Neuropatía diabética: qué es, síntomas y causas

En aquellos casos de diabetes en los que el paciente no tiene cuidado de sus niveles de azúcar se puede llegar a desarrollar una neuropatía diabética que puede llegara a amenazar su vida

La neuropatía diabética es una complicación común en las personas que tienen diabetes tanto de tipo 1 como de tipo 2. Esto se debe a que los niveles de azúcar en la sangre no son controlados y dan lugar a daños en los nervios. Se estima que entre el 60 y el 70 por ciento de los diabéticos tienen alguna forma de neuropatía.

En los casos de neuropatía diabética severos o prolongados, los pacientes pueden sufrir lesiones causadas por infecciones en sus extremidades. En los casos más avanzados es posible que los daños en los tejidos blandos puedan derivar en la amputación.

Siempre que se experimente o se evidencien síntomas tale como: entumecimiento, hormigueo, dolor o debilidad de las manos o los pies, se acuda al médico, ya que estos son unos de los primeros síntomas de la neuropatía.

Tipos 

Existen cuatro tipos principales de neuropatía de los cuales debes conocer:

1. Neuropatía periférica

hierbas y especias para tu cerebro

Esta es la forma más común. Afecta a los nervios que se extienden desde el cerebro y la columna vertebral hasta todas las partes del cuerpo. Las terminaciones nerviosas de las piernas y brazos son las más afectadas por este tipo y puede causar:

  • Hormigueo.
  • Entumecimiento.
  • Dolor de las extremidades.

Si se padece de neuropatía periférica en la parte inferior del cuerpo, no se pueden sentir heridas en los pies, por lo que pueden infectarse sin que se noten.

De interés: La amígdala, centinela de nuestro cerebro emocional

2. Neuropatía autonómica

Este tipo de neuropatía afecta al sistema nervioso autónomo que se encarga de los reflejos involuntarios del cuerpo sobre los que no tenemos ningún control. De este dependen muchos de tus órganos, como el corazón, la vejiga y los pulmones. Por lo tanto, esta neuropatía puede causar problemas de digestión e incontinencia.

En los hombres, esta neuropatía causa problemas de difusión eréctil. Por otra parte, en casos más extremos como la neuropatía autonómica cardiovascular puede afectarse el corazón y ser mortal.

3. Neuropatía proximal

Neuropatía proximal

Esta es menos común que las anteriores y también se conoce como amiotrofia diabética. Suele ser más frecuente en las personas mayores con diabetes tipo 2. Afecta las caderas, los muslos y piernas, pero únicamente en un lado del cuerpo.

¿No lo sabías? 5 ejercicios ideales para mitigar el dolor en las piernas

4. Neuropatía focal o mononeuropatía

Esta ocurre cuando hay daños en un nervio o grupo de nervios específicos, y causa debilidad en la zona afectada. El dolor de este tipo de neuropatía puede ser algo extremo pero tiende a resolverse con el tiempo y, por lo general, no da lugar a complicaciones a largo plazo.

Causas

La neuropatía diabética está causada por un daño en los nervios. Este puede deberse a diversos factores, entre los que destacan:

  • Lesiones mecánicas, tales como las causadas por el túnel carpiano.
  • Daño en los vasos sanguíneos, como los causados por el colesterol alto.
  • Factores de tu estilo de vida como el tabaquismo o consumo de alcohol.
  • Niveles altos de azúcar en la sangre durante períodos largos de tiempo.

Síntomas

náuseas en el embarazo
Es común que estos síntomas aparezcan de manera gradual. En la mayoría de los casos, el primer síntoma es una sensación de tener “agujas o alfileres” clavados en los pies. También son frecuentes:

  • Náuseas.
  • Indigestión.
  • Úlceras en los pies.
  • Debilidad muscular.
  • Sudoración excesiva.
  • Infecciones de la piel.
  • Diarrea o estreñimiento.
  • Mareos al ponerse de pie.
  • Dificultad para coordinarse al caminar.
  • Sequedad vaginal o disfunción eréctil.
  • Sensibilidad o pérdida de sentido del tacto.
  • Entumecimiento o dolor en las extremidades.

Diagnóstico

El diagnóstico procede tras una entrevista con el paciente y la respectiva revisión de sus antecedentes, historial familiar así como también, un examen físico. En este último, se evaluarán especialmente los reflejos y el nivel de sensibilidad a los siguientes factores: tacto (tono muscular, temperatura y dolor), frecuencia cardiaca y presión arterial.

Tratamiento de la neuropatía diabética

Hacer ejercicio

Si bien no hay cura para esta afección, se puede tratar y retrasar su progreso. Por esta razón, el tratamiento también ayuda a controlar los síntomas como el dolor y la indigestión.

Si te aseguras de mantener tus niveles de azúcar en un rango saludable, podrás retrasar el avance de la enfermedad. Dejar de fumar y hacer ejercicio con regularidad también deben ser parte del tratamiento integral para tu salud. Tu doctor y tú deben tener constante comunicación y debes ser muy claro sobre cuál será el plan de acción.

Evitar el dolor puede lograrse con medicamentos, pero debes hablar con tu médico para que te indique cuál es la mejor opción para ti y cuáles pueden ser los efectos secundarios. Por otro lado, las terapias alternativas como la acupuntura también pueden proporcionarte alivio. Eso sí, nunca dejes de lado la opinión de tu médico ni le omitas detalles de cómo pretendes tratarte.

Prevención

La neuropatía diabética se puede prevenir si manejas tus niveles de azúcar en la sangre de manera adecuada. En este sentido es importante que el propio paciente sea consciente del seguimiento de sus niveles de glucosa en la sangre, así como también de la toma los medicamentos orales.

Por otra parte, también debe saber cómo y cuándo utilizar insulina en las dosis recomendadas por el médico. Mantener la diabetes bajo control es la mejor manera de prevenir la neuropatía diabética.