¿Nos atraen más los hombres con pelos?

26 julio, 2018
Las modas cambian y los hombres no quedan fuera de ella. ¿Qué prefieren las mujeres? ¿Hombres con pelos o depilación masculina?

Los hombres con pelos eran, en la época de las abuelas, sinónimo de machos fuertes y contenedores. Sin embargo, al pasar los años la moda cambió y muchos de ellos comenzaron a depilarse.

Por comodidad o por estética eligieron mostrar sus pechos lampiños en cada playa o gimnasio. En cuanto a lo que las mujeres piensan de ellos, se encuentran varias diferencias.

¿Para ellas son más atractivos los hombres con pelos?

Técnica de teabagging.

En realidad, existen chicas con gustos diferentes para que todos resulten atractivos, tal como son. La idea es que nadie tenga que cambiar solo para satisfacer a otras personas. Así, que los más peludos y los más pelados, pueden estar tranquilos.

Es necesario decir, que en la actualidad, la mayoría de las féminas han vuelto a mirar más a los hombres con pelos. Les resultan más varoniles, maduros y seguros para tener una relación de pareja. Un hombre con pelo en el pecho, moderado, es el compañero masculino que eligen.

En este amor por los hombres con pelos, hay que destacar que no se incluye al vello en la espalda. Ellas coinciden en que prefieren acariciar una zona trasera lisa. En esos casos, es aconsejable una depilación para evitar parecer un mono.

Cuidados especiales para gustar más

Recortar y mantener el vello de algunas zonas del cuerpo, como axilas o pubis, es agradecido por un grupo de chicas. No esperan que se rasure ni depile, pero que le de forma y prolijidad es considerado de buen gusto.

Para ellas, el gesto de la pareja de cuidar su aspecto sin llegar al extremo de tener la piel de una mujer, es más agradable. Incluso, es más sencillo higienizar y evitar ciertos olores que, no a todas les gusta sentir.

Se trata de un término medio para los caballeros para sentirse cómodos y conformar a sus parejas. Ni un oso, ni un niño. Pero claro, siempre tiene que poner primero sus propios gustos sobre lo que desea ver en el espejo.

¿Por qué totalmente lampiños?

Generalmente, las que los prefieren sin nada de vello corporal son aquellas fanáticas de la depilación para todos. Una cuestión de preferencias estéticas tan válida como las demás. Aunque, hay que tener presente que el pelo en el cuerpo es una diferenciación de los sexos.

Lo cierto, que estar totalmente lampiños suele ser recomendado para la práctica de algunos deportes. Por un lado, frente a lesiones, es más sencillo realizar las sanaciones sin pelo. Por otro, el cuerpo es más aerodinámico y quizá un segundo marque la diferencia en una competición.

Descubre: 6 formas de aceptar esos “defectos” de nuestro cuerpo que no nos gustan

¿Y los hombres con pelos en la cara?

Hombre nadando.

Un muchacho con barba suele ser visto como una persona intelectual o más inteligente. Les otorga un halo de misterio y sensualidad por el cual muchas mujeres caen en sus brazos. Asimismo, según la ropa que vistan representan a los más rebeldes o a los más conservadores. Se adapta a cualquier momento.

Su presencia es más impactante que el resto, tanto hombres como mujeres, le otorgan otro tipo de respeto. Consiguen las miradas de todos y cautivan sin hacer mucho más, con su sola imagen.

Está claro que la mayoría son solo creencias arraigadas desde antes, pero siguen teniendo los mismos resultados. Simplemente están y son vistos como seres que se destacan en cualquier grupo.

La edad es un plus: Canas: estética y madurez

Conclusión

Los hombres con pelos son desde los orígenes una muestra de masculinidad y fortaleza que los distingue como género. Como en todas las modas, con la evolución y los cambios, algunos se sumaron a la depilación.

Las mujeres por su lado tienen divididas las ideas. Hay quienes se ven atraídas por los chicos con todo lo que la naturaleza y la genética les dio. Otras, se inclinan por mirar cada músculo o zona masculina sin ningún vello que interfiera la visión.

Pero, lo más importante es que cualquier persona tenga la imagen que desee, sin condicionamientos sociales o culturales. Que ninguno se sienta obligado a cambiar su estilo solo para gustar a los demás. Claro es que esto se logra con una autoestima elevada y seguridad en sí mismo.

Te puede gustar