Novalgina, ¿para qué sirve?

3 octubre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la farmacéutica María Vijande
La Novalgina se emplea en el tratamiento del dolor agudo moderado o intenso post-operatorio o post-traumático, de tipo cólico o de origen tumoral.

La Novalgina es un medicamento compuesto por metamizol o dipirona. Pertenece al grupo de las pirazolonas y tiene acción analgésica y antipirética. 

No obstante, la Novalgina también tiene propiedades antiinflamatorias y espasmolíticas, aunque de menor potencia. Veamos, a continuación, una serie de características de este medicamento.

¿Cómo actúa Novalgina?novalgina

Al igual que otros medicamentos del grupo, la dipirona o metamizol actúa inhibiendo la acción de la ciclooxigenasa. Por tanto, inhibe la síntesis de prostaglandinas, acción a la que se deben sus propiedades analgésicas y antipiréticas.

Sin embargo, a pesar de esto y a pesar de que sus metabolitos también son activos y bloquean la síntesis de prostaglandinas, su actividad antiinflamatoria no es importante.

Por otro lado, el metamizol relaja y reduce la actividad del músculo liso gastrointestinal y uterino. La dipirona o metamizol se puede emplear por vía oral, intramuscular o intravenosa.

La Novalgina se metaboliza rápidamente en el hígado, donde se transforma en metabolitos activos que se eliminan por la orina.

¿Para qué se emplea?

Este medicamento se emplea en el tratamiento del dolor agudo moderado o intenso post-operatorio o post-traumático, de tipo cólico o de origen tumoral. También está indicado en los casos de fiebre alta que no responda a otras medidas u a otros medicamentos antipiréticos.

También te puede interesar: Identificación y tratamiento del dolor

Dosis y contraindicaciones

medicamentos

La dosis que se emplea depende del efecto analgésico buscado y de la situación del paciente. En general, para adultos, la dosis de administración oral habitual es entre 8 y 16 mg/kg de peso corporal.

La administración parenteral está asociada con mayor riesgo de reacciones anafilácticas. Para el tratamiento de fiebre en niños, habitualmente es suficiente la dosis de 10 mg/kg de peso corporal.

Los efectos analgésico y antipirético se presentan al cabo de los 30 y 60 minutos después de la administración. La dosis parenteral de más de 1 g de dipirona debe ser analizada cuidadosamente por riesgo de hipotensión.

Otra recomendación a tener en cuenta es que, para los pacientes diabéticos, conviene usar comprimidos o gotas en lugar de jarabe. Además, se deben evitar altas dosis de metamizol en pacientes con insuficiencias renal o hepática.

Por otra parte, en cuanto a las contraindicaciones, la Novalgina no se debe emplear en las siguientes situaciones:

  • Hipersensibilidad a las pirazolonas.
  • Insuficiencia renal o hepática tanto aguda como crónica.
  • Discrasias sanguíneas.
  • Úlcera duodenal activa.
  • Insuficiencia cardiaca.
  • Durante el embarazo y la lactancia.

Además, se aconseja la valoración hematológica antes del tratamiento y periódicamente durante el mismo.

Reacciones adversas

La dipirona o metamizol es un analgésico que, por sus efectos tóxicos, en especial por su relación con la agranulocitosis, se ha retirado del mercado en muchos países. Existe información disponible que indica que su uso da lugar a reacciones graves de hipersensibilidad. Entre ellas, destacan:

  • Agranulocitosis: aunque es de baja frecuencia, se trata de una reacción grave y, en ocasiones, irreversible. Sin embargo, a pesar de que se desconoce su origen, se considera una reacción de tipo inmunológico.
  • Shock: se trata de otra reacción esencial de hipersensibilidad. Se pone de manifiesto con prurito, sudor frío, obnubilación, náuseas, disnea y decoloración de la piel.

La agranulocitosis y el shock ponen en peligro la vida del paciente y requieren la suspensión del tratamiento. En estos casos, debes recibir atención médica inmediata.

Además, pueden aparecer reacciones de hipersensibilidad cutánea, especialmente en las mucosas oculares y en la región nasofaríngea. Otras reacciones que puede producir la administración de metamizol son leucopenia, trombocitopenia y anemia hemolítica.

Recomendaciones de la AEMPS a los profesionales sanitarios

efectos adversos de novalgina

La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios ha revisado la situación del metamizol en España con motivo de la notificación de los casos de agranulocitosis. Por este motivo, insiste en recordar que estos fármacos son medicamentos de prescripción. Ademas, hace las siguientes recomendaciones a los profesionales sanitarios:

  • Utilizar metamizol solo para tratamientos de corta duración, 7 días como máximo.
  • Recomienda su empleo solo en los casos que se ajusten a sus indicaciones autorizadas y a las dosis mínimas eficaces.

No obstante, si es necesario un tratamiento más prolongado, se deben realizar controles hematológicos periódicos, incluyendo fórmula leucocitaria. En pacientes en los que no sea posible realizar controles, no se debe utilizar metamizol.

Descubre: Entendiendo un análisis de sangre, te explicamos todos los parámetros

Conclusión

Es recomendable que, antes de prescribir metamizol, se realice una historia medica detallada. De esta forma, se puede evitar su uso en pacientes con antecedentes de reacciones de hipersensibilidad o hematológicas a este medicamento.

  • Güttler, K. (2015). Metamizol. Schmerz. https://doi.org/10.1007/s00482-015-1520-0

  • Escobar, W., Ramirez, K., Avila, C., Limongi, R., Vanegas, H., & Vazquez, E. (2012). Metamizol, a non-opioid analgesic, acts via endocannabinoids in the PAG-RVM axis during inflammation in rats. European Journal of Pain. https://doi.org/10.1002/j.1532-2149.2011.00057.x

  • Grossman, R., Ram, Z., Perel, A., Yusim, Y., Zaslansky, R., & Berkenstadt, H. (2007). Control of postopertive pain after awake craniotomy with local intradermal analgesia and metamizol. Israel Medical Association Journal.