¡No más várices! Reduce este problema con un tratamiento de solo tres ingredientes

Katherine Flórez 28 febrero, 2016
Si bien este tratamiento no sustituye al médico, sí puede ser un buen complemento para lo que nos recete el especialista y podemos combinarlo para obtener resultados óptimos

Las venas várices son una condición anormal de los vasos sanguíneos, en la cual estos se dilatan por una acumulación extra de sangre.

Suele deberse a una debilidad en su estructura, que hace que pierdan la tonicidad de sus fibras y su capacidad para contraerse y dilatarse.

Su mal funcionamiento evita que la sangre circule de forma adecuada hacia el corazón, lo que supone un riesgo para la salud más allá de lo estético.

La mayor parte de los casos se producen debido a la vejez, pero también tiene relación con las cuestiones hormonales y genéticas.

De hecho, algunos expertos sugieren que los malos hábitos de vida y la deficiencia nutricional incrementan el riesgo de padecerlas desde edades jóvenes.

Por fortuna, en la actualidad existen muchos tratamientos y hábitos que permiten prevenirlas y tratarlas con el fin de evitar que desencadenen problemas de salud más graves.

En esta ocasión queremos compartir una alternativa 100% natural, elaborada con tan solo 3 ingredientes que seguro tienes en casa.

Tratamiento natural de aloe vera, zanahoria y vinagre para combatir las várices

venas-varices

El tratamiento de aloe vera, zanahoria y vinagre de manzana es una receta de la medicina tradicional que se ha extendido por todo el mundo gracias a su eficacia contra las venas várices.

Consiste en la elaboración de una crema de uso tópico, que se puede aplicar todos los días para desinflamar y reducir el dolor causado por esta condición.

Beneficios del aloe vera

El gel que contiene la hoja de aloe vera es un compuesto muy valorado en la industria cosmética y farmacéutica debido a su riqueza nutricional.

Entre sus principales bondades contra las venas várices se destaca su efecto antiinflamatorio y vasodilatador que disminuye el tamaño de los vasos sanguíneos hinchados mientras promueve su circulación.

Cuenta con una riqueza de antioxidantes y agua que nos facilita usarla de forma tópica sin causarle efectos negativos a la piel.

Beneficios de la zanahoria

zanahoriaLas zanahorias son una fuente rica de beta-carotenos, vitaminas del complejo B, minerales y otros nutrientes esenciales que mejoran la salud.

Pese a que es más común consumirla, hay quienes la han aprovechado tópicamente por las cualidades que le proporciona a la piel y la salud.

Su riqueza en antioxidantes previene el envejecimiento prematuro y la flacidez que causa arrugas tempranas.

Además, ha sido un gran complemento para el ingrediente anterior en lo que tiene que ver con el alivio de las arañitas y varicosas.

Beneficios del vinagre de manzana

manzanas y vinagreEl uso del vinagre de manzana como tratamiento contra las várices no es nuevo. Desde la antigüedad se han utilizado sus ácidos y compuestos antiinflamatorios como añadido para reducir sus síntomas.

Su aplicación disminuye el tamaño de la vena inflamada y controla molestos síntomas como el hormigueo, los calambres y la sensación de pesadez.

Si bien no es un producto milagroso para curar este trastorno, sí es una buena opción para tratarlas de forma natural.

¿Cómo preparar este tratamiento natural contra las venas várices?

papillaTras dejar claros los beneficios que podemos obtener al utilizar estos componentes, el siguiente paso será elaborar el producto para combatir las várices.

Este consiste en hacer una pasta con los tres ingredientes, la cual se aplica de forma directa en las piernas afectadas.

Ingredientes

  • 1 zanahoria
  • 2 hojas de aloe vera
  • 2 cucharadas de vinagre de manzana (20 ml)

Preparación

  • Pela la zanahoria, córtala en trozos y llévala a la licuadora para formar un puré.
  • Extrae el gel de las hojas de aloe vera y agrégalo a la zanahoria para combinarlos bien.
  • Incorpora el vinagre de manzana y licúa unos segundos más para que todo quede homogéneo.
  • Tras obtener una pasta cremosa, empieza el tratamiento.

Modo de aplicación

  • Esparce sobre las várices una buena cantidad del producto y realiza suaves masajes, desde los tobillos hacia las pantorrillas, para estimular el flujo sanguíneo.
  • Espera 30 minutos para que los ingredientes se absorban bien y enjuaga con agua fría.
  • Utiliza el tratamiento todos los días, siguiendo las mismas recomendaciones.

De forma opcional puedes emplear también unas compresas de vinagre para mejores resultados. Puedes ponerlas dos veces al día, durante 20 minutos.

Ten en cuenta que estos productos naturales no sustituyen los tratamientos recetados por el médico y, por lo tanto, lo más conveniente es contar con su supervisión.

 

 

 

 

 

Te puede gustar