¡No tires las cáscaras de huevo nunca más! Te contamos para qué sirven

Daniela Echeverri Castro · 30 diciembre, 2015
Si te decides a preparar el exfoliante facial es muy importante que pulverices bien las cáscaras para que no resulten agresivas sobre tu piel. ¿Quieres conocer otros usos de este ingrediente?

Seguro que no imaginas la cantidad de cosas que se pueden hacer con cáscaras de huevo. Algo interesante, teniendo en cuenta que seguro que comes uno o varios huevos durante la semana. Este alimento es muy versátil y se puede tomar en el desayuno o incluido en otras recetas para disfrutar en familia.

El huevo tiene interesantes beneficios y nutrientes que vale la pena aprovechar. Lo que muchas personas aún ignoran es que su cáscara también tiene propiedades útiles para la salud, el hogar e incluso la belleza.

Una de las principales razones por las que nadie debería tirarlas es su contenido de calcio. Como lo detalla un estudio publicado en International Journal of Food Sciences and Nutrition, se necesita solo media cáscara de huevo para cubrir las necesidades de calcio de un adulto al día. 

El calcio, como algunos quizá ya lo saben, es un mineral esencial para la salud ósea, el sistema cardiovascular, los dientes y otros órganos. Además, en menor medida, estas cáscaras también aportan otros minerales.

¿Alguna vez le has dado usos a las cáscaras de huevo? Si haces parte del grupo de personas que no saben para qué sirven, sigue leyendo y descubre cómo emplearlas a partir de ahora.

Cáscaras de huevo para cuidar la salud ósea

Cáscaras de huevo

Una investigación publicada en International journal of pharmacology research concluyó que, por su contenido de calcio y otros elementos, el polvo de cáscara de huevo tiene efectos positivos sobre el hueso y el cartílago, siendo adecuado en la prevención y el tratamiento de la osteoporosis.

En un estudio más reciente, divulgado a través de Journal of Nutritional Science and Vitaminology, las mujeres posmenopáusicas que consumieron calcio a través de cáscaras de huevo tuvieron un mayor incremento de su masa ósea en comparación con las tratadas con carbonato de calcio.

¿Cómo consumirla?

En la actualidad se puede conseguir polvo de cáscara de huevo prefabricado. Sin embargo, también puedes hacerlo en casa.

  • Simplemente, asegúrate de usar cáscaras de huevo hervidas para reducir el riesgo de intoxicación alimentaria.
  • Luego, tritúralas bien hasta obtener un polvo fino. Si deseas almacenar dicho polvo, asegúrate de dejar secar bien las cáscaras.
  • El polvo lo puedes agregar a jugos, agua y otras preparaciones.
  • Basta con consumir unos 2,5 gramos de cáscaras de huevo para obtener los requerimientos de calcio.

¿Quieres conocer más? Lee: Los 6 mejores batidos detox para limpiar tu organismo

Exfoliante casero

Mascarilla facial para pieles grasas

Por supuesto, por su textura, las cáscaras de huevo también se pueden utilizar en la preparación de un exfoliante naturalSu aplicación facilita la eliminación de células muertas para dejar la piel tersa, renovada y libre de impurezas.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de cáscaras de huevo en polvo.
  • 1 clara de huevo.

Preparación y aplicacion

  • Tritura las cáscaras de huevo hasta hacerlas polvo y mezcla con la clara de huevo.
  • Extiende el producto sobre el rostro con un pincel y déjalo actuar hasta que se seque.
  • Aclara con agua tibia y repite su uso una vez a la semana.
  • No se recomienda para personas con piel seca.

Fortalecedor de uñas

Uñas sanas

Por su contenido de calcio, este ingrediente es beneficioso para personas que tienen uñas frágiles. Su uso directo es una gran forma de aprovecharlo.

Ingredientes

  • ½ cucharadita de cáscaras de huevo en polvo.
  • 1 esmalte transparente.

Preparación y aplicación

  • Tritura las cáscaras de huevo y mezcla el polvo en un esmalte transparente.
  • Aplica una capa de esmalte tres veces a la semana, o más si lo consideras necesario.

Abono casero de cáscaras de huevo

Mujer abonando las plantas con cáscaras de huevo

Por su contenido de calcio y otros minerales como el zinc, fósforo, manganeso y hierro, son ideales para nutrir el suelo y fortalecer las plantas.

Ingredientes

  • 10 cáscaras de huevo

Preparación y aplicación

  • Muele las cáscaras de huevo hasta hacerlas harina.
  • Coloca el polvillo de cáscaras sobre la tierra de las macetas de tus plantas o en el jardín.
  • Úsalo como fertilizante una vez al mes.

No olvides leer: Cómo preparar pesticidas, abonos e insecticidas ecológicos

Blanquear la ropa

Ropa tendida

Hay quienes aseguran que este ingrediente también es útil a la hora de blanquear la ropa. Si bien no está comprobado, varios testimonios en Internet aseguran que resulta efectivo. Si deseas probarlo, pon en práctica lo siguiente.

Ingredientes

  • 3 cáscaras de huevo
  • 1 bolsita de gasa

Preparación y modo de uso

  • Parte las cáscaras de huevo en varios trozos e introdúcelas en las bolsitas de gasa.
  • Introduce la bolsita en la lavadora mientras haces el lavado de la ropa que quieres blanquear.

Como puedes ver, hay varios usos interesantes para este ingrediente que solías considerar un desecho. Ahora que ya sabes cómo utilizarlas puedes empezar a darles más utilidad en tu hogar.

  • Brun, L. R., Lupo, M., Delorenzi, D. A., Di Loreto, V. E., & Rigalli, A. (2013). Chicken eggshell as suitable calcium source at home. International Journal of Food Sciences and Nutrition64(6), 740–743. https://doi.org/10.3109/09637486.2013.787399
  • Rovenský, J., Stančíková, M., Masaryk, P., Švík, K., & Ištok, R. (2003). Eggshell calcium in the prevention and treatment of osteoporosis. International Journal of Clinical Pharmacology Research. https://doi.org/10.1016/0378-5122(92)90261-2
  • Oliveira, D. A., Benelli, P., & Amante, E. R. (2013). A literature review on adding value to solid residues: Egg shells. Journal of Cleaner Production46, 42–47. https://doi.org/10.1016/j.jclepro.2012.09.045
  • Wijaya, V. T & Teo, S. S, 2019. "Evaluation of Eggshell as Organic Fertilizer on Sweet Basil," International Journal of Sustainable Agricultural Research, Conscientia Beam, vol. 6(2), pages 79-86.