaremos el agua y añadiremos las bolsitas de manzanilla cuando hierva.
  • A continuación, retiraremos del fuego y dejaremos reposar unos minutos.
  • Se recomienda beber tibia, tres veces al día.

Albahaca

Remedios naturales con albahaca.

Sus propiedades antibacterianas, antiinflamatorias y antioxidantes la convierten en un remedio natural de mucha ayuda para combatir el vértigo.

Ingredientes

  • 1 cucharada de albahaca (8 g)
  • 1 taza de leche (250 ml)

Preparación

  • Hervir la albahaca en la taza de leche.
  • Beber, preferiblemente, en las noche, antes de ir a la cama.
  • Para obtener los resultados esperados deberemos consumir este remedio durante, por lo menos, dos semanas.

Menta

La menta es una planta con infinidad de propiedades muy útiles para aliviar diferentes enfermedades que pueden afectar a nuestro organismo. Es un remedio ideal contra las náuseas.

Ingredientes

  • 1 cucharada de hojas secas de menta (8 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Llevaremos el agua a ebullición y añadiremos las hojas de menta.
  • Dejaremos reposar tapado durante 5 minutos y beberemos.
  • Se recomienda tomarlo tres veces al día, media hora antes de cada comida.

Ajenjo

 

Es considerado como uno de los mejores remedios estomacales. Elimina los gases, mejora y favorece la acción de los jugos gástricos, contrarrestando así el vómito y el mareo causados por la neuritis vestibular.

Ingredientes

  • 1 cucharada de ajenjo (8 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Calentaremos el agua junto con el ajenjo.
  • Cuando ya esté en ebullición, dejaremos a fuego lento 3 minutos más.
  • Apagaremos y dejaremos reposar por 5 minutos.
  • Tomaremos una taza en ayunas.

Salvia

Entre los múltiples beneficios de la salvia destaca su acción digestiva. Actúa como depurativo y estimulante general del organismo.

Ingredientes

  • ½ cucharada de hojas de salvia secas (4 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Añadiremos la salvia en una taza de agua hirviendo y dejaremos infusionar durante unos minutos. 
  • Se recomienda tomar esta infusión todas las mañanas al levantarse.

Gracias a nuestros remedios naturales, tenemos muchas alternativas para tratar los síntomas de las dolencias que se nos presentan. No te quedes sin aprovechar los beneficios de cada uno de ellos.