Norfloxacino: usos y efectos secundarios

7 octubre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la farmacéutica María Vijande
Por su potente actividad bactericida, norfloxacino resulta activo frente a gérmenes que son resistentes a otros fármacos. ¿Para qué se utiliza? ¿Cuáles son sus efectos secundarios? Aquí lo detallamos.

El norfloxacino es un antibiótico que pertenece al grupo de las quinolonas. Tiene acción bactericida de amplio espectro frente a microorganismos patógenos aerobios gram-positivos y gram-negativos.

Este antibiótico inhibe la síntesis bacteriana del ácido desoxirribonucleico. Por su potente actividad bactericida, resulta activo frente a microorganismos que son resistentes a otros fármacos.

¿Para qué esta indicado el norfloxacino?

El norfloxacino pertenece al grupo farmacoterapéutico de los antisépticos y antiinfecciosos urinarios. Se emplea en el tratamiento de las infecciones del tracto urinario entre las que se encuentran:

  • Cistitis: hay inflamación aguda complicada de la vejiga urinaria.
  • Infecciones del tracto urinario crónicas recurrentes.
  • Cistopielitis: se da inflamación de la vejiga urinaria y de la pelvis renal.

Lo ideal es hacer un cultivo para analizar la sensibilidad del microorganismo que produce la infección al tratamiento.

Norfloxacino indicado para las infecciones del tracto urinario
El norfloxacino es un medicamento que se aconseja en caso de infecciones del tracto urinario.

¿Cómo tengo que tomar norfloxacino?

En primer lugar, cabe mencionar que este medicamento debe tomarse sin alimentos, es decir una hora antes o dos después de las comidas. La pauta dependerá del resultado del cultivo y de la gravedad del cuadro.

Para adultos con infección del tracto urinario, se pauta 1 comprimido cada 12 horas, de 7 a 10 días. Sin embargo, si se trata de una cistitis aguda no complicada, se reduce la duración del tratamiento, de 3 a 7 días.

En los casos de infecciones crónicas recurrentes, se prolonga hasta 12 semanas. No obstante, si se consigue un buen resultado a las 4 semanas, se puede reducir la dosis a una vez al día.

Descubre: ¿Por qué da cistitis después de tener relaciones sexuales?

Reacciones adversas del norfloxacino

Las reacciones adversas más comunes son reacciones gastrointestinales, psíquicas y reacciones de la piel. Sin embargo, pueden aparecer náuseas, dolor de cabeza, mareos, ardor de estómago, dolor y diarrea.

No obstante, pueden aparecer otros efectos adversos menos frecuentes pero que pueden llegar a ser graves, duraderos y en algunos casos irreversibles. Pueden afectar al organismo a diferentes niveles y sistemas, dando lugar a diferentes tipos de trastornos y reacciones.

Reacciones de hipersensibilidad  y trastornos gastrointestinales

Dentro de ellas se incluyen:

  • Anafilaxia.
  • Angioedema.
  • Disnea.
  • Vasculitis.
  • Urticaria.
  • Artritis.
  • Mialgia y artralgia.

Por otra parte, entre los trastornos gastrointestinales, se incluyen la colitis pseudomembranosa, raramente pancreatitis, hepatitis e ictericia.

Norfloxacino: efectos secundarios
El norfloxacino puede causar efectos secundarios como malestar estomacal, dolor de cabeza y diarrea. Sin embargo, en algunos casos conlleva a otras reacciones de mayor cuidado.

Piel y del tejido subcutáneo

Han aparecido casos de reacciones de fotosensibilidad en pacientes tratados con norfloxacino que se han expuesto de forma prolongada al sol.

Si aparecen estos síntomas debes suspender el tratamiento. Ademas durante el mismo, evita la exposición directa al sol para evitar los posibles riesgos de fotosensibildad. También pueden aparecer otras reacciones como:

  • Dermatitis exfoliativa.
  • Eritema multiforme.
  • Vasculitis.
  • Necrólisis epidermica tóxica.
  • El síndrome de Steven-johnson.

También te puede interesar: ¿Qué son los medicamentos fotosensibles?

Musculoesqueléticos y del tejido conjuntivo

Se pueden producir tendinitis y rotura de tendones, especialmente el tendón de aquiles. La rotura puede producirse de forma bilateral.

Dentro de las primeras 48 horas desde el inicio del tratamiento con quinolonas y fluoroquinolonas, se han dado casos de este tipo de trastorno. Incluso se han notificado algunos hasta varios meses después de suspender el tratamiento.

El riesgo de tendinitis y rotura de tendones puede ser mayor en los pacientes con:

  • Edad avanzada.
  • Pacientes que han recibido trasplantes de órganos sólidos.
  • Insuficiencia renal.
  • Pacientes tratados simultáneamente con corticosteroides.

Ante el primer signo de tendinitis como dolor o inflamación, se debe interrumpir el tratamiento con norfloxacino y considerar un tratamiento alternativo.  Por otro lado, hay que cuidar de la extremidad afectada de la forma adecuada para la correcta recuperación.

Tendinitis
Ante la primera señal de tendinitis, es fundamental suspender el consumo de norfloxacino.

Neuropatía periférica

Se han notificado casos de polineuropatía sensitiva o sensitivo-motora. Esta afección puede dar lugar a parestesia, hipoestesia, disestesia o debilidad.

Los pacientes en tratamiento con norfloxacino deben informar la médico si aparecen síntomas de neuropatía. Entre estos síntomas se incluyen hormigueo, quemazón, dolor, entumecimiento o debilidad. De esta forma, es posible prevenir el desarrollo de afecciones potencialmente irreversibles.

Corazón

En algunas ocasiones, fármacos del grupo de las quinolonas se han relacionado con la prolongación del intervalo QT en los electrocardiogramas. Sin embargo, de forma más aislada, se han asociado con casos de arritmias.

Por este motivo, hay que tener precaución en pacientes que presenten hipopotasemia, bradicardia significativa. De igual forma, hay que tener precaución con los pacientes que estén  en tratamiento con antiarrítmicos de clase Ia o III.

Conclusión

Según la AEMPS (Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios), las quinolonas o fluoroquinolonas se deben utilizar para el tratamiento de infecciones leves o moderadamente graves de forma excepcional. Es decir, cuando otros antibióticos no resulten eficaces o el paciente no los tolere.

Consulta con el médico o farmacéutico cualquier duda que tengas al respecto sobre el tratamiento con este medicamento. De esta forma, evitarás el desarrollo de complicaciones.

  • Cué Brugueras, M., Morejón García, M., & Salup Díaz, R. (2005). Actualidad de las quinolonas. Revista Cubana de Farmacia.
  • Rocha, L. C. de A. (1988). Norfloxacino em infecçöes urinárias recidivantes TT  - Norfloxacin in recidivant urinary infections. Rev Bras Med.
  • Ye, Z., Wang, L., & Wen, J. (2015). A simple and sensitive method for determination of Norfloxacin in pharmaceutical preparations. Brazilian Journal of Pharmaceutical Sciences. https://doi.org/10.1590/S1984-82502015000200020