¡No lo vas a creer! Con estos dos simples ejercicios puedes quemar hasta 300 calorías

Es muy importante que ajustemos el peso a nuestras posibilidades y que no tratemos de excedernos los primeros días. A medida que adquiramos fuerza podremos incrementarlo

El ejercicio es una de las formas más efectivas para quemar esos excesos de calorías que se van acumulando en nuestro organismo provocándonos un aumento de peso.

En la actualidad existen muchas facilidades para ponerlo en práctica, ya que no siempre se necesita ir todos los días a un gimnasio para poder aprovechar todos sus beneficios.

De hecho, sin tener que salir de casa, invirtiendo solo unos minutos y en pequeños espacios podemos realizar movimientos para ponernos activos y así quemar toda esa grasa que tanto nos atormenta.

En esta oportunidad hemos querido compartir una corta rutina de ejercicios que puedes realizar en cualquier momento y con la que podrás deshacerte hasta de 300 calorías. ¿Te gustaría saber de qué se trata y cómo hacerla en casa?

Lo que necesitas antes de empezar

Antes de poner en práctica los siguientes ejercicios es muy importante que consigas una pesa rusa o kettlebell. ¿Sabes qué es?

Se trata de una bola de hierro fundido que en su parte superior tiene un mango fabricado en el mismo material y que facilita su uso.

Este elemento para entrenamientos se suele encontrar en pesos que van desde los 4 a los 47 kilogramos.

La mayoría de personas que lo empiezan a incluir en sus rutinas, por lo general, utilizan las de 4 kilogramos, para poco a poco ir incrementando.

Visita este artículo: Los 12 mejores alimentos para el verano: ¡Evita subir de peso!

¿Cuáles son los movimientos que debemos realizar?

Gracias a la exigencia que le aporta la pesa rusa a estos movimientos, es posible que en pocos minutos logres quemar 300 o 350 calorías.

Lo más importante es hacer ambos movimientos de forma correcta y procurar hacer cada sesión sin interrupciones.

Movimiento Nº1

Movimiento-Nº1

  • Párate derecha, con los pies separados a la anchura de los hombros y los dedos de los pies formando un ángulo de 45º.
  • Pon el kettlebell en el suelo, entre tus pies.
  • Baja en cuclillas y toma el mango de la pesa con ambas manos.
  • Empuja los talones hacia abajo con mucha firmeza y eleva el torso, levantando la pesa, sin soltarla por unos segundos.
  • Realiza 10 repeticiones del movimiento y completa 3 series.

Movimiento Nº2

Movimiento-Nº2

  • Párate derecha, con las piernas bien separadas.
  • Luego, empieza a balancear la pesa rusa entre tus piernas, de adelante hacia atrás.
  • Realiza 3 series continuas de 5 o 10 minutos cada una, con descansos de 3 minutos entre ellas.

Consejos para óptimos resultados

En ambos casos se recomienda iniciar con un peso de 4,5 kilogramos o menos, hasta lograr dominar cada movimiento. Al llegar a otro nivel, dicho peso puede ir incrementando hasta llegar a 10 u 11 kilogramos.

Para darle más ritmo a los dos simples ejercicios una buena idea es ambientar el lugar con música que te llene de ánimo.

Número de sesiones

Número-de-sesiones

Por cada actividad se recomienda realizar siempre entre 2 y 3 sesiones, con un tiempo de descanso de 48 y 72 horas entre ellas.

Número de repeticiones

Estas dependen del tiempo del que dispongas para realizar cada movimiento y, por supuesto, del estado físico que tengas.

No se recomienda hacer menos de 10 repeticiones, porque se haría muy poco esfuerzo. Lo ideal es empezar con esta cantidad e irla incrementando día a día.

Duración de las series

En el primer ejercicio las series pueden durar hasta un minuto, todo dependiendo del tiempo que consigas aguantar levantando la pesa.

En el segundo caso el tiempo tiene que ser mayor, mínimo 5 minutos, pero tratando de hacer desplazamientos ligeros sin detener la pesa.

La  sesión en total debe durar entre 20 y 30 minutos.

Descanso

Descanso

Los descansos entre sesiones son muy importantes, pero se deben aprender a realizar de la forma correcta.

No está bien que en cada descanso te sientes o dejes de hacerle algún movimiento. Es preferible caminar un poco para bajar la intensidad del ejercicio y así prepararte para la siguiente sesión.

Intensidad

La clave para quemar las calorías es la intensidad con la que se realiza cada uno de estos ejercicios. En un principio puede ser un poco tedioso hacerlos sin parar, pero con mucha práctica se puede ir incrementando hasta lograr el objetivo.

Lee también: ¿Deseas fortalecer tus hombros? No te pierdas estos 7 ejercicios

Lugar

La ventaja de estos dos movimientos es que no se requiere de un lugar con mucho espacio para llevarlos a cabo.

Sin embargo, es muy importante saber elegir el sitio, ya que este debe ser firme, libre de ruidos y de todo tipo de distracciones.