¿Por qué no se debe comer apio en el embarazo?

23 septiembre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por el médico Nelton Abdon Ramos Rojas
El consumo de apio en grandes cantidades durante el embarazo no es recomendable. De hecho, lo ideal sería evitar, en la medida de lo posible, su consumo.

Es bien sabido que durante el embarazo, la comida que toma la madre influye en la salud del bebé. De allí la importancia de que sepa cuidarse y alimentarse de forma sana. Sin embargo, es normal que ante determinados alimentos, como el apio, surjan ciertas dudas. ¿Sería perjudicial comer apio durante el embarazo?

El apio es un alimento que puede consumirse cocido en diversos platos y también crudo como snack. Es una especie de vegetal comúnmente muy empleada en la cocina.

¿Por qué es bueno el apio?

El apio es una planta herbácea de tallo hueco con surcos externos. Su empleo como remedio se remonta desde tiempos antiguos, tanto en las culturas China, Griega y Romana. Su sabor y olor son característicos, además posee distintas propiedades medicinales. Entre las enfermedades que combate están:

  • Gota.
  • Arritmias.
  • Colesterol.
  • Reumatismo.
  • Nerviosismo.
  • Dolor de cabeza.

Además se usa como expectorante y sedante estomacal. y para comenzar la menstruación o tratar sus malestares, reducir el flujo de leche materna, entre otras funciones.

Para uso externo se recomienda aplicarse por medio de cataplasmas. Curan las llagas, heridas (vulneraria) y sabañones. También puede emplearse como enjuague bucal y para problemas de falta de voz (afonía).

Para mejorar tu salud conoce: Apio, un buen antiinflamatorio que debes incluir en tu dieta

Las contraindicaciones y efectos secundarios del apio

Batido de apio contraproducente con el embarazo.

El consumo y uso de apio es seguro para la mayor parte de las personas. Pero, cuando se ingiere en grandes cantidades, como parte de remedios «medicinales» (zumo de apio, la infusión de apio y otras preparaciones afines) durante un corto periodo de tiempo, excluyendo otros alimentos, puede traer efectos secundarios. 

De hecho, es posible que cause reacciones como inflamación de la piel y sensibilidad al sol. No obstante, estos no son los únicos inconvenientes que el uso del apio puede tener en la salud de las personas.

¿Por qué no se debe tomar apio en el embarazo?

Tener embarazo sano

Como hemos visto, el apio (también conocido como célery) posee diversos beneficios para la salud de la mujer. Es interesante que gran cantidad de sitios en internet promueven el uso del apio en el embarazo y lactancia. Sin embargo, es importante aclarar que, dentro de la comunidad médica, el consumo de apio en el embarazo está contraindicado.

Entre las primeras razones, se ha encontrado que administrar el aceite de apio, o dosis altas de semillas, estimula al útero. Como resultado, existe el riesgo de provocar un aborto espontáneo.

En realidad, desde hace mucho tiempo se conoce que el apio tiene propiedades emenagogas. El término emenagogo se refiere a cualquier sustancia que estimula el flujo sanguíneo. Por esa razón, el apio es utilizado para fomentar la menstruación.

Sin embargo, también se les conoce con este nombre a algunas hierbas abortivas. Hay quienes las clasifican entre emenagogos naturales suaves, moderados y fuertes.

El apio está clasificado como un  alimento emenagogo moderado. Como resultado, un buen número de especialistas consideran que es preferible evitar tomar apio en el embarazo.

Lee: Consejos para superar un aborto en pareja

Sustancias emenagogas

El apio tiene propiedades abortivas.

Apiol

El apiol es una sustancia obtenida por destilación de la semilla del perejil. Sin embargo, este principio activo también se encuentra en algunas otras hierbas como el apio.

Desde hace muchos años el apiol se ha utilizado como una medicina para provocar la menstruación y abortos. En realidad, esta sustancia aumenta el tono y fuerza de la contracción del útero y causa la muerte del tejido placentario.

De acuerdo con una revisión histórica, se ha llegado a la conclusión de que el uso oral de los aceites esenciales ricos en apiol son un peligro latente en embarazadas puesto que presentan un alto riesgo de aborto.

Apigenina

Esta sustancia es un flavonoide de origen natural que se encuentra en el apio, pero también en otras frutas y verduras. De acuerdo con algunos estudios científicos, la apigenina puede tener efectos abortivos.

Y eso no es todo, los efectos continúan después del tiempo de administración. La apigenina tiene un metabolismo lento y posiblemente se acumula en el cuerpo. Por tal razón, es importante no tomar grandes cantidades de apio en el embarazo.

Miristicina

Es un principio activo que tiene propiedades alucinógenas y anticoagulantes. Al igual que los componentes activos anteriores, esta sustancia estimula los músculos del útero. Como resultado, puede crear complicaciones de riesgo e incluso el aborto espontáneo.

¿En qué otros casos se debe evitar el consumo de apio?

Apio durante el embarazo.

Si tienes alguno de estos padecimientos y consumes grandes cantidades de apio debes comentarlo con tu especialista. Esto servirá para verificar que no exista alguna interacción peligrosa y resulte dañino para tu salud. Debes tener especial atención en casos de:

  • Alergias.
  • Problemas renales.
  • Presión arterial baja.
  • Trastornos hemorrágicos.
  • Casos de cirugía en la que se utilice anestesia.

Conclusiones

El apio es una planta con múltiples beneficios y propiedades únicas que pueden resultar seguras en la mayor parte de las personas cuando se consume en comidas.

No obstante, se ha demostrado que el apio en el embarazo debe consumirse con moderación y responsabilidad. Incluso, se recomienda evitar su uso en la mayor medida posible para no exponerse a riesgos o a interacciones negativas.