Noelia Garella, la maestra con síndrome de Down que desafía todos los prejuicios

Aunque al principio dudaban de sus capacidades por tener síndrome de Down, Noelia ha demostrado a todo el mundo que tiene madera de maestra y que es tan capaz como cualquiera

El síndrome de Down es uno de los trastornos genéticos más conocidos en todo el mundo y, por desgracia, quienes lo padecen han sido víctimas de discriminación a lo largo de la historia.

Se trata de una condición que altera las habilidades físicas y psicológicas de la persona, caracterizado por un variable retraso mental y unas cualidades peculiares que le dan un aspecto reconocible.

Dadas las limitaciones que implica, durante muchos años se pensó que los pacientes eran incapaces de realizar muchas de las actividades que hace una persona normal.

No obstante, gracias a las investigaciones y a los esfuerzos de quienes luchan por sus derechos, en la actualidad se reconoce que tienen una amplia gama de destrezas.

Y es que, aunque para algunos es difícil de creer, muchos de los que tienen esta condición especial se han encargado de demostrar por sí mismos que pueden superar obstáculos y alcanzar metas.

El caso más reciente es el de una docente argentina llamada Noelia Garella, quien, a pesar de tener que soportar los prejuicios que implica padecer la enfermedad, hoy cumple el sueño de enseñar.

La historia…

Noelia-docente1

Desde que era pequeña Noelia soñaba con convertirse en docente de niños porque le encantaba estar rodeada de críos.

Hoy, a los 31 años, está a cargo de más de 150 niños en el jardín cordobés “Capullitos”, donde le brindaron la oportunidad de ejercer su carrera desde el año 2012.

Lo especial de esta historia es que Noelia tiene síndrome de Down y tuvo que superar prejuicios y discriminaciones para alcanzar su objetivo.

No olvides leer: Día del síndrome de Down: niños valientes que merecen las mismas oportunidades

Está comprobado que quienes tienen este trastorno pueden aprender, estudiar, tener un trabajo y ser tan responsables como cualquiera.

Por eso, Noelia hoy es la primera persona con síndrome de Down que trabaja como maestra en Argentina.

Su historia está dando la vuelta al mundo y hoy es vista como un ejemplo de superación e inspiración, en especial para aquellos que limitan su vida por pequeñeces.

Noelia Garella (C), a kindergarten teacher born with Down Syndrome, plays with children at the Jeromito kindergarten in Cordoba, Argentina on September 29, 2016. When Noelia Garella was a child, a nursery school rejected her as a "monster." Now 31, she is in a class of her own. In the face of prejudice, she is the first person with Down syndrome to work as a kindergarten teacher in Argentina -- and one of few in the world. / AFP / DIEGO LIMA (Photo credit should read DIEGO LIMA/AFP/Getty Images)

Como era de esperarse, su condición le iba a poner decenas de trabas para llegar a cumplir el sueño que tenía desde niña.

Durante 5 años se preparó para ejercer la docencia y confiesa que una de las experiencias más difíciles fue cuando sufrió el rechazo de un niño.

Debido a su aspecto algunos la tachaban de “monstruo” o sentían cierto temor cuando se les acercaba.

Por otro lado, tuvo que lidiar con el constante cuestionamiento de los padres de sus estudiantes, quienes no lograban entender como una persona con “discapacidad” podía ser la líder y encargada de la educación de sus hijos.

Pese a todo lo anterior, ella perseveró y se encargó de demostrar que reunía las características necesarias para ejercer su profesión.

En el jardín de niños en que trabaja, día a día lee cuentos a los niños y los apoya en materias como música y dibujo.

La directora del lugar, Susana Zerdan, declaró queNoe es una excelente profesora y una gran compañera de trabajo.

Recalcó que su deseo de hacerlo todo bien le han permitido ganarse el cariño de los alumnos de tres salones en los que enseña.

Destacó, además, que fue “una experiencia única en el equipo” integrar a Noelia al cuerpo docente, y que “la integración y la naturalización con las que la asumen los chicos para nosotros ya es una enseñanza de vida”.

Noelia, por su parte, manifestó:

“Con los niños siempre me siento bien. Sus padres me adoran y las otras maestras y las directoras que he tenido son unas divinas”.

También confesó que está enamorada y pronto planea casarse con su pareja, Nicolás Arguello.

¿Quieres conocer más? Lee: Modelo con síndrome de Down triunfa en Nueva York

Ella ha dejado a un lado los estereotipos y prejuicios de la sociedad para demostrarle al mundo entero las sorprendentes capacidades que tienen las personas que padecen su misma condición.

Y es que, a pesar de los esfuerzos por demostrar cuán capaces son de realizarse como personas, muchos aún los siguen tachando como “bobos” o incapaces de valerse por sí mismos.

Por fortuna, cada vez hay más evidencia de sus habilidades y personas dispuestas a darles una oportunidad para integrarse en la sociedad.

 

Te puede gustar