Cómo nos afecta el estrés laboral

El estrés laboral puede llegar a afectarnos tanto en el plano psicológico como en el físico, por lo que debemos aprender a poner límites y saber separar el mundo laboral del personal

Ya sabemos que el estrés en exceso es perjudicial para nuestra salud y que se ha convertido en uno de los males del siglo XXI.

Si bien, en la mayoría de los casos, las personas estresadas saben que este trastorno está causado por problemas en la oficina, no conocen muy bien cómo les afecta el estrés laboral.

En este artículo te lo contamos.

¿Qué saber sobre el estrés laboral?

Qué saber sobre el estrés laboral

Este tipo de estrés está relacionado con la vida en la ciudad o en la sociedad industrializada.

La presión laboral es cada vez mayor y eso causa una saturación tanto física como mental en el trabajador. Los efectos para la salud pueden ser nefastos y por ello debemos prestarle atención.

El estrés laboral suele aparecer cuando nuestras obligaciones superan la capacidad de respuesta o de acción. Es decir, tener más trabajo del que podemos hacer en un día o estar bajo mucha presión por parte de los jefes y compañeros.

Visita este artículo: Datos que no conocías sobre el estrés

Tener empleados estresados no es bueno para nadie. Ni para el asalariado ni para las empresas.

Desde el punto de vista de la compañía, es preciso saber que causa una reducción en la productividad (y todo lo que ello significa) y en la satisfacción del personal y una mayor tasa de ausencias de los trabajadores.

En muchos casos incluso provoca la renuncia del empleado y la necesidad de contratar y enseñar a nuevas personas periódicamente.

El elevado nivel de responsabilidad, un escritorio repleto de carpetas con la palabra “pendiente”, una agenda llena de reuniones y presentaciones, muchas tareas depositadas en una única persona o la atención al público pueden ser las principales causas de estrés laboral.

Las peleas o discusiones entre compañeros, los errores operacionales, la mala planificación o el retraso en las entregas son consecuencias directas de estar bajo mucha presión y sentirse estresado en el trabajo.

¿Cómo puede afectarnos el estrés laboral?

Cómo puede afectarnos el estrés laboral

Según indica la Organización Internacional del Trabajo el estrés laboral es: “una enfermedad peligrosa para las economías en vías de desarrollo e industrializadas porque afecta la salud física y mental de los empleados”.

Este tipo de estrés entonces se traduce en reacciones físicas y mentales. Hay cambios en las emociones, en la conducta, en el rendimiento y en la salud. Provoca agotamiento físico, sensación de impotencia o frustración, falta de atención y de metas.

En algunos puestos específicos como, por ejemplo, la atención al público, el estrés laboral trae como consecuencia lo que se conoce con el nombre de “síndrome burnout” o “trastorno del trabajador quemado”.

El cerebro parece no reaccionar ni realizar las tareas encomendadas.

estres

Las largas jornadas laborales, a diferencia de lo que se cree, no son productivas, sino todo lo contrario. Causan mayor estrés y menor motivación.

Por ello muchas empresas están implementando días de hasta 6 horas en la oficina donde se deben cumplir ciertas tareas u objetivos.

No se trata de obligar a los empleados a hacer más cosas en menos tiempo, sino volverlos más eficaces y ofrecerles más tiempo libre para sus actividades personales.

Los síntomas principales del estrés laboral son:

  • Pocas ideas claras
  • Mal humor
  • Dificultad para tomar decisiones
  • Cansancio y falta de concentración
  • Enfermedades frecuentes
  • Trastorno en los hábitos alimenticios

Podríamos decir que estas son las principales señales que nos indican que estamos bajo mucha presión y precisamos hacer un cambio urgente en nuestra vida y, sobre todo, en la forma en que trabajamos.

¿Cómo saber si sufro estrés laboral?

Cómo saber si sufro estrés laboral

Muchas veces nos sentimos abrumados por las tareas y las obligaciones, nos cuesta levantarnos de la cama para ir al trabajo o pensamos que nuestro cerebro no responde.

Si bien pueden ser señales de estrés laboral también puede deberse a una situación en particular.

Existe un test muy interesante para determinar si en verdad sufrimos de estrés por culpa del trabajo.

Se basa en un cuestionario muy simple donde debemos responder según la frecuencia con que experimentamos “los síntomas”.

  • Nunca: 1 punto
  • Casi nunca: 2 puntos
  • Pocas veces: 3 puntos
  • Algunas veces: 4 puntos
  • Con relativa frecuencia: 5 puntos
  • Con mucha frecuencia: 6 puntos

Siendo completamente sincero contigo mismo, responde las siguientes situaciones con un número del 1 al 6, de acuerdo las indicaciones anteriores. Para finalizar, suma los puntos:

  • Problemas para conciliar el sueño
  • Dolor de cabeza o jaqueca
  • Indigestión o dolores gastrointestinales
  • Sensación de agotamiento o cansancio extremos
  • Tendencia a comer o beber más
  • Reducción del interés sexual
  • Sensación de ahogo o respiración entrecortada
  • Disminución del hambre
  • Temblores o espasmos musculares
  • Sensaciones dolorosas (como pinchazos) en diferentes partes del cuerpo
  • Ganas de no levantarse por la mañana
  • Sudoración o palpitaciones

El resultado mínimo que podemos conseguir es 12 e indica que no hay síntomas de estrés laboral.

El máximo es 72, que significa estar en un estado de estrés peligroso.

El intermedio es 42 puntos. Si estás cerca de ese puntaje quizás se deba a que últimamente te sientes estresado o que en la actualidad tus tareas no te sobrepasan.

Puedes repetirlo en diferentes momentos del año para ver los cambios.

No olvides leer: Sudoración nocturna: 5 causas que deberíamos tener en cuenta

La segunda parte del test sirve para conocer la experiencia y los sentimientos que nos produce nuestro puesto. Es también muy breve y le ofrece una puntuación diferente a cada sensación:

  • Muy insatisfecho: 1 punto
  • Insatisfecho: 2 puntos
  • Moderadamente insatisfecho: 3 puntos
  • Ni satisfecho ni insatisfecho: 4 puntos
  • Moderadamente satisfecho: 5 puntos
  • Satisfecho: 6 puntos
  • Muy satisfecho: 7 puntos

Las situaciones que debemos analizar de nuestro trabajo son las siguientes:

  • Condiciones físicas
  • Libertad para elegir métodos
  • Compañeros
  • Reconocimientos por los logros
  • Jefe o superior inmediato
  • Responsabilidades
  • Salario
  • Utilización de capacidades y habilidades
  • Posibilidades para promocionar
  • Modo de gestión empresarial
  • Atención a los empleados
  • Horario laboral
  • Variedad de tareas
  • Estabilidad

El valor máximo que se puede conseguir es de 105 puntos e indica una gran satisfacción por el empleo. El mínimo es de 14 y por supuesto se debe a que no nos encontramos a gusto. El término medio es de 60 puntos.

 

Categorías: Buenos hábitos Etiquetas:
Te puede gustar