Relación entre el estrés, la depresión y el cáncer

No podemos olvidar que la depresión y el estrés pueden llevar a estados psicológicos en los que se abusa de sustancias nocivas, como el alcohol, el tabaco u otros que ponen en grave peligro nuestra salud.

Los últimos estudios realizados apuntan en la línea de que las personas que sufren una depresión durante mucho tiempo tienen más posibilidades de morir por cáncer. Algo similar ocurre con el estrés crónico.

¿Existe algún vínculo entre la depresión y el cáncer?

En su concepto, la depresión es el resultado de interacciones de distinta complejidad, entre factores sociales, psicológicos y biológicos. Esta patología puede surgir como consecuencia alteraciones en diferentes niveles de la vida.

La repetición de numerosos estadios de depresión tiene el riesgo de inducir a la aparición de otros agravantes para la salud. Uno de ellos podría ser el cáncer.

¿Quieres conocer más? Lee: Cómo usar el incienso contra la ansiedad y la depresión

Pruebas sobre la relación entre la depresión y el cáncer

Diversos estudios han relacionado a la depresión con una mayor probabilidad de desarrollar diferentes tipos de cáncer. En el mencionado al principio del artículo, llevado a cabo en Reino Unido, el análisis del historial clínico de más de 160.000 adultos ha conducido a las siguientes conclusiones:

  • Son muchos los que padecían con frecuencia problemas psicológicos.
  • Tenían una mayor propensión a morir de cáncer de páncreas, próstata o colon.

No está demostrado en absoluto que el vínculo sea de causa-efecto. Los investigadores han querido dejar claro que se trata de un estudio con conclusiones meramente estadísticas.

Otras investigaciones sobre la depresión

Estos últimos estudios se unen a un buen número de indicios que ya iban en esa dirección. Las interacciones entre la salud física y la mental ya han sido probadas muchas veces. Hay evidencias claras de la existencia de una relación entre los síntomas de la depresión y los trastornos ansiosos y la aparición de enfermedades cardiovasculares.

Un estudio concluyente

Desequilibrios hormonales

La explicación a esta relación entre los tumores y la depresión es que el desequilibrio hormonal que implica la depresión conduce a una producción más elevada de cortisol. Además, se inhiben los mecanismos naturales de reparación del ADN, lo que debilita las defensas frente al cáncer.

Otro factor importante es que las personas con trastornos depresivos frecuentes son más propensas al consumo de alcohol, el tabaco y la obesidad. Se trata, como sabemos, de tres factores de riesgo claros para el cáncer.

El estrés psicológico y la depresión

Sufrimos estrés psicológico cuando nos alteramos ante presiones mentales, físicas o emocionales. No es malo tener grados de estrés psicológico de forma ocasional. No obstante, padecerlo en alto grado, durante mucho tiempo o de forma repetitiva, puede tener graves consecuencias para la salud mental o la física.

Cuando estos episodios de estrés se producen, el cuerpo reacciona a las presiones liberando cortisol. Esta hormona favorece el aumento de la presión arterial, acelera el ritmo cardíaco y aumenta la concentración de azúcar en la sangre.

Aunque estos cambios hacen posible que tengamos una mayor energía para afrontar dicho estrés, la realidad es que también conlleva riesgos para la salud.

Enfermedades derivadas del estrés

Se ha demostrado que el estrés crónico puede originar problemas urinarios, digestivos, de fecundidad y alterar el sistema inmunitario. Asimismo, quienes tienen estrés crónico son más propensos y vulnerables a desarrollar enfermedades comunes.

Es el caso de la gripe, el resfriado común, dolores de cabeza, problemas para dormir, así como las que nos ocupan en este artículo, la ansiedad y la depresión.

Visita este artículo: Combate el estrés con estos 5 remedios naturales

El manejo del estrés y la detección del cáncer

Las personas que ya tienen detectado algún tumor tienen que aprender a controlar el estrés psicológico, así como la depresión.

El manejo del estrés

Es importante tener apoyo emocional y social. Este ayudará a disminuir la ansiedad, los efectos de la depresión y todos los síntomas relacionados con enfermedades que pueden contraerse fruto de un sistema inmune deprimido.

Formas de combatir la depresión y el estrés

Entre las distintas formas que tenemos para combatir el estrés y los estados depresivos, existen algunas técnicas mentales que son muy eficaces. Es el caso del yoga, la meditación o las técnicas diversas de relajación, así como las terapias de conservación.

Para concluir, la práctica de deporte o ejercicio combinada con una alimentación saludable y dormir las horas suficientes son hábitos muy efectivos contra el estrés.