Por qué mi novio no quiere casarse conmigo

Todas soñamos con el día de nuestra boda, pero ¿qué sucede cuando nuestra pareja no está dispuesta a casarse? A veces, las señales son evidentes y no podemos engañarnos. En este artículo te brindamos la información que necesitas para orientarte.

Enamorarse es una de las emociones más hermosas por la que pasan las personas. Especialmente si tu pareja quiere casarse contigo llegado el momento de dar el sí quiero.

Una boda es el sueño de prácticamente toda mujer, pero… ¿qué pasa si él no quiere casarse?

El hecho de que tú desees establecer una vida matrimonial no equivale a que tu pareja quiera lo mismo.

Esto puede llegar a representar un gran problema para ambos, por eso en este artículo te brindamos una orientación.

Cómo sé si mi novio no quiere casarse

Ser amables para elegir pareja quiere casarse

En primer lugar, es importante que sepas que si no quiere casarse no significa que no te ame.

Se dice que los hombres tienen mayor resistencia al compromiso que las mujeres, pero, sin duda, es una situación que originará mucha confusión.

Algunos de los indicios de esta decisión podrían ser:

  • Estrés: Vive ocupado en su trabajo, solo piensa en la oficina, en que si llegará a tiempo al gimnasio, incluso, vive más pendiente de su familia.
  • Evita el tema: Siempre que intentas introducir el tópico en la conversación te esquiva, comienza a hablar de otra cosa.
  • No hace planes a futuro: Si nunca habla de su vida en pareja, no comenta sobre adquirir una vivienda, tener hijos…
  • No toma una decisión: No termina de asumir una posición al respecto ni decide nada, queda como “en espera”.
  • Evita hablar como pareja: Sabes que tu novio no quiere casarse porque nunca usa el “nosotros” en las conversaciones.
  • Inmadurez: Es probable que diga que no se siente listo mentalmente para dar el paso.

Lee también: ¿Por qué tengo miedo al compromiso?

Otros factores

pareja-celosa-criticando

Aunque lo primero que pensemos es que él no esté tomando la relación en serio, pueden existir muchos otros elementos que interfieran en una decisión tan importante como comenzar una familia.

  • Tiempo: Siempre dirá que aún no es el momento, que esos pasos se piensan bien o que le faltan muchas experiencias por vivir.
  • Evita a tu familia y a tus amigos: Siempre busca una excusa para esquivar a tu familia y para no compartir reuniones especiales.
  • Temor al compromiso: Puede existir un miedo inconsciente sobre la pérdida de la libertad.
  • Metas que alcanzar: En sus planes no está casarse y tener una familia, en este caso, tienes un panorama bastante difícil; sin embargo, te reiteramos que la comunicación les alumbrará el camino a seguir.
  • Dinero: La falta de recursos añade en el hombre una preocupación y lo “acorrala” a planificar una y otra vez.
  • El pasado: Un divorcio es un proceso traumático para cualquier persona.
  • Inseguridad: Puede que tu hombre no esté tan seguro de la relación como crees o que le falta tiempo.
  • Testosterona: Esta hormona hace que los hombres sean agresivos y “más sexuales”, por lo que comprometerse con una mujer le haría perder oportunidad de estar con otras.

Qué debo hacer

Amar a alguien que ya tiene pareja

Guarda la cordura. No discutas.

Aprende a ser paciente ante la difícil situación de descubrir por qué tu pareja le teme al compromiso matrimonial.

Sigue estos consejos:

  • Habla del tema, hazle saber lo que quieres, cuáles son tus planes y tus expectativas respecto al matrimonio.
  • No lo agobies ni lo obligues a casarse. Esa es una de las decisiones más importantes y no puede tomarse a la ligera ni bajo presión.
  • Explícale que casarse no arruina la relación, sino que consagra el amor de la pareja.
  • Enfrenten los miedos que puedan presentarse y, para ello, es determinante saber cuáles son, mencionarlos.
  • Dale pistas sobre lo que quieres, pero coméntale sutilmente.

Visita este artículo: 6 discusiones que toda pareja feliz tiene

Su opinión

Garantías en la relación de pareja

Es importante seguir siendo el apoyo de tu chico, aún cuando existan diferencias. Su opinión cuenta y es por eso que debes procurar escucharla.

  • Asegúrate de saber qué piensa él del matrimonio, de la vida en pareja, si ha considerado casarse.
  • Plantéale los beneficios del matrimonio.
  • Analiza si el tema de la boda es tan importante como para ser motivo de discusión o, incluso, de ruptura.
  • Háblale de otras parejas y de su experiencia.

Si lo consideras, busca ayuda profesional que los oriente para resolver por qué tu novio no quiere casarse, en cualquier caso, serás tú la que decida si continúas e insistes o te adaptas a otra opción de vida.