¿No puedes parar de morderte las uñas? Inténtalo con estos 7 remedios naturales

Aunque podemos aplicar diferentes remedios que disuadan las ganas de mordernos las uñas también es conveniente ingerir infusiones que nos ayuden a aplacar los nervios que nos impulsan a hacerlo

El mal hábito de morderse las uñas, conocido en términos médicos como onicofagia, es un trastorno de carácter psicológico que se relaciona con la falta de control de emociones como el nerviosismo y el estrés.

Afecta a gran parte de los niños y jóvenes, aunque la mayoría de veces se domina al llegar a la edad adulta.

Si bien para muchos es un problema estético, en realidad debe analizarse minuciosamente, ya que puede originarse debido a una alteración en el sistema nervioso.

Todo indica que, al ejecutar esta acción, de alguna manera el cuerpo entra en un estado de relajación que le permite minimizar la ansiedad.

Sin embargo, con el paso del tiempo se convierte en un acto inconsciente y automático que puede derivar en muchos otros problemas de salud.

Debido a esto es primordial prestarle atención, y brindarle un tratamiento que permita combatirlo y mantenerlo bajo control.

En esta oportunidad queremos revelar 7 soluciones de origen natural que pueden ser útiles para decirle adiós a este problema.

1. Raíz de regaliz

Infusión de regaliz

Masticar un poco de raíz de regaliz es una solución sencilla para hacerle frente a la ansiedad que conduce a la onicofagia.

Su textura remplaza los dedos de las manos y, por lo tanto, es útil para generar un efecto relajante en el cuerpo.

¿Cómo utilizarla?

  • Corta varios trozos de raíz de regaliz y mantenlos siempre a mano para masticarlos en caso de estrés o nervios.

Lee: Formas de reducir los efectos del estrés en tu cuerpo

2. Aloe vera

El cristal de aloe vera es un ingrediente prodigioso que le proporciona muchos beneficios a la salud interna y externa.

Sus compuestos naturales ayudan a proteger las cutículas frente a las infecciones y, por su sabor desagradable, puede ser útil para evitar las continuas mordidas de uñas.

¿Cómo utilizarlo?

  • Toma una pequeña cantidad de gel de aloe vera y frótalo sobre las uñas varias veces al día.

3. Vinagre de sidra de manzana

vinagre de manzana

Los compuestos antibacterianos y antifúngicos del vinagre de sidra de manzana pueden ayudar a inhibir el crecimiento de los gérmenes que ocasionan infecciones en las uñas.

De paso, dado que su sabor es amargo y poco agradable, representa una buena alternativa para evitar morder las uñas.

Incluso, su concentración de nutrientes fortalece las cutículas y contribuye a aumentar el crecimiento de las uñas.

¿Cómo utilizarlo?

  • Humedece un trozo de algodón en vinagre de manzana orgánico y frótalo sobre las uñas dos veces al día.

4. Cebolla

Si bien el olor de la cebolla no es el más agradable, su uso directo sobre las uñas disminuye las infecciones ocasionadas por la onicofagia.

Sus compuestos sulfurosos estimulan el crecimiento natural de las uñas y, a su vez, reducen el deseo de morderlas a cada instante.

¿Cómo utilizarla?

  • Toma un poco de jugo de cebolla y frótalo sobre las uñas con la ayuda de un algodón o cepillo.
  • Repite su uso dos veces al día.

5. Aceite esencial de árbol de té

Aceite de árbol de té

Conocido por su capacidad para combatir y controlar los hongos cutáneos, el aceite esencial de árbol de té es una solución casera contra el trastorno que hace morder las uñas.

Su sabor es fuerte y desagradable, lo cual reduce el deseo de llevarlas a la boca.

¿Cómo utilizarlo?

  • Frota un par de gotas de aceite esencial de árbol de té sobre las uñas que sueles morder y deja que se absorba por completo.
  • Úsalo dos veces al día.

6. Raíz de jengibre

La raíz de jengibre funciona de forma similar a la de regaliz, ya que, al masticarla, disminuye el deseo de comerse las uñas.

Sin embargo, además de esto, el consumo de su infusión natural puede controlar el estrés y los nervios para lograr mejores resultados.

¿Cómo utilizarla?

  • Corta un pequeño trozo de raíz de jengibre y mastícalo cuando sientas ansiedad o estrés.
  • Prepara una taza de infusión y consúmela hasta tres veces al día.

¿No lo sabías? 4 técnicas para combatir la ansiedad

7. Valeriana

te-valeriana

Tanto la infusión como el aceite esencial de valeriana tienen compuestos activos relajantes que ayudan a reducir el estrés y la ansiedad asociados con este problema.

Ambos se pueden usar en terapias con aromas, o bien, se pueden ingerir como bebida natural.

¿Cómo utilizarla?

  • Frota un poco de aceite esencial de valeriana en las manos y disfruta su efecto relajante.
  • De manera opcional, consume una taza de infusión al día.

Si aún no consigues dejar de morderte las uñas, prueba alguno de los remedios citados y descubre que son útiles para hacerle frente a esta situación.

 

Categorías: Remedios naturales Etiquetas:
Te puede gustar