No compres más suavizantes de telas químicos, prepara uno natural y barato

Los suavizantes de telas pueden causar efectos en la salud, aunque quizá no se noten inmediatamente. Su impacto negativo podría aparecer tras días o incluso en semanas posteriores a su uso.

El suavizante es un producto muy especial para la ropa, se utiliza para conservar la suavidad de la tela y proporcionarle un agradable olor a las prendas cada vez que las lavamos.

Pero, ¿sabías que muchas de las fragancias que le agregan a los suavizantes son perjudiciales para la salud? Aunque su aroma nos agrada mucho, gran parte de las fragancias y químicos utilizados en los suavizantes pueden ser peligrosos, especialmente para los niños.

¿Por qué es dañino usar suavizante químico?

Según los expertos, los suavizantes comerciales tienen compuestos químicos que pueden causar reacciones en la piel o alergias respiratorias como la rinitis. Además, teniendo en cuenta que muchos de estos químicos serían perjudiciales para el organismo si se llegaran a ingerir, los expertos aseguran que también pueden llegar a hacer daño a través del contacto con la piel.

suavizante daña a los niños

Tal y como ocurre con otros productos químicos de la limpieza del hogar, los suavizantes de telas pueden causar efectos en la salud, aunque quizá no se noten inmediatamente. Su impacto negativo podría aparecer tras días o incluso en semanas posteriores a su uso.

Según los expertos, este tipo de productos contienen ftalatos, que son compuestos químicos que se añaden para darle ese agradable aroma, pero que en las investigaciones fueron la causa de los desórdenes hormonales en animales. Por lo tanto, al utilizar suavizantes comerciales no solo se le está haciendo daño al cuerpo, sino también a la naturaleza.

¿Cómo daña el suavizante químico al medio ambiente?

Los suavizantes están entre los peores infractores en términos de toxicidad y realmente hace que uno se que uno se pregunte cómo estos contaminantes químicos fueron aprobados por la Agencia Medioambiental de los EE.UU.

Según el Grupo de Trabajo Ambiental, los suavizantes de tela contienen sustancias químicas y fragancias que pueden causar irritación de la piel e irritación respiratoria. El elemento de fragancia por sí solo puede venir de cientos de compuestos químicos diferentes, y sí muchos de ellos son tóxicos.

Según Anne Steinmann, Ph. D., profesora de la universidad de Melbourne en Australia y experta mundial en contaminantes ambientales y sus efectos sobre la salud, dijo en una entrevista con New Scientist: “La mayor parte de la exposición a contaminantes peligrosos ocurre en interiores, y una fuente primaria para estos contaminantes son nuestros productos de consumo cotidianos”.

Por esta razón se promueve el uso de alterativas ecológicas y saludables, las cuales no cuestan mucho, son muy efectivas, no tienen efectos negativos en la salud y son amigables con el medio ambiente.

 limpieza-casera

¿Cómo preparar un suavizante natural y económico?

Ahora que ya sabes que los suavizantes comerciales puede hacer daño a tu salud y al medio ambiente, quizá puedas considerar la posibilidad de preparar tu propio suavizante casero natural que, por un bajo precio, cuidará de tus prendas y las dejará tan suaves como lo haría cualquier otro producto.

Este suavizante natural utiliza ingredientes muy básicos que seguramente tienes en casa. Sus propiedades ayudan a suavizar las telas y desodorizan para eliminar posibles malos olores impregnados en la ropa.

Ingredientes

  • 10 g de bicarbonato de sodio.
  • 150-200 ml de agua caliente.
  • 800 ml de vinagre de sidra de manzana.
  • 20 gotas de aceite esencial.
  • Recipiente de plástico con capacidad para 3 litros y medio.

¿Qué debes hacer?

  • Es importante conseguir un recipiente plástico grande, ya que la mezcla crece.
  • Una vez tengas en recipiente, vierte el agua caliente y agrégale el bicarbonato de sodio y el vinagre de sidra de manzana. Cuando lo hagas, vas a ver una reacción química de los ingredientes que hará liberar un montón de burbujas en el recipiente.
  • Una vez el líquido se asienta, se guarda en el frasco del suavizante, se le agrega el aceite esencial del aroma que prefieras, se agita y se guardar en un lugar fresco.
  • A la hora de utilizarlo, agrégalo a la ropa en remojo o a la lavadora, tal y como lo haces con un suavizante comercial.
  • Finalmente, antes de volver a utilizar el suavizante en la siguiente lavada, lo ideal es agitarlo para integrar de nuevo todos los ingredientes. Por cada tanda de ropa serán suficientes 4 cucharadas de suavizante casero.
canasta-ropa