¿No puedes dejar de fumar? Beneficios y consejos para conseguirlo

Jesus 4 enero, 2013
Para dejar de fumar es muy importante estar concienciado y decidido a abandonar este hábito. Piensa que tu capacidad pulmonar va a mejorar y que te costará mucho menos hacer cualquier actividad física

Cada día, miles de personas se levantan con la firme decisión de dejar de fumar, algunas lo conseguirán, pero otras recaerán en el hábito.

El primer paso para la deshabituación es estar convencido pues, el tabaquismo es una adicción física y psíquica. La adicción física supone que cuando los niveles de nicotina en sangre disminuyen, podemos sufrir síntomas como nerviosismo, irritabilidad, insomnio, falta de concentración, etc. Por ello, si no estamos convencidos, nos resultará muy difícil.

Para ayudaros a convenceros, os mostramos algunos de los efectos beneficiosos de dejar de fumar.

Efectos beneficiosos de dejar de fumar

  • Ya en los primeros días notaremos que recuperamos el sentido del olfato y del gusto. Desaparecerá el mal aliento que ocasiona el tabaco y ese olor característico que impregna la ropa y dependencias de los fumadores.
  • Os costará mucho menos realizar actividades sin que os cueste respirar, algunas tan habituales como subir escaleras.
  • A medio plazo mejorarán las funciones cardíacas, circulatorias y respiratorias, pues la presión sanguínea baja, la capacidad pulmonar aumenta y en definitiva, el riesgo de sufrir una insuficiencia coronaria disminuye a la mitad tan solo un año después.
  • Disminuye el riesgo de sufrir cáncer, no solo de pulmón, si no en general, pues el tabaco aumenta muchísimo el riesgo de sufrir múltiples tipos de cáncer.
  • Además de lo beneficioso que resulta para nosotros mismos, recordemos que estamos ayudando a los que nos rodean, mención especial reciben los niños, pues los estamos librando de ser fumadores pasivos.

fumar
Si estás convencido de dejar de fumar, os vamos a hacer unas recomendaciones básicas:

Consejos para dejar de fumar

  • No es recomendable dejar el hábito de forma drástica, sobre todo si se fuman más de 10 cigarrillos al día; durante las dos o tres primeras semanas, iremos disminuyendo paulatinamente el número de cigarrillos al día.
  • Es importante evitar fumar en aquellas situaciones que asociamos al cigarrillo como tomar café, tomar una copa, después de comer, conducir, etc. Nos costará mucho, pero si superamos estas situaciones, habremos dado un gran paso.
  • Es de gran ayuda sustituir el cigarrillo por chicles, caramelos, verduras… Para ir superando el hábito de tener algo en la boca.
  • Pasadas las tres primeras semanas, habrá un día que marcaremos en el calendario que será “el primer día sin tabaco”. Será un día duro, pues aparecerá el síndrome de abstinencia. Para ayudar a superarlo es útil tomar líquidos como zumos, empezar a practicar algún deporte aunque sea de forma suave, buscar algún hobby que nos ayude a distraernos y al mismo tiempo, nos obligue a concentrarnos en algo, etc.
  • Si superamos la primera semana sin fumar, ya tendremos hecho gran parte del trabajo, pero a partir de ahora será importante mantenernos firmes en nuestra decisión de no fumar, pues una pequeña recaída supondrá un gran error.

Por último, indicar que dejar de fumar no es fácil, supone mucho esfuerzo; por ello si vemos que no lo conseguimos, o de entrada, consideramos que es un reto difícil, podemos pedir ayuda a nuestro médico de familia, pues existen preparados de nicotina que nos ayudan en esta tarea.

Si deseáis más información acerca de cómo se puede dejar de fumar, os falicitamos la guía facilitada por el Ministerio de sanidad de España

Imagen cortesía de Davic y Eyedeaz

Te puede gustar