No tengas miedo a estar solo: 9 consejos para aceptar los momentos de soledad

Aída Campos · 26 octubre, 2017
Aunque nos pueda dar miedo encontrarnos a solas con nosotros mismos, la soledad nos puede ayudar a crecer como personas y a conocernos mucho mejor

“La soledad es el hecho más profundo de la condición humana. El hombre es el único ser que sabe que está solo.” – Octavio Paz

No existe algo malo o bueno acerca de la soledad. Todo está en cómo se decida usar este tiempo a solas.

De hecho, pasar suficiente tiempo en soledad puede beneficiar más de lo que te imaginas, siempre y cuando decidas aprovechar estos momentos a favor de tu felicidad.

La gran mayoría de las personas, en algún momento de sus vidas, han sentido miedo de estar solas.

Sin duda, el ser humano es un ser social y las relaciones sociales son vitales para la salud mental, pero ¿qué está sucediendo para que la soledad sea atemorizante para algunas personas y placentera para otras?

Culturalmente se ha creado en muchas sociedades el miedo a la soledad, desde una perspectiva negativa y angustiante. Destaca la tendencia de relacionar la soledad con un estado de desánimo y depresión.

Aquí te compartimos algunos consejos para convertir esos momentos a solas, los cuales quizás alguna vez parecen ser angustiantes, en momentos maravillosos con uno mismo.

1. Reconoce tus miedos

A veces cuesta darse cuenta de que estar solos nos afecta negativamente porque usamos escapes para ignorar estos sentimientos.

Cada persona es diferente, así que es un trabajo identificar cuáles pueden ser estas actividades que te permiten “matar el tiempo”, pero no necesariamente te favorezcan para cumplir tus metas o para hacerte sentir una persona más plena.

Visita este artículo: Tus hijos recogen los miedos que siembras

2. Escucha tu cuerpo

soledad

Sin duda, el cuerpo transmite y registra todas las emociones que surgen a diario.

Cuando te encuentres a solas, intenta por unos minutos cerrar tus ojos, respirar y escuchar a tu cuerpo para identificar cuál es el origen del miedo cuando te encuentras en tu soledad.

3. Limpia tus pensamientos

Durante el día recibimos una gran cantidad de información de los medios de comunicación, nuestros amigos, compañeros y familiares.

Inconscientemente, todas esa gama de información repercute en nuestras mentes. Por eso es necesario pasar un tiempo a solas, para poder escuchar nuestra voz interior y así desechar las cosas que nos pueden llegar afectar.

4. Reinvéntate

chica-que-está-a-solas

 

En momentos de soledad es recurrente que el aburrimiento te haga sentir desde nostálgico hasta agobiado.

Para evitarlo, intenta realizar actividades diversas fuera de tu rutina diaria, como aprender un nuevo deporte.

Lee acerca de temáticas desconocidas, aprende un nuevo idioma o escucha un género musical distinto.

5. Escribe tus prioridades

Al escribir, ya sea en físico o digital, todas las cosas que debes y quieres realizar durante el mes y leerlas durante tu tiempo a solas, te será más fácil salir de pensamientos de intranquilidad.

De esta forma podrás escatimar entre aquellas necesidades que son una prioridad para ti y las que quizás lo son para alguien más.

Recuerda: la persona más importante en tu vida eres tu mismo.

6. Busca ayuda profesional

Hazle saber que no está sola

Cuidar de la salud mental es vital para sentirnos en armonía y tranquilidad con el mundo y con nosotros mismos en cualquier situación.

Para ello es importante conocer el origen y las causas de sensaciones como el miedo a través de personas, terapias y otras alternativas que te puedan ayudar a vivir tu vida en paz.

7. Tiempo a solas para crecer

Socializar es natural entre los seres humanos. No hay nada de malo al hacer amigos y convivir con otras personas, pero habitualmente el miedo a estar solos surge de la dependencia y el apego hacia lo demás.

Adquirir el hábito de pasar tiempo a solas proporciona un equilibrio emocional vital para ser feliz

De esta forma puedes conocer la raíz de de esa dependencia que te impide vivir la autonomía, libertad y salud mental y, poco a poco, dejarás de darle importancia a la aprobación de los demás.

De esta forma comenzarás a sentirte con más seguridad e independencia.

¿Quieres conocer más? Lee: Los 5 pasos para encontrar el equilibrio emocional

8. Desconectarse de todo para conectarse con uno mismo

Dedícate tiempo a solas

Desconectarse del exterior puede resultar altamente beneficioso para conectarte contigo mismo al escuchar con atención tus sensaciones, pensamientos y emociones.

Es saludable preguntarse y cuestionarse, en estos momentos, si te sientes contento contigo mismo. O, en todo caso, si te gustaría cambiar algo con tu vida o proponerse nuevos objetivos.

La soledad aporta al fortalecer la autonomía personal

Es una oportunidad para mimarte y cuidarte a ti mismo. Disfruta de tu tiempo a solas más frecuentemente, y date permiso para descubrir nuevas habilidades. Procura fortalecer tu confianza personal y crecer.

Puede parecer increíble, pero la libertad es uno de los logros más beneficiosos de la soledad. 

Esta te permite cuestionar, aprender, desaprender y llevar a cabo lo que realmente te hace sentirte bien.