El nivel óptimo de colesterol, ¿cuándo hay que preocuparse?

Para evitar los riesgos que provoca un alto nivel de colesterol, debemos tener en cuenta algunos factores. En este artículo te contamos los detalles para obtener un nivel óptimo de colesterol.

Para el correcto funcionamiento del organismo es necesario una sustancia lipídica natural como lo es el colesterol. Este se sintetiza principalmente a nivel hepático y puede obtenerse también, a través de la ingesta de algunos alimentos. El colesterol se encuentra en todas las células del cuerpo. Es importante contar con un nivel óptimo de colesterol para que así pueda cumplir con todas sus funciones.

Funciones del nivel óptimo de colesterol

Reduce el colesterol

  • Participar en la génesis de ácidos biliares que son vitales para la digestión o asimilación de las grasas.
  • Producir vitamina D mediante la exposición a los rayos solares. Esta vitamina es un factor protector de la piel contra sustancias químicas irritantes y así evita la deshidratación. Es fundamental para el metabolismo del calcio, lo que contribuye a una buena salud ósea.
  • Es precursor de hormonas como: el cortisol, las tiroideas y las sexuales.

El colesterol representa un factor importante para determinar el riesgo de enfermedad cardiovascular. La formación de la placa ateroesclerótica, por los depósitos de esta molécula, puede hallarse en las paredes arteriales convirtiéndose en arterioesclerosis.

Lee: Tips para aumentar el colesterol bueno

Tipos de colesterol

Tipos de colesterol

El colesterol se transporta por la sangre -desde el hígado o el intestino- hacia el resto de tejidos que lo necesitan. Esta acción se realiza a través de moléculas denominadas lipoproteínas. Hay dos tipos de estas proteínas lipídicas:

  • De baja densidad (LDL): llevan el colesterol nuevo desde los sitios de producción hasta el resto de las células del cuerpo.
  • Una alta densidad (HDL): se encarga del transporte reverso del colesterol, es decir, desde las células hasta el hígado. De esta manera, se utiliza en un nuevo ciclo -se almacena o se excreta- a través de la bilis.

De acuerdo a lo anterior, se habla de dos variantes de colesterol:

  • Colesterol malo: es aquel colesterol que se une a la LDL, se deposita en las paredes arteriales tapándolas mediante la formación de una placa ateromatosa. En este caso, hay que bajar los parámetros indicativos.
  • Colesterol bueno: es aquel colesterol que al unirse a las lipoproteínas HDL transportan el excedente de colesterol hacia los sitios de producción.

 ¿Por qué se considera al colesterol como un factor de riesgo?

Sus niveles elevados conllevan a una hipercolesterolemia. Por eso, es importante mantener un nivel óptimo de colesterol. Se ha comprobado que las personas con niveles sanguíneos de colesterol 240 mg/dl aumentan el riesgo de generar un infarto. A diferencia de aquellas personas que cursan con cifras de 200 mg/dl.

Los niveles de colesterol pueden sobrepasar la capacidad de las HDL de retornar al hígado. Si las células del cuerpo no absorben estas moléculas sobrantes a nivel sanguíneo, ocurre el almacenamiento de las mismas. Esto se lleva a cabo en las paredes arteriales acelerando el proceso ateroesclerótico. El estrechamiento de las arterias se produce poco a poco, desarrollándose la arteriosclerosis.

Para pacientes, que ya han tenido un infarto de miocardio o tienen riesgos de accidente cerebral, se recomienda que mantengan bajo el nivel de colesterol. Es muy importante tener limpias las arterias.

Nivel óptimo del colesterol y sus variantes

Colesterol

¿No lo sabías? 5 infusiones herbales para limpiar las arterias naturalmente

Colesterol total:

  • Normal: menos de 200 mg/dl
  • Normal-alto: 200 – 240 mg/dl
  • Alto: más de 240 mg/dl

Se habla de hipercolesterolemia cuando los niveles de colesterol total, son superiores a 200 mg/dl.

Colesterol LDL

  • Normal: menos de 100 mg/dl
  • Normal-alto: 100-160 mg/dl
  • Alto: más de 160 mg/dl

Hay casos en donde el nivel deseable de LDL puede ser menor de 70 mg/dl.

Colesterol HDL

  • Normal: superior a 35 mg/dl en el hombre y 40 mg/dl en la mujer

Triglicéridos

  • Normal: menos de 150 mg/dl
  • Normal-alto: 100 – 500 mg/dl
  • Alto: más de 500 mg/dl

Se habla de hipertrigliceridemia cuando los niveles de triglicéridos son superiores a 150 – 200 mg/dl.

¿Con qué finalidad se realizan estas pruebas?

Con qué finalidad se realizan estas pruebas

En general, la realización de estas pruebas se debe iniciar antes de los 35 años, en el caso de los hombres, y de los 45 años en el caso de las mujeres. Se recomienda hacerse estos exámenes antes de estas edades si cursa con: diabetes, enfermedades cardiovasculares, apoplejías, hipertensión arterial, antecedentes familiares que hayan tenido estas patologías.

Deben realizarse pruebas de seguimiento en estas situaciones particulares:

  • De ser normales los valores, repetir la revisión cada cinco años.
  • En el caso de personas con diabetes, hipertensión arterial, enfermedades cardiovasculares, o apoplejías, la revisión será más frecuente.
  • El control debe hacerse cada año si el paciente ingiere medicamentos que le ayuden a controlar los niveles sanguíneos de colesterol.