¡No dejes que tus manos revelen tu edad! Apunta estos consejos para rejuvenecerlas

Para conseguir unas manos suaves y tersas debemos prestarles cuidados de forma habitual e hidratarlas con frecuencia, preferiblemente a diario

La piel de las manos es más delicada que la de otras partes del cuerpo y, por desgracia, es una de las que primero deja ver los signos de la edad.

Dado que está expuesta de forma continua a una amplia variedad de factores que la debilitan, es común que presenten manchas, arrugas y otras alteraciones que no son bien vistas a nivel estético.

El problema es que muchas ignoran sus cuidados dentro de la rutina de belleza y solo buscan soluciones cuando ya se han desarrollado algunas imperfecciones.

Si bien son más comunes a partir de los 30 años, siempre resulta conveniente cuidarlas desde edades jóvenes para reducir el riesgo de padecerlas.

Por fortuna, hay una amplia variedad de recomendaciones y productos cosméticos cuya función es prolongar su belleza a pesar de las agresiones que sufren en el ambiente.

Lo mejor de todo es que no todas implican invertir grandes sumas de dinero, ya que se trata de incorporar sencillas medidas y productos que todos tenemos en casa.

¿Te interesa?

Masajes con aceite de oliva

aceite oliva

Un sencillo masaje con aceite de oliva contribuye a relajar las manos mientras se activa su flujo sanguíneo para una correcta oxigenación de las células.

Este producto contiene antioxidantes y ácidos grasos esenciales que disminuyen el exceso de sequedad y las arrugas.

¿Cómo hacerlo?

  • Pon una pequeña cantidad de aceite de oliva en las palmas de las manos y frótalas entre sí con suaves movimientos circulares.
  • Asegúrate de masajearlas por completo, mínimo cinco minutos.

No olvides leer: Tratamiento de aceite de oliva y ajo para combatir las várices y las arañitas

Hidratación con aceite de coco

Pese a que en el mercado hay disponibles una gran cantidad de productos hidratantes para proteger las manos, el aceite de coco continúa siendo la alternativa natural más efectiva y conveniente.

Este ingrediente natural es rico en ácidos grasos de cadena media, antioxidantes y nutrientes que le brindan elasticidad y firmeza a la piel.

Su aplicación disminuye la presencia de manchas, líneas finas y otras alteraciones que reflejan la edad.

¿Cómo hacerlo?

  • Toma una pequeña cantidad de aceite de coco orgánico y frótalo sobre las manos antes de ir a dormir.
  • Repite su uso todos los días, o mínimo tres veces a la semana.

Exfoliación con jugo de limón y azúcar

azucar-limon

Tal y como ocurre con otras áreas de la piel, las manos necesitan la aplicación de un exfoliante para remover las células muertas y estimular la actividad de las nuevas.

Aunque se pueden preparar muchas recetas con este fin, proponemos el uso de limón para, de paso, promover la eliminación de las manchas.

¿Cómo hacerlo?

  • Humedece un poco de azúcar gruesa con zumo de limón y frótalo sobre las manos con suaves movimientos circulares.
  • Deja que actúe 5 minutos y enjuaga con abundante agua fría.
  • Úsalo solo en horas de la noche, ya que el limón puede ocasionar fotosensibilidad.
  • Repite su aplicación dos veces a la semana.

Guantes de protección

La manipulación continua de productos químicos y la exposición al sol son dos factores responsables del envejecimiento temprano de la piel de las manos.

Estos disminuyen la firmeza cutánea y provocan una disminución notable en sus niveles de colágeno y elastina.

Además, muchos compuestos provocan reacciones alérgicas indeseadas, o bien, sequedad excesiva.

Por tal razón es primordial utilizar guantes de protección, tanto para hacer las tareas domésticas como en actividades que impliquen exponerse al sol o al frío.

Aceite de almendras para las uñas

Aceite de oliva

Dado que las uñas son un componente muy importante de la estética de las manos, su cuidado y protección también es determinante para mantenerlas jóvenes.

El uso de aceite de almendras como hidratante de las cutículas ayuda a evitar su debilidad y quiebre, a la vez que potencia su crecimiento.

¿Cómo utilizarlo?

  • Vierte el aceite de almendras en un recipiente, agrégale algunas gotas de zumo de limón y frótalo sobre las uñas y cutículas.
  • Repite su aplicación todos los días, y compleméntalo con una manicura regular.

¿Quieres conocer más? Lee: ¿Por qué aparecen marcas blancas en las uñas?

Suavizante con leche tibia

La leche tibia es una buena opción para hidratar, proteger y aumentar la suavidad de las manos con asperezas.

Este producto es muy suave, no provoca alergias y tiene cualidades humectantes que estimulan la reparación celular.

¿Cómo utilizarlo?

  • Pon a calentar un poco de leche y, cuando alcance una temperatura soportable, sumerge las manos durante 20 minutos.
  • Enjuaga con agua templada y repite su uso tres veces a la semana.

Como lo acabas de notar, mantener unas manos suaves, jóvenes y bonitas no tiene por qué implicar grandes costos o tratamientos agresivos.

Anímate a seguir todas las recomendaciones, sé constante con su aplicación y comprueba todos sus beneficios para la piel.

 

 

Te puede gustar